La Provincia
Domingo 02 de Julio de 2017

Toda Villa Urquiza se junta y saluda a Florencio Aceñolaza

Homenaje. El académico recibirá el abrazo de sus copoblanos, sensibilizados por uno de sus más significativos aportes: la participación en el equipo que demarcó el límite exterior de la plataforma continental que cambió el mapa de la Argentina

El pago está de fiesta. Unos frecuentan a Florencio Aceñolaza como un vecino más, presente en las vacaciones con su familia. Otros recuerdan su niñez y juventud en la Villa, o alimentan las nostalgias con la lectura de sus relatos lugareños, con la memoria del almacén familiar de ramos generales y la pintura de los queridos personajes del pueblo.


No faltan quienes destaquen más su paso por el Congreso nacional o como titular del Conicet. Los tucumanos dicen que es de esa provincia, porque lleva décadas dando cátedra allí y ha ocupado los cargos de mayor responsabilidad en la Universidad Nacional de Tucumán y la Facultad de Ciencias Naturales.


Su vida es la ciencia, la docencia, la investigación, la difusión de los conocimientos. Ha sido premiado por eso, pero este miércoles 5 de julio tendrá un sabor especial, cuando se congreguen los vecinos desde temprano para expresarle sus respetos.


Florencio Gilberto Aceñolaza nació hace 75 años en Villa Urquiza. Es doctor en Ciencias Geológicas, miembro de la Academia Nacional de Ciencias, investigador del Conicet, profesor emérito de la Universidad Nacional de Tucumán, además de escritor, geólogo, editor, político y docente nacido en esa pequeña e histórica ciudad del Departamento Paraná. El encuentro empezará a las 9 de la mañana del miércoles 5 con la celebración de una Misa en el Colegio La Providencia, y seguirá a las 10, ya frente al Museo Aceñolaza, con diversos actos.




***
Anticolonial




La idea surgió de vecinos de la comunidad que coincidieron en valorar el relieve de la trayectoria del doctor Aceñolaza sino muy particularmente de su aporte en el equipo de argentinos que realizó los estudios presentados en las Naciones Unidas, y que permitieron añadir 1.700.000 kilómetros cuadrados al territorio nacional, además de trazar ya con certeza el límite exterior de la plataforma continental, para evitar conflictos.


Se trata de uno de los trabajos de mayor incidencia contra el colonialismo británico, por la soberanía nacional argentina y a favor de la integridad continental y geológica del sur del Abya yala (América).


El nuevo mapa oficial de la República Argentina en el que colaboró Florencio Aceñolaza tiene 5 millones de kilómetros cuadrados más que el anterior, incluyendo las Malvinas disputadas por Gran Bretaña, y el sector Antártico. Si bien Naciones Unidas aceptó 1,7 millones de kilómetros cuadrados de reclamo, los estudios dieron mucho más, y dejaron en una posición incómoda al Reino Unido.


Es que a partir de la presentación, Naciones Unidas informó de nuevo a ese país invasor que tiene un conflicto de soberanía con la Argentina por Malvinas, otras islas y la plataforma submarina, es decir: los ingleses no pueden aducir que no hay problemas. Sí los hay, y graves.


La Argentina no pudo inscribir una parte de ese territorio (en el extremo sur) dentro de su mapa soberano, pero tampoco lo pudo hacer Gran Bretaña.


Otro resultado de los estudios radica en demostrar ya sin dudas que las islas forman parte de nuestra plataforma, y descartar por completo la intención de los ingleses de colocar esa formación dentro del continente africano. Con lo cual, otra de las argucias británicas quedó al desnudo.


Como diputado nacional (por Tucumán), Aceñolaza había sido secretario de la Comisión de Ciencia y Tecnología y presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, tuvo un rol importante en la creación de la Comisión de la Plataforma Exterior Argentina (Copla), y luego fue presidente y director del Conicet.


Partió hace muchos años de su Villa Urquiza para realizar sus estudios de geología y paleontología, y graduarse hace más de medio siglo, e hizo una carrera en la investigación y la docencia en la Universidad Nacional de Tucumán, desde donde fue elegido también legislador nacional. Pero cada año volvió a sus pagos y escribió obras literarias, cuentos, relatos costumbristas, e historias de pueblo y personajes, todas vinculadas a su comunidad.


Un corte de calzoncillos, se llama la anécdota del paisano Rodríguez, que reclamó al vecino Colombo las mordidas de un perro que además le desgarró la ropa. Ante el alcalde acordaron el precio de la desgracia: "2 pesos y un corte de calzoncillos".


Así podemos leer con el humor y los rasgos pueblerinos de la Villa: "Todo por trece patacones", "Revolucionario a la fuerza", "El duende de los capinchos", "Manotiador el mocito", "Indio de cuero duro", "El grillo nocturno", y muchas relaciones por el estilo en sus obras Relatos de un Pago Viejo, Bolaceando, Detrás del Mostrador, y parecidas.


Sus aportes a ciencias como la Geología, la Biología, la Paleontología, y su compromiso en la conducción de entidades universitarias y científicas como el propio Conicet, hacen de Aceñolaza un entrerriano destacado en el mundo, y no solo por sus investigaciones y libros, sino también por las obras que ayudó a publicar, con actitud para reunir voluntades, fondos y esfuerzos. Por ejemplo a través del Instituto Superior de Correlación Geológica (Insugeo) fundado con fines de difusión en Tucumán. Es decir, conocemos los aportes científicos de centenares de argentinos a través de las ediciones dirigidas por este panzaverde. También dirigió decenas de tesis de licenciatura y doctorales de estudiantes que hoy son reconocidos profesionales en el país y el exterior.




***
Libros y distinciones



Recordamos algunos de sus libros: Historia de la geología argentina, El neógeno de Argentina, Primer reunión argentina de icnología, Síntesis paleontológica del Mioceno de los valles Calchaquíes (con otros), Trazas fósiles del terciario marino de Entre Ríos (con otros), Cámbrico y Ordovícico del noroeste argentino, Ciclo Famatiniano (con otros), Silúrico-Devónico del noroeste argentino (con otros), etc. Es coautor y editor de numerosas obras, entre ellas: Temas de la Biodiversidad del Litoral Fluvial Argentino (cinco tomos, un centenar de investigadores). Hay centenares de aportes suyos a revistas científicas del mundo, y también obras costumbristas que decíamos, enfocadas en Villa Urquiza.


Aceñolaza ha sido distinguido no solo en Geología sino también por la Asociación Paleontológica Argentina. Recibió el Premio Bernardo Houssay otorgado por el Conicet, el Premio Perito Moreno otorgado por la Sociedad Argentina de Estudios Geográficos GAEA, la Medalla de Honor en Reconocimiento a la actividad desarrollada en el campo de la Icnología, y el Premio Juan José Nágera otorgado por la Asociación Geológica Argentina y el XV Congreso Geológico Argentino.



***
Conciencia marítima



"La presentación argentina fue por todo ese territorio, que es prácticamente otra Argentina. Debido al conflicto con Reino Unido, la ONU se excusó de expedirse sobre la parte que comprende a las Malvinas y las Antillas del Sur, pero sí opinó sobre el tramo precedente", explicó a los medios Aceñolaza.


Precisó que el país agranda oficialmente su territorio un 35% y queda pendiente el otro 65%. "Ojalá que la Argentina tome una conciencia marítima y tome nota de que una parte importante del territorio está sumergido, pero tiene potencialidad... La Argentina tiene que empezar a pensar cómo proteger y desarrollar una política económica sobre ese territorio", dijo.


En una presentación del nuevo mapa que realizó en Oro Verde, reconoció que el país no está equipado para ejercer su soberanía sobre el mar. También brindó detalles de una serie de descubrimientos de los técnicos que realizaron el mapeo de la plataforma submarina. Habló de cuencas sedimentarias a partir de la ruptura de Gondwana (el antiguo continente) y la separación de Sudamérica y África; canales submarinos, cañones, cordones montañosos tapados por el agua, y sedimentos de antiguos ríos ahora tapados, porque la plataforma estaba afuera del mar hace 2 millones de años (durante las diferentes glaciaciones).


El caso es que serán sus copoblanos de la localidad de Paraná campaña los que aplaudirán, este miércoles, una larga y muy fructífera trayectoria para que el resto de los entrerrianos y argentinos puedan apreciar los aportes de Aceñolaza al conocimiento. No hay disputa con los tucumanos, que también lo sienten hijo propio. Aceñolaza es un puente de unidad entre el litoral y el noroeste, como es sin dudas un puente entre la ciencia, la naturaleza y el pueblo.



***
Iniciativa vecinal


"Nos hemos reunido varias personas del pueblo, principalmente por los estudios de Florencio Aceñolaza sobre la plataforma continental, eso fue extraordinario", dijo a UNO Sergio Balla, recordado por su participación como miembro de las fuerzas de paz de la ONU en Croacia, donde sufrió las consecuencias de la explosión de una mina antitanque.


"Formamos una comisión sin distinciones, juntamos firmas, y se ha declarado a Aceñolaza ciudadano ilustre", comentó. "Vamos a comenzar en el convento con una misa, en la entrada de la ciudad, y después en la calle frente al museo; acá no todos conocemos la importancia de los aportes de Aceñolaza en las ciencias y en otros ámbitos de la cultura", admitió Balla.




***
Geología con fines militares


La Revista del Museo de la Plata publicó uno de los estudios más recientes del geólogo Florencio Aceñolaza, referido al desarrollo de hojas geológico-militares en la Mesopotamia de Argentina.


"Hacia la mitad del siglo XX se produjeron importantes avances en el conocimiento geológico-geomorfológico de las provincias que constituyen la Mesopotamia argentina. Ello fue debido a la decisión del Ministerio de Defensa nacional de generar 115 cartas geológicas a escala 1:100.000 que servirían a la inteligencia militar de la zona de frontera, particularmente a la que se tiene con Brasil", dice el ensayo.


"Estas cartas se desarrollaron sobre una base de cartografía regular del Instituto Geográfico Militar a la que se le sobrepuso el mapeo de las formaciones geológicas que allí afloran, aspectos de la fitogeografía, geomorfología, tipos de suelos destacando su consistencia como así también detalles sobre la disponibilidad y calidad de agua de beber".


"En estos relevamiento participó un destacado grupo de geólogos que con su trabajo respondieron a la demanda de información que entonces requería el comando del Ejército Argentino".



Comentarios