Paraná
Martes 01 de Agosto de 2017

Un hombre duerme debajo de la casa de madera en el Patito Sirirí

La imagen impacta porque hace menos de 24 horas encontraron el cuerpo semienterrado de Claudio Alberto Godoy. Hoy el padre de Godoy contó que su hijo vivía en la calle porque tenía serios problemas con el consumo de alcohol.

Un hombre duerme bajo la casa de madera del parque público Patitito Sirirí en la parte alta del Parque Urquiza de Paraná.

La imagen fue conseguida por el reportero gráfico de UNO Diego Arias a pocas horas de que encontraran el cuerpo sin vida de otra persona que también dormía en la calle.

Hoy a la mañana, cuando el indigente se refugiaba con el piso de madera, en una de las plazas más concurridas de Paraná, el papá de Claudio Alberto Godoy llegó a la redacción de UNO para contar todos los problemas que sufrió su hijo por el consumo problemático de alcohol.

Jorge Alberto Godoy remarcó que su compañera, la mamá de Claudio, hizo todo lo posible para ayudar a su hijo pero no alcanzó.

Claudio vivía en la calle porque tomaba mucho y enseguida quería pelear hasta con sus más cercanos por lo siempre decidía irse lejos de su entorno.

Los que trabajan ayudando a personas en situación de calle saben que, el gran problema, es el consumo de alcohol.

Si bien no hay cifras oficiales se habla de que un 80% de las personas que deambulan por las plazas padecen consumos problemáticos.

Anabella Albornoz, una de las integrantes de Suma de Voluntades –que acompaña a personas en situación de calle y les brinda a diario un plato de comida, contó a UNO el caso de Guillermo, una persona oriunda de Chile que durante dos años pernoctó en la calle y desde hace un tiempo logró dejar el alcohol, consiguió trabajar y ahora duerme en una pensión; además, colabora con Suma de Voluntades en su tarea cotidiana y ayuda a otros que están en la calle a superar esta situación.

"Empezó a estudiar para terminar la Primaria y le estamos tramitando el documento para que pueda tener un trabajo formal", refirió.


"También hay un chico que está en la asociación, Lázaro que dejó las drogas y empezó a estudiar", contó rescatando la esperanza de que más personas puedan tener una oportunidad.

Con el frío y la lluvia es obvio que las personas que viven en la calle y tienen consumos problemáticos padecen aún más la situación.

Luego de la muerte violenta de ayer y la imagen que duele de hoy, habrá que preguntar dónde se encuentra el principio de la solución.

Comentarios