Clima
Miércoles 26 de Abril de 2017

Vecinos de Colonia Avellaneda preocupados por anegamientos

Quienes viven a la vera de la ruta 12 reclaman obras de desagües. Afirman que desde que ensancharon la arteria tienen inconvenientes

Pasadas las 10 ayer se desató una fuerte lluvia en Paraná y localidades aledañas. En la zona de Colonia Avellaneda, en inmediaciones del puente Ricardo Balbín, la ruta nacional Nº 12 quedó anegada y vecinos que viven en el lugar manifestaron su preocupación, ya que es una situación que se repite. "En una hora que llovió ya se inundó toda la ruta. Es la entrada y salida principal de Paraná y permanentemente es transitada por camiones, colectivos, transportes escolares, autos y turistas que no conocen. Cada vez que llueve pasa lo mismo y no se puede salir por la gran cantidad de agua que se junta", contó a UNO Lidia Lescano, una de las damnificadas.

La mujer, que es el sostén de su hogar y vende pan casero, sostuvo que ayer no pudo trabajar, ya que le fue imposible hacer el reparto de sus encargos porque no pudo salir de su casa. Si bien hace 14 años que está radicada en el lugar de manera definitiva, la vivienda era de sus padres y desde hace 50 años conoce la zona. Respecto del anegamiento de la arteria, comentó que antes tenían el problema del desborde del arroyo Las Tunas, pero desde hace seis o siete años, cuando concluyeron el ensanchamiento de la ruta, el agua empezó a tener problemas para escurrir y cubre el asfalto cuando hay precipitaciones.

Lidia atribuyó una de las causas a la insuficiencia de desagües o al tamaño que tienen los existentes, y opinó: "No han hecho los desagües adecuados. Las alcantarillas se llenan de agua. Ya hemos hecho reclamos al intendente de Colonia Avellaneda, Edgardo Dellizzotti, pero no pasa nada, dice que a él no le corresponde. Tampoco se hacen cargo la empresa constructora ni Vialidad Nacional".

"Hay que profundizarlas o entubarlas, porque se junta agua permanentemente cuando llueve, no corre y cuando colapsa se mete en mi casa. Lo que pedimos es que puedan mejorar las cunetas, que las limpien y las profundicen porque me inundo seguido", dijo, y agregó: "Del lado de Colonia Avellaneda las cunetas que están son a cielo abierto y están llenas de pasto y basura que la misma gente tira y también los recolectores, que cuando hacen el rejunte revolean las bolsas y a las que no caen dentro del camión no se molestan en juntarlas".

También señaló que son varios los vecinos afectados y preocupados por la situación. En su caso, presentó numerosas notas al municipio de Colonia Avellaneda, con nulo resultado: "He hecho notas dirigidas al intendente Dellizzotti. No contesta y jamás se molestó por venir a ver qué nos pasa a los vecinos en este lugar. Ni cloacas ni bocas de tormentas hicieron cuando ensancharon la ruta y lo que les pido a las autoridades es que por favor hagan algo, porque se me llena mi casa de la pudrición de la cuneta, donde el agua no corre y hay un olor nauseabundo que no se puede ni respirar. El ensanche que hicieron solo sirve para correr carreras y cada vez está más poblado y más peligroso", refirió.

Martín Buralli vive a pocos kilómetros, en San Benito, y contó a UNO que en esa localidad también sufrieron ayer los efectos de la lluvia. Su casa está situada en una zona elevada, pero junto a otros habitantes de su barrio no pueden entrar y salir porque las calles de broza se hacen barro. Reclaman tareas de mantenimiento y en enero habían cortado la ruta pidiendo obras para evitar el anegamiento de las calles con cada aguacero. "Hicieron promesas, pero no se han llevado a cabo los trabajos para reparar las calles. No se ha arreglado nada. Hay varios vecinos que están molestos y disconformes con la situación. Están pensando en hacer otro corte en cualquier momento, porque no nos han dado respuestas. Con esta lluvia las calles vuelven a estar intransitables", manifestó, a la espera de una pronta solución.



***
Protección Civil trabajó en barrios de Paraná



Si bien ayer llovió en diferentes partes de Entre Ríos, las zonas que sufrieron las precipitaciones más intensas fueron las de Paraná, Diamante y Victoria, según comentó Roberto Destri, director de Defensa Civil de la Provincia. "En otros lugares ha lloviznado o llueve, pero no con tanta fuerza como en estas localidades", dijo.

En la capital provincial el aguacero inició a media mañana y cerca del mediodía habían caído 22 milímetros. Jorge Diana, director de Protección Civil de la Municipalidad, sostuvo que no se trata de una cantidad que pueda causar anegamientos importantes, no obstante recibieron llamados de los barrios Pirola y Anacleto Medina Sur, que por las particularidades del terreno sufrieron algún tipo de consecuencia por la lluvia y hubo vecinos a los que les entró agua a sus casas, al igual que en las inmediaciones de Circunvalación y Francia, donde también brindaron asistencia. "Pese al estado de asamblea en el que estaban los trabajadores municipales, hay que rescatar que los chicos estaban en la calle trabajando, porque nos debemos a los ciudadanos de Paraná y ante esta situación salimos a prestar servicio para ayudar al contribuyente afectado por la lluvia, como lo hacemos en cada ocasión", subrayó Diana.

En referencia a si la acumulación de basura en las calles –producto de la retención de servicio de los recolectores la noche anterior– causó algún inconveniente o taponó desagües, indicó: "Son cosas que pueden ocurrir, pero estamos trabajando para que no pase".

Más tarde, pasadas las 16.30, una cuadrilla de Protección Civil trabajó en la zona de calles Balbín y avenida De las Américas, ya que les avisaron que había caído un árbol de gran porte en el lugar.



***
Anuncian descenso de temperaturas


La Red de Centrales Meteorológicas de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos dio cuenta de que ayer en total cayeron 52,8 milímetros en Paraná y fue una de las ciudades donde se registraron las mayores precipitaciones, junto con Mojones, con 53,80 y Mojones Sur, con 57 milímetros.

A parir de hoy, el Servicio Meteorológico Nacional indica el cese de la lluvia, con tiempo mejorando y cielo algo nublado. A su vez, pronostica un notable descenso de temperatura a partir de hoy, con una mínima de 8º y una máxima de 17º. En tanto, para mañana las marcas serán muy dispares: la mínima será de 3º y la máxima de 21º. El viernes habrá temperaturas que oscilarán los 5º y los 23º. Por eso, será menester rescatar las prendas de abrigo que no se usan desde el año anterior.


Comentarios