La Provincia
Lunes 15 de Mayo de 2017

Tras una década, harán obras en el hipódromo de Oro Verde

La asociación de propietarios de caballos firmó un convenio con el Jockey Club para poner en funcionamiento la pista hípica

La larga y penosa historia del Jockey Club de Paraná, y su lenta agonía tras malvender un espacio geográfico único en base a promesas incumplidas de la construcción de un nuevo predio deportivo e hípico modelo en Oro Verde, es conocida y también necesaria recordar, porque aún sigue pendiente de resolución el destino final de las 22 hectáreas ubicadas en el corazón de la capital entrerriana: o se convierte en un negocio inmobiliario con torres de cemento que agravarán la crítica realidad urbana de inconvenientes en redes de servicios, calidad ambiental, drenajes pluviales; o se transforma en un parque público con un enorme potencial para el futuro de generaciones de paranaenses, alcanzando mayores niveles de justicia social, a partir de garantizar el acceso y recreación a espacios verdes.

A casi 10 años de anuncios de megainversiones multimillonarias del grupo Libertad, todo quedó en la nada, tanto en Paraná como en Oro Verde: mientras en la capital entrerriana, miles de personas a diario y fundamentalmente los fines de semana adoptaron al predio para el descanso, la recreación y la práctica de deportes, en La Ciudad Universitaria, los terrenos ubicados al oeste de la ruta provincial 11 están prácticamente abandonados.

Pese a esa historia de engaños y deudas pendientes, la situación alienta la esperanza que desechada la idea no consensuada socialmente de construir un shopping, el exhipódromo de Paraná sea un parque central con propuestas públicas de todo tipo.

En Oro Verde, en tanto, unas pocas construcciones sin terminar, y una pista casi desaparecida constituyen el panorama que muestra actualmente el lugar.

Ante esta situación, la Asociación de Propietarios del Turf informaron a UNO que días atrás suscribieron un convenio con el Jockey Club de Paraná, para poner en valor el hipódromo Almafuerte, en Oro Verde.

En su visita a la Redacción, el presidente de la entidad Mario Alem recordó que hace unos nueve años comenzaron esas obras, con la promesa que en tres meses iban a estar concluidas, de modo que permitan la continuidad de la práctica hípica. De hecho, antes de que se iniciaran las obras de urbanización en el predio de calles Maciá, Almafuerte y Artigas, había un compromiso que no habría desalojo, hasta tanto no esté concluida el nuevo circo hípico.

"Estamos muy contentos porque hemos llegado a un convenio con el Jockey Club, para poner en valor el hipódromo Oro Verde, que se llamará Almafuerte", remarcó Alem.

El acuerdo, según explicó, implicará como paso inicial, el arreglo de la pista para el desarrollo de la actividad hípica, que permita acercar y recuperar nuevamente a la familia del turf, que abarcan al peón, el capataz, el veterinario, el forrajero, y tantos otros que se movilizan en torno a la actividad.

"Es una primera etapa para poner la pista en condiciones. El convenio es por 10 años, y la primera etapa de obras demandará unos 120 días. Nos vamos hacer cargo de todas las actividades, porque detrás el desarrollo de las careras hay también otras áreas de deporte, como reanudar la práctica del hockey y también disponer de equinoterapia", citó.

Durante la entrevista, Alem estuvo acompañado por el secretario de la asociación Juan Díaz, y el tesorero Luis Mariani. "Hemos vivido una situación complicada, porque fueron años de promesas incumplidas, nunca se hizo nada. Y el Jockey Club sigue con sus problemas legales y de deudas, entonces este paso que hemos dado es una gran alegría para nosotros, es muy importante. Durante las tratativas, queríamos que entiendan que no hay hipódromo sin caballo de carrera y si el caballo de carrera existe es gracias al propietario. Costó, y mientras ellos están ocupados en resolver sus problemas, nosotros nos queremos ocupar por la actividad que realmente nos interesa", planteó.

Alem sostuvo que los trabajos que se harán, para poner en valor el predio de Oro Verde, serán financiados con recursos de los propietarios de caballos. Y la expectativa es que en tres meses pueda iniciarse la oferta de carreras.

"Nos hicimos cargo de todo el predio; ahora es nuestra responsabilidad", apuntó Díaz.

En ese marco de negociaciones y avances, Mariani acotó que esperan en los próximos días mantener una reunión con el intendente de Oro Verde José Luis Dumé, para poder concretar los arreglos y mejoras para el acceso a la villa hípica, que está ubicada aproximadamente a un kilómetro de la ruta 11, hacia el oeste.

En cuanto a los trabajos específicos, los dirigentes explicaron que abarcarán obras hidráulicas, el desmalezado total del predio, y fundamentalmente el arreglo de la pista, que prácticamente hay que hacerla nueva.

"Tenemos el apoyo y compromiso de gran parte de los propietarios, que van a invertir. Y seguramente vamos a tener el apoyo del Estado", confió Alem. La entidad reúne hoy a unos 80 propietarios de caballos.

Actualmente, toda la familia que moviliza a la actividad turfística ha tenido que trasladarse en forma permanente a otros lugares, como Santa Fe, María Grande, Cerrito o hasta Viale. "Los caballos necesitan entrenar todos los días y hoy lo están haciendo en Santa Fe; eso demanda un costo por el traslado, y el pago por el uso del lugar. Por eso, la firma de este convenio alegra a los propietarios, ya que el Jockey no podía ocuparse de reanudar las obras", remarcó el presidente de la asociación de propietarios.

"Es muy emotivo todo esto, y un orgullo para nosotros retomar la actividad de retomar la actividad hípica", remarcó Díaz.

Los dirigente estiman que en los próximos días se habilitará una oficina en el predio, que ya cuenta con algunas construcciones parciales, que han sido abandonadas hace varios años.



***
Detalles de la noticia


- La edificación que sostiene la tribuna en el exhipódromo Almafuerte actualmente está en manos del municipio, en el marco de un comodato firmado durante la anterior gestión municipal, hasta 2019.


- 40 millones de dólares era la supuesta inversión del frustrado negocio sin consenso social, con un fuerte y negativo impacto ambiental y de calidad de vida en pleno centro de la capital provincial.


- El predio central del exhipódromo está en propiedad del grupo Libertad. En los últimos años hubo distintas iniciativas para que el exhipódromo se convierte en propiedad público.

Comentarios