Puente Paraná-Santa Fe
Viernes 02 de Junio de 2017

Ya está definida la traza del puente Paraná-Santa Fe

La nueva conexión utilizará parte de la ruta 168 y desde allí saldrá un desvío, luego del cruce del Colastiné, hacia el sur de la vecina ciudad

Al límite con los tiempos, si se trata de cumplir con lo propuesto por el gobierno nacional de realizar el llamado a licitación en setiembre, se aguarda la conclusión del proyecto ejecutivo del puente Paraná-Santa Fe, que lleva adelante la consultora ATEC.

Una de las demoras en este proceso iniciado hace más de dos años, tiene que ver con la traza que tendrá la megaobra de infraestructura en territorio santafesino. Las alternativas propuestas por la consultora allá por 2015 fueron modificadas, y en función del pedido de Santa Fe se trabajó en una variante que según confirmó ayer el secretario general de la Municipalidad, Carlos Pereira, ya está definida.

"La traza ya está definida, y ahora solo falta el trabajo técnico para que quede establecido en el proyecto ejecutivo, para su licitación", afirmó en diálogo con UNO.

Traza.jpg

Pese a expresiones públicas acerca de distintas variantes aún en estudio sobre la traza –una por el norte de la ciudad, y otra por el sur–, el funcionario despejó dudas y aseveró: "El criterio por dónde atravesará la nueva vía de comunicación es la que nosotros habíamos impulsado".

Con la traza en el territorio entrerriano resuelta ya el año pasado –el puente aguas arriba del túnel subfluvial, en la zona de Toma Vieja, junto con obras complementarias de una nueva Circunvalación Pereira explicó que la continuidad del nuevo enlace sobre territorio santafesino es el empalme y uso de la ruta nacional 168 hasta el tramo entre el cruce del río Colastiné y la ruta provincial Nº 1 (Rincón), desde donde saldría un desvío en dirección este-oeste, hacia la zona sur de la ciudad.


Por un lado, esa ubicación resolvería, por un lado, el problema de accesibilidad del proyecto del Nuevo Puerto de Santa Fe, al pasar el enlace vial por esa isla.

"Esa traza prevé dos puentes levadizos, uno sobre el canal de acceso del río, y otro por el riacho cercano a la conexión con el río Salado", apuntó. Esos puentes basculantes o móviles están siendo proyectados en el marco del proyecto en elaboración de la consultora.

Traza.jpg

En tanto, otra situación propuesta a instancias del gobierno municipal de Santa Fe es empalmar y utilizar parte de la ruta 168. "La idea es bajar costos, utilizando esa infraestructura existente, relativamente nueva, ya que la autopista fue terminada hace pocos años. El concepto es que si de acá a unos años esa vía resulta insuficiente, es más fácil sumarle un carril a la 168, que construir un nuevo viaducto", remarcó. En los fundamentos de esa postura, añadió que Santa Fe apunta a evitar seguir "terraplenando" el cauce del río: "Eso no solo trae problemas hídricos después, sino que además genera una tensión para la ocupación de esos terrenos que se elevan, con población que se asienta para vivir. Ese fue uno de nuestros principales reclamos; distinto es que sobre una traza ya existente se sume en el futuro un carril más, que hacer todos terraplenes nuevos".

En cuanto al empalme de la 168, luego de cruzar el puente, planteó que es una cuestión que está definiendo la consultora ATEC en función de aspectos hídricos y de morfología de suelo. Así, podrá ser a un kilómetro, a dos o tres del acceso al Túnel.

La falta aún de conclusión del proyecto ejecutivo de obra despierta incertidumbre acerca del cumplimiento de plazos, conforme a la promesa del gobierno nacional de realizar el llamado a licitación dentro de tres meses.

"La consultora comprometió los esfuerzos para llegar. Fue una consultora contratada hace más de dos años, y tiene un contrato en monto muy interesante, alto y suficiente (alrededor de 90 millones de pesos). No depende de nosotros, que hoy por hoy estamos atados a los requerimientos de la parte técnica que está haciendo su trabajo, y en la medida que nos convoquen, estamos a disposición. A esta altura simplemente estamos esperando que la consultora termine su trabajo", planteó Pereira.


***
Una obra en cuatro años

Ante las preguntas formuladas por la diputada nacional Cristina Cremer (Unión Por Entre Ríos), durante la presentación del segundo informe de gestión de gobierno, el jefe de ministros Marcos Peña sostuvo el martes en el Congreso que la construcción de un puente entre Santa Fe y Paraná estará emplazado 1.400 metros aguas arriba de la ubicación del Túnel, y tendrá una longitud de seis kilómetros. Dijo que la obra se licitará en julio, su inicio en enero de 2018 y su fin, en enero de 2022. Tendrá un presupuesto de 9.680 millones y generará 700 puestos de trabajo. Los enlaces viales hacia el puente en ambas ciudades evitarán la superposición del tránsito pesado con el liviano, como por ejemplo en la ciudad de Santa Fe. "La construcción de un nuevo puente dejará al túnel subfluvial como principal enlace entre ambas ciudades para el tránsito metropolitano", enumeró.


***
Autopista sin retornos


En un mes, dos accidentes de tránsito sobre la ruta nacional 168 –en sentido de circulación de ingreso a Santa Fe–, provocaron kilómetros de colas de automóviles y esperas de varias horas. La primera se produjo el 29 de abril por el vuelco de un camión que transportaba tractores desde Uruguay con destino a Chile. Mientras que el sábado, se volvió a repetir la situación por un accidente entre el cruce con ruta provincial 1 y la bajada Distéfano.


Ambas situaciones no solo muestran el colapso de esa única vía de comunicación de Paraná con el resto del país, sino la falta de retornos que posee la autopista de la ruta nacional 168.


Comentarios