La Provincia
Martes 04 de Julio de 2017

Una exempleada del IAFAS será juzgada por sustraer fichas y luego intentar canjearlas

La mujer faltó a la audiencia donde se iba a acordar su juicio abreviado en una causa por defraudación a la administración pública. El hecho ocurrió en 2008.

Una exempleada pública faltó a la audiencia donde se iba a acordar su juicio abreviado en una causa por defraudación a la administración pública. Se trata de Valeria Noemí Ramírez, quien se desempeñaba como empleada del Instituto de Ayuda Financiera a la Acción Social (Iafas) cuando resultó detenida en Victoria, junto a su marido y a un amigo de este, por intentar cambiar fichas que habían sido sustraídas del Tesoro del organismo estatal en Paraná. La audiencia para concretar el acuerdo judicial estaba prevista para ayer, pero tuvo que suspenderse porque no se pudo notificar a la mujer en Santa Fe. En ese momento el valor de las fichas que querían ser canjeadas en el Casino de Victoria se estimaba era de 30.000 pesos, aunque la maniobra fue desbaratada por el sistema de control del complejo de juegos de azar. Ramírez, junto a su pareja y un hombre que los acompañaba, fueron detenidos durante varios días en la Ciudad de las siete colinas, según surge del expediente judicial.


La operatoria quedó al descubierto por una sencilla razón: el comportamiento de la extrabajadora, que no jugaba y presentaba una conducta extraña, pese a lo cual se presentaba en la caja para cambiar las fichas. Pero al parecer las mismas pertenecían a series que no estaban en circulación y no correspondían a ningún casino.



***
El acuerdo que no fue



El proceso judicial que se inició en 2008 estaba a punto de concluir con un juicio abreviado acordado entre la defensa y la fiscal a cargo de la investigación. La acusada aceptó su responsabilidad en el hecho y tres años de prisión condicional, sumado a la inhabilitación absoluta para ocupar cargos públicos.


Una vez conocida la maniobra de fraude, Ramírez fue separada preventivamente de su función, al igual que otros trabajadores que habían sido suspendidos de la repartición. A partir de ese momento se comenzó a hacer las investigaciones y los arqueos correspondientes. Tiempo después la investigación interna pudo establecer que las fichas habían sido sustraídas del Tesoro.




***
“Raya con lo delictivo”



El presidente del organismo, José Spinelli, se refirió en aquella oportunidad a las maniobras de fraude, aunque aclaró que no se llegó a cometer perjuicio contra el Estado. “El hecho es un hecho grave, porque raya con lo delictivo. Lo más importante es que los sistemas de control y seguridad que existen en la sala lo pudieron detectar inmediatamente y se abortó la supuesta maniobra”, explicó.


“Para nosotros lo positivo de esto es que en un casino como Victoria, que tiene un gran volumen de gente todos los días, funcionaron inmediatamente los controles, y por los arqueos que tenemos, las fichas que tenemos secuestradas serían las únicas que estarían faltando de las fichas que tenemos en el Tesoro. Ahí habría empezado y terminado la operación”, sostuvo tiempo atrás quien continúa al frente de la repartición.


Spinelli remarcaba que el Iafas había firmado un convenio con la Universidad Nacional de La Plata para el control on line de todas las máquinas, lo que iba a permitir observar desde el centro de cómputos todo lo que estaba ocurriendo en las máquinas tragamonedas en toda la provincia. En el corto plazo se pensaba adaptar este sistema a las mesas de paño, según el plan de las autoridades políticas.



Comentarios