Producción
Jueves 20 de Julio de 2017

Producción advierte por un virus que afecta al cerdo en Uruguay

Científicos del país vecino dieron a conocer los resultados positivos de una enfermedad peligrosa para las economías regionales. Hay preocupación en el sector. Desde a Cámara informaron que mantendrán una reunión con Senasa

Desde el Ministerio de Producción de la provincia advirtieron sobre una publicación realizada por científicos Uruguayos, donde dieron a conocer los resultados positivos al virus del síndrome respiratorio reproductivo en porcinos (PRRS). Desde la Cámara que agrupa a los referentes del sector señalaron que falta información y mantendrán una reunión con el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) a fin de no arrojar preocupaciones anticipadas. Esto se da en un contexto en el que hay un aumento en las importaciones de esta carne.

La enfermedad –aclararon desde el Ministerio y también desde la Cámara de Productores Porcinos de Entre Ríos (Capper)– no afecta a las personas ni altera la calidad sanitaria de la carne de cerdo. El virus se caracteriza por alteraciones en la reproducción en cerdas con abortos y nacimiento de animales muertos, y por problemas respiratorios en los lechones y cerdos de engorde.

El director de Ganadería Bovina, Porcina y Avícola, Héctor Schell, comentó: "Si bien el Senasa no ha recibido ninguna notificación formal por parte del Uruguay, es decisión del gobierno provincial advertir, fundamentalmente a los integrantes de la cadena de valor porcina". Y en el caso de las granjas, aclaró: "La enfermedad suele ingresar frecuentemente por introducción de animales nuevos y de semen".

Hay pequeños y medianos productores que están preocupados por esta situación desde hace varias semanas.

"Por el lado de la Cámara, lo que tenemos para decir es que nos vamos a juntar con Senasa mañana (por hoy) para ponernos al tanto de la situación y no tenemos más información como para emitir una opinión. No queremos arrojar preocupaciones infundadas y aclaramos que el virus no afecta a la carne, sino solo a la producción", dijo a UNO Juan Pablo Cerini presidente de Capper.

Se sabe que el estudio científico del país vecino es el resultado de una investigación que llevó desde 2014 a 2016.

Los productores saben también que Argentina es libre de este virus con un status sanitario elevado porque nunca ingresó al país y de hecho ahora solo generó alarma su aparición en Uruguay.

Esta situación se da en el medio de un aumento en las importaciones de la carne de cerdo que afectan al sector. Ya en abril, UNO dio cuenta de esta situación. Ahora, hay estudios que marcan que en promedio, en lo que va del año y hasta junio, el aumento de las importaciones comparadas con años anteriores ronda el 37%. "Las importaciones son más elevadas y complica el mercado, más en esta época de baja de los precios de la carne de cerdo", confirmó Cerini.




Peligrosa



Schel dijo a UNO que Senasa controla el paso en la frontera con atención al virus como una medida de salvaguardar la sanidad de las granjas y precisó: "Es una enfermedad altamente peligrosa y produce grandes desastres económicos como ocurrió en Estados Unidos y también en Asia, en países que no han previsto medidas de bioseguridad y donde el virus se les ha introducido. Es una enfermedad difícil de erradicar, no es de un día para el otro".

Al ser considerada exótica, y al no haberse detectado en Argentina, no hay fabricación de vacunas ni la posibilidad de traerla del exterior en un intento por querer solucionar el problema.

"Está prohibido el ingreso de reproductores, de semen y de todo lo que sea vehículo, en las fronteras Senasa está controlando este tema más o menos desde mayo", explicó Schell (Ver Plantean exigencias y toman medidas).

Desde Producción destacaron que el crecimiento de esta actividad en Entre Ríos amerita que se tomen todas las precauciones, para no poner en riesgo una cadena, que genera valor agregado y puesto de trabajo genuinos.

El funcionario provincial también informó que se trata de una enfermedad de notificación obligatoria y señaló que Senasa lleva adelante la vigilancia epidemiológica de las granjas porcinas mediante la toma de muestras de suero desde 2007 y el control de la totalidad de los animales importados.

En los próximos días se podrán conocer más detalles, pero desde el área de Producción adelantaron que el seguimiento de esta situación es permanente, porque –de confirmarse la realidad uruguaya– y en el caso de que el virus ingrese, esta producción tan importante en la provincia correrá un serio riesgo, así lo enseñó la experiencia en otros países.




Plantean exigencias y toman medidas




Desde Producción de la provincia resaltaron que aunque no se ha recibido ninguna notificación formal, debido a los nuevos hallazgos publicados en un estudio denominado "Relevamiento serológico de virus, suinos de alto impacto sanitario/económico en establecimientos de producción porcina", en el marco del Congreso Nacional de Biociencias que se llevó a cabo en mayo en Uruguay, Senasa tomó medidas para proteger la producción porcina nacional.

Por un lado suspendieron las autorizaciones de importación de cerdos vivos, semen, carne y subproductos de cerdo provenientes de la República Oriental de Uruguay.

Asimismo, el organismo solicitó mayor información técnica al Ministerio Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) del país vecino sobre su situación sanitaria actual respecto a PRRS y las medidas a aplicar.

Con el objetivo de identificar eventos sanitarios sospechosos, el Senasa, junto a los actores de la cadena productiva, está diseñando una estrategia adecuada para reforzar las medidas de prevención como la vigilancia epidemiológica, entre otras y de bioseguridad en las granjas.

Por último, el organismo recordó a los productores porcinos la importancia de notificar de manera inmediata a la oficina del Senasa más cercana ante cualquier sospecha o presencia de eventos sanitarios con alta mortalidad y llamó a fortalecer las medidas de bioseguridad en las granjas.

Además exigió no intercambiar animales ni semen de origen desconocido; evitar el ingreso y el contacto de sus cerdos con personas ajenas a la granja, especialmente si también trabajan en granjas uruguayas; limpiar y desinfectar los camiones y otros vehículos, ya que estos y sus conductores son factores de alto riesgo por estar en contacto con otros establecimientos o frigoríficos; además indicaron que el lugar de carga y descarga debe estar alejado del área donde se alojan los animales; y por último exigió mantener actualizado un libro de registros de ingresos de visitas y vehículos a los diferentes establecimientos.



Comentarios