Paraná
Sábado 02 de Septiembre de 2017

Presupuesto Participativo: dan cuenta de la herramienta ausente

Hay obras votadas por los vecinos en 2015 que debían ejecutarse y no se hicieron. El 15 de agosto fue la fecha límite para la convocatoria anual que pone en marcha el programa. Desde la oposición advirtieron la falta de respuestas

El Presupuesto Participativo es una herramienta que en Paraná existe desde hace muchos años, pero recién se puso en marcha en 2013, y al año siguiente comenzó a instrumentarse. Fue una política que logró que vecinos elijan una serie de mejoras para sus barrios o zonas. Con el inicio de la gestión municipal actual, algunas de las obras que habían sido votadas anteriormente no fueron concluidas y otras ni siquiera iniciaron. Además el programa aún no tuvo nuevas convocatorias. De hecho, la fecha límite para dar inicio al proceso anual es el 15 de agosto, por lo que hay quienes ya vaticinan que este año también estará ausente.
El Presupuesto Participativo es un proceso de intervención directa, voluntaria y universal, en el cual los vecinos, conjuntamente con la comuna, deliberan y deciden la asignación de recursos, los cuales son democráticamente destinados a la realización de obras públicas y acciones sociales dentro de la ciudad. En los años anteriores, por ejemplo, se votó por el arreglo de calles, el asfaltado, polideportivos, salones vecinales, cloacas, colocación de luminarias, arreglos de espacios verdes, entre otras necesidades que si bien deberían estar resueltas igual, fueron impulsadas a través de este programa.
Desde el Concejo Deliberante de Paraná, integrantes del Bloque del Frente Para la Victoria (FPV) exigieron en varias oportunidades que el Ejecutivo municipal informe porqué no se llevó adelante, hasta el momento, esta iniciativa. Consultada sobre el tema, la edila Stefanía Cora, dijo a UNO: "Tenemos presentados tres pedidos de informes desde que inició la gestión para saber porqué no se ejecutó el presupuesto destinado de 35 millones para este programa. Ellos (por el oficialismo) todavía no nos explicaron porqué no se terminaron las obras en curso de 2015. En 2016 no convocaron al Presupuesto Participativo cuya edición tiene como fecha límite el 15 de agosto; ahora ya corre el calendario 2017".
UNO también consultó con integrantes del bloque oficialista en el Concejo Deliberante y con miembros del Ejecutivo municipal para conocer la posición, pero no hubo respuestas afirmativas ni concretas sobre el comienzo de la instrumentación de este programa en este año. Si uno busca en los partes oficiales de la comuna, la última vez que se mencionó el tema fue el 25 de julio, en un encuentro que mantuvo el intendente, Sergio Varisco, con vecinalistas; entonces dijo que el programa se iba a instrumentar.
Cora dijo que por lo menos, a las vecinales que aún no les llegaron las obras, todavía no fueron convocadas. "No tenemos ningún tipo de respuestas. El 15 de agosto se volvió a vencer la convocatoria anual. Tenemos dos años vencidos, de todos modos si quieren pueden convocarla igual, pero denunciamos que el Ejecutivo no responde a los pedidos de informe. Los concejales tenemos la facultad de preguntar lo que está en falta", sostuvo.
Además planteó que no solo es una cuestión de presupuesto. "Nos preocupa lo simbólico, que va más allá de las obras. El Presupuesto Participativo ponía en discusión que los vecinos podían organizarse, tenía una lógica de lo colectivo, de lo solidario", manifestó.
Quien se sumó meses atrás al mismo reclamo fue la Defensoría del Pueblo. En un comunicado, ante el pedido de vecinales de la ciudad, el organismo elevó una nota dirigida al intendente para solicitar que se instrumente efectivamente lo previsto para este año en el marco del Presupuesto Participativo.
En la nota, de fecha 22 de mayo, el Defensor del Pueblo, Luis Garay, pidió: "Que se dé efectivo cumplimiento al compromiso formal asumido por imperio de la Ordenanza de Presupuesto General 2017 (Nº 9.539), en lo que refiere a la partida destinada al Presupuesto Participativo, dentro del Plan de Obras Públicas con financiamiento municipal".
Este pedido se fundó en las numerosas presentaciones de vecinales y vecinos en general.
La solicitud fue respondida –según dio a conocer la propia Defensoría del Pueblo– por el Ejecutivo, el 12 de junio. Entonces se informó que en lo transcurrido del ejercicio 2017 se encuentra en ejecución la construcción del Salón de Usos Múltiples en Barrio Soetap.
El organismo señaló que se trata de una obra que solo ronda los 200.000 pesos, cuando lo presupuestado era de más de 35 millones de pesos, como informó Cora.
Como sea, esta herramienta fue importante en su momento porque dio a conocer necesidades e inquietudes de cientos de vecinos de la ciudad que votaron para encontrar soluciones a diferentes problemas y falencias en sus barrios.

Promueve valores cívicos en la comunidad

Entre los objetivos del Presupuesto Participativo se encuentran la promoción de los valores cívicos a través de la participación de los vecinos en la elección de las obras a llevar a cabo, como también en la elaboración de los proyectos que luego son votados.
Además persigue la consolidación de un espacio institucional de participación y debate que permita a la comunidad la realización de un diagnóstico de aquellas falencias, carencias y prioridades para su zona o su barrio.
También genera mayores niveles de compromiso con los destinos de la ciudad; fortalece los nexos entre los vecinos y la administración municipal y responde a una demanda concreta. Varias vecinales aún esperan por su realización.

Comentarios