Economía
Viernes 11 de Agosto de 2017

Proveedores aumentaron sus precios hasta un 8% a los supermercados

Con la suba del dólar como excusa, y por encima de la inflación, ya hay productos más caros

A distintos supermercados de Paraná le llegaron en los últimos días nuevas listas de precios. Todo depende de los distribuidores, de ciertas marcas y grandes monopolios, pero lo cierto es que las subas en algunos productos llegan hasta el 8%, y de alguna manera también se trasladarán a las góndolas. Como lógica del mercado actual, dicen que cuando el dólar sube, incrementan los precios, pero cuando la divisa baja, estos solo se mantienen.


En la casa de cambio de Paraná, el dólar está en 18,2 pesos y tras el salto de las últimas semanas en los almacenes ya habían advertido que era posible un incremento de los precios, porque eso es lo que pasa cuando la divisa se mueve hacia arriba.


El hecho parece haberse consumado en los últimos días, aunque algunos proveedores como los relacionados a los lácteos se atajaron hace más de dos meses y aumentaron como si fuera por las dudas.


César Fontana, titular del supermercado de calle Churruarín de Paraná, dijo a UNO que los aumentos se vieron más que nada en aquellas empresas que son multinacionales y que tienen el monopolio de determinados productos como los de limpieza, perfumería, mayonesas, jabón para la ropa y desodorantes. "Los aumentos van entre un 5% y un 8%, pero siempre pasando por encima de la inflación", sostuvo, y agregó que al menos en su comercio, advierte una caída en las ventas en julio con respecto a junio del 2,7% en cuestiones monetarias y hasta un 4% en unidades vendidas.


"Nosotros hasta ahora mantenemos el personal porque es un negocio familiar, todos nos conocemos y a uno le cuesta tomar esas decisiones, será lo último que voy a hacer", destacó, y apuntó a las firmas principalmente asiáticas que se instalan en cada barrio y que tienen empleados en otras condiciones a los locales. "Cuando la inflación no supera el 2%, vienen aumentos que rondan el 6% y el 8%. Lo mismo pasa en las gaseosas de las primeras marcas. Las segundas marcas son las que se mantienen", dijo, y contó el caso de aquellos monopolios de galletitas o golosinas que también incrementaron sus costos. "En estos momentos es debido a la recesión que hay", y opinó: "No tendrían que aumentar los precios por el dólar porque ya habían aumentado antes y cuando bajó –por la divisa–, los costos no nos disminuyeron. Las multinacionales lo vienen haciendo mensualmente, tienen un colchón con un dólar arriba de los 20 pesos".

También habló de las dificultades impositivas y de productos que ya no se venden, como el durazno al natural, los aperitivos o las ensaladas de frutas. "La gente opta por dejar esas cosas y va por la diaria", remató.


Quien también aportó su postura fue Elbio Domé, del supermercado ubicado en calle Fraternidad. Dijo que la carne aumentó, pero un 18% desde enero de 2016. Pero por ejemplo ya sabe que hay bebidas como los vinos que entre el 10 y el 15 de agosto subirán entre un 2% y un 4%. En la misma línea que Fontana, sostuvo: "En 2015 el dólar estaba a 16 pesos porque querías comprar y costaba eso. Hoy está en los 18 y hay ciertos negocios –por determinadas marcas– que por las dudas suben. Cuando no es por el dólar suben por el euro. Nadie pierde y esto pasó siempre: si el dólar baja, el producto no baja y si el dólar sube, el producto sube".



Comentarios