Delitos de Lesa Humanidad
Miércoles 17 de Mayo de 2017

Quisieron designar a una plaza con el nombre de un cura ligado a la dictadura

La Subsecretaría de DD.HH. provincial sostiene que "existen denuncias de gravedad en su contra"

La comisión vecinal de barrio Aatra III y IV de Paraná decidió suspender el acto por el cual se iba denominar a la plaza del barrio con el nombre del padre Emilio Senger, un sacerdote que según el testimonio de los vecinos desarrolló una importante labor pastoral y social, no solo en el popular barrio, sino también en otros sectores de Paraná. En realidad, se tuvo que dar marcha atrás a último momento debido a que la conducción de la vecinal fue convocada ayer por la mañana por la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Provincia, a cargo de Matías Germano, que se propuso revisar la designación del espacio público con ese nombre. "La objeción de ellos es que el cura está nombrado en la causa Área Paraná. Nos mostraron un papel que no tiene ni folio ni título. Por una cuestión legal estuvimos hablando con la concejala que nos ayudó con el proyecto. Se decidió, que por el momento, no se va a poner el nombre de la plaza. Está en suspenso; el caso se va a rever", le dijo a UNO la presidenta de la comisión vecinal, Carolina Lavallén.


La propuesta había sido impulsada ante los ediles de Paraná por la comunidad barrial, y fue la concejala de Cambiemos, Karina Llanes, la que elaboró el proyecto, que fue aprobado y promulgado por ordenanza del parlamento municipal el 27 de abril.


Incluso el área de comunicación del Concejo Deliberante de la capital entrerriana había convocado a la ceremonia de imposición que coincidía con la celebración de nuevo aniversario del natalicio de Senger, registrado el 16 de mayo de 1925, en la localidad entrerriana de Espinillo. La actividad oficial se deberá reprogramar con fecha a confirmar, según se precisó desde la vecinal .


***
Reivindican al cura



La vecinalista rescató la dilatada labor social de Emilio Senger por más de dos décadas en el barrio Aatra y que antes había desarrollado en Hijos de María, 120 Viviendas y Lomas del Mirador, entre otras vecinales. "Tiene una foja de vida intachable, nosotros lo hemos conocido. La mayoría de la gente del barrio que tiene 70 años, que pasó lo que fue la dictadura, nunca jamás tuvieron problemas con el padre Senger. Siempre fue una persona muy generosa, humilde y honrada. Él ayudó a muchas familias, a muchos chicos para que puedan estudiar. La verdad que es lamentable lo que ha ocurrido. Tenemos fe en que pronto podamos destapar el cartelito con su nombre", subrayó Lavallén.


La comisión vecinal decidió inaugurar el espacio habilitado para los juegos integradores, siendo la primera plaza de la ciudad con estas características. "Había antecedentes anteriores de este proyecto presentado por ediles del Frente para la Victoria; hace cuatro años el concejal Gabriel Molina y en la actualidad el edil Sebastián Bértoli: ellos presentaron el mismo proyecto que nosotros, pero proponiendo que designe con el nombre de Senger a una calle. Estos proyectos tenían más de 300 firmas, avalados por los vecinos. No es un proyecto que se haya desconocido", argumentó la dirigente.


"Nos llama la atención que el día que íbamos a inaugurar la plaza aparece esta gente. Tuvieron todo el tiempo suficiente como para proceder. Tenemos que esperar que se revean todas las cuestiones legales sobre el caso", apuntó finalmente.



***
Cómplice de la dictadura


La Subsecretaría de Derechos Humanos de la Provincia mantuvo un encuentro con las autoridades de la vecinal con la intención de transmitir el desacuerdo con la propuesta de nombrar a la plaza con el nombre del cura. Allí se informó que Senger "colaboró con la dictadura y fue confesor en la unidad penal de mujeres de Paraná. Incluso aparece nombrado en las causas Área Paraná I y II". En representación del organismo de Derechos Humanos estuvo Matías Germano junto a una expresa política, quien le propuso a los vecinos realizar una asamblea informativa en los próximos días para abordar el tema. "La declaración testimonial de detenidas en esa unidad carcelaria revelan que Senger era conocedor del sistema de interrogatorios y existen denuncias en su contra por su comportamiento inmoral y hostil, y de violencia sobre las mujeres", dijo.


Comentarios