Héroe al teléfono
Jueves 27 de Julio de 2017

Un policía del Comando ayudó a salvar la vida de dos personas en un día

El suboficial que cumple funciones en la línea de emergencias 101 del Comando Radioeléctrico atendió el llamado de una mujer que tenía a su esposo desvanecido y un caso donde la víctima tenía 5 años.

El suboficial Gustavo Rozas, que cumple funciones en la línea de emergencias 101 del Comando Radioeléctrico, atendió el miércoles por la mañana el llamado de una mujer que tenía a su esposo desvanecido. Después del mediodía le tocó un caso donde la víctima tenía 5 años.

Fue un miércoles atípico para Rozas, porque no todos los días recibe llamados en donde las víctimas están convulsionando y al borde de perder su vida. Sin embargo, cuando le llegó ese momento no le tembló el pulso y practicó todo el conocimiento que había recibido en su formación para estar al frente de una línea de emergencias.

Alrededor de las 11 atendió el llamado de una mujer que le solicitaba que enviara en forma urgente una ambulancia a su vivienda, debido a que su esposo de 43 años se encontraba desvanecido en el domicilio. Rozas tramitó por radio la emergencia médica al Hospital Centenario, pero no se desatendió de lo que ocurría y hasta tanto llegara el auxilio, trató de contener a la persona que aguardaba en línea.

Durante este diálogo telefónico le pidió a la mujer que le pase la llamada a otra persona que estuviera en la casa que se encontrara más tranquila. Desde ese momento inició un diálogo con el hijo de 14 años, a quien le solicitó datos de la sintomatología que presentaba su padre, y de esa manera le fue indicando cómo debía realizar las maniobras de reanimación cardiopulmonar.


El joven -guiado telefónicamente por el suboficial- luego de unos minutos manifestó que su padre había reaccionado. Luego llegó la ambulancia junto al personal médico. La víctima fue hospitalizada y evolucionando de manera favorable. Desde el Hospital se destacó la asistencia recibida por el paciente en el momento indicado, dado que fue determinante para salvarle la vida.


Dos horas después del primer llamado, Rozas atendió otra comunicación, pero esta vez la que llamaba era una docente de la Escuela N° 8, que solicitaba una ambulancia en forma urgente debido a que una niña de 5 años se encontraba descompuesta, posiblemente con un cuadro de convulsión febril. Ante ello, el policía adoptó el mismo criterio e indicandolé los pasos a seguir a la docente a fin de no agravar el cuadro. Finalmente, la menor fue trasladada por una ambulancia al Hospital "Centenario" donde fue asistida y compensada.


Fuente: El Día

Comentarios