Bailando por un sueño
Miércoles 31 de Mayo de 2017

¿Sueño o truco?: Tinelli aún adeuda el premio a la fundación Arco Iris

En 2016 Pedro Alfonso y Flor Vigna se coronaron campeones del Bailando y así anunciaron con bombos y platillos que se cumpliría el sueño de la fundación Arco Iris, que brinda apoyo a las familias de niños internados en el servicio de oncohematología del Hospital San Roque.

A cinco meses, y con el ciclo 2017 ya iniciado, la producción de Marcelo Tinelli tiene aún pendiente abonar el premio. "No tenemos ninguna novedad. Nos hemos comunicado insistentemente con la producción del programa, pero nos dicen que cuando el premio esté, ellos se comunicarán con nosotros. En diciembre, cuando Pedro y Flo ganaron, nos dijeron que en marzo de este año tendríamos novedades, pero los meses pasaron, y continúan pasando", indicó a UNO Mirta Sotier, presidenta de la fundación.

Pedro.jpg

Lejos de aquel 19 de diciembre de 2016, en que miembros, voluntarios, amigos y colaboradores de la Fundación Arco Iris se reunieron en el Centro Juventud Sionista para ver la final del certamen Bailando por un Sueño, hoy reina la incertidumbre y el malestar.


Lejos de aquel 19 de diciembre de 2016, en que miembros, voluntarios, amigos y colaboradores de la Fundación Arco Iris se reunieron en el Centro Juventud Sionista para ver la final del certamen Bailando por un Sueño, hoy reina la incertidumbre y el malestar.


El malestar se incrementó el lunes, cuando ShowMatch se vistió de gala en el lanzamiento de una nueva temporada. Nuevos sueños empezaron a rodar, movilizando a millones de personas, pero el de Paraná, el de los pacientes del servicio de Hematología del hospital, de sus familias y de todos los involucrados, está en veremos.


El sueño de Arco Iris es poder equipar y acondicionar la sala que reúne a todos los padres y chicos que permanecen internados por meses. Esto incluye el sector de la cocina, bombas de infusión, que sirven para que los niños reciban su medicación, sillones camas para que puedan descansar las madres y sillones para el hospital Illia.


Comentarios