Salud
Martes 16 de Mayo de 2017

Prestadores y afiliados al PAMI, a la espera de mayores definiciones

Los referentes de clínicas de Entre Ríos aguardan ser convocados por autoridades del Instituto para pautar un acuerdo. Aclaran que los servicios no están suspendidos, aunque algunos fueron reprogramados por los recortes

Luego de que las autoridades del Instituto Nacional de Seguridad Social para Jubilados y Pensionados (Inssjp)-PAMI anunciaran cambios en los contratos con distintos prestadores, que alcanzaron no solo a la industria farmacéutica sino también al sistema prestaciones con los médicos, las clínicas y los bioquímicos y generaron malestar e incertidumbre en diversos segmentos, los sectores afectados reclaman mayores definiciones.


En este marco, los referentes de las clínicas privadas de Entre Ríos esperan que los convoquen para una reunión para terminar de negociar un nuevo contrato, tras quedar sin efecto el existente desde principios de este mes. Silvia D'Agostino, actual vicepresidenta de la Asociación de Clínicas de Entre Ríos (Acler) y representante de uno de los sanatorios de la capital provincial que atiende a afiliados de la obra social de los jubilados y pensionados nacionales, comentó a UNO: "A fines de abril expusimos que el PAMI iba a dejar sin efecto el contrato que teníamos, con un sistema de prestaciones, a partir del cual se pagaba por prácticas, aduciendo que estaban en crisis y que tenían que hacer un ajuste previsible. Dijeron que lo iban a cambiar por un modelo capitado, es decir un monto asignado por cada beneficiario designado a una clínica. Analizando el contrato que nos proponían, vimos que tenía varios puntos que no eran viables".


En este marco, D'Agostino explicó: "A nivel país se formó una comisión entre varias provincias, donde están incluidas Mendoza, Santiago del Estero, Formosa, Misiones, Corrientes, Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos, donde analizamos todo el convenio y pedimos una reunión con las autoridades, donde les determinamos cuáles eran los ítems que nos parecía que no hacían viable el contrato. Ahora estamos un poco a la expectativa y pensamos que nueva la reunión iba a ser la semana pasada, pero no ocurrió, así que aguardamos novedades".


Sobre la posibilidad de llegar a un acuerdo, D'Agostino aclaró que cada contrato es individual y no se celebra con Acler, por lo que cada institución puede aceptar o rechazar celebrar un acuerdo con PAMI en las condiciones que propone. Sin embargo, sostuvo: "Algunas pequeñas resoluciones se han ido modificando por otras cuestiones, pero todavía faltan algunas muy importantes". En este sentido, expresó: "Esperamos que haya racionalidad en el análisis de las autoridades del Instituto, ya que hay cosas que nosotros consideramos que son inviables, como por ejemplo que para la atención ambulatoria de especialidades y prácticas como un electroencefalograma, un electrocardíaco o una video endoscopía donde no solo se realiza la consulta, sino también la receta electrónica y las prácticas, el presupuesto que nos ofrecen es menor al de un médico de cabecera que solo hace la consulta y la receta, y no las prácticas. Eso está planteado y creemos que sí o sí se tiene que modificar".


La dirigente señaló que la reunión que ya tuvieron en Buenos Aires con las nuevas autoridades de PAMI "fue buena" y expresó: "Esperamos que se vayan corrigiendo estas cosas, por el bien de los beneficiarios y por los prestadores, porque realmente estamos preocupados".


A su vez, aseguró que en la clínica a su cargo se está brindando atención a los afiliados de la obra social frente a las urgencias y explicó: "Como los contratos son individuales, cada uno adopta una posición, pero por lo que sé es que en todas las instituciones de la provincia y del país las urgencias se están atendiendo; y lo programado se va reprogramando, porque el presupuesto que nos van a dar evidentemente va a ser menor que el que teníamos: hay un número de cirugías que ahora van a tener un 20% menos de presupuesto y van a requerir una reprogramación; es una cuestión de matemática pura".


Por su parte, el presidente del Centro de Jubilados Nacionales de Paraná, Carlos Sobrino, confirmó que en términos generales las prestaciones hasta el momento están funcionando y salvo casos puntuales, no ha habido inconvenientes en ninguno de los sectores de la salud, tanto en las farmacias con la entrega de los medicamentos como en los laboratorios con la realización de los análisis clínicos. "En general no han cortado los servicios, y si alguna farmacia tiene problemas, hay que recorrer e ir a otra, ya que la mayoría está entregando los medicamentos", dijo.


También manifestó que los médicos de cabecera están atendiendo normalmente y en cuanto a las internaciones, aclaró que los problemas que se generan no son por inconvenientes con el PAMI, sino con la escasez de camas que existen en la capital provincial. "Sobre todo en esta época, donde más nos enfermamos los jubilados por los cambios de tiempo y otras motivos", acotó.


Por último, comentó que atento a las dudas que surgen en torno a las prestaciones, dentro de una semana –el martes 23– realizarán una reunión junto a otros centros de jubilados de la costa del Paraná para exponer las problemáticas por las que están atravesando y esperan ser recibidos por las autoridades locales del PAMI. El encuentro será en la sede situada en calle Belgrano 128 a las 9. "Es una transición y pasan estas cosas, por eso vamos a buscar una respuesta con las autoridades de PAMI y de esta forma aligerar las soluciones, ya que cada Centro de Jubilados tiene sus problemas particulares", concluyó.



***
Defensores del Pueblo pidieron una audiencia a la obra social



La incertidumbre que generó el anuncio de los laboratorios sobre la posibilidad de que se interrumpiera la venta de medicamentos a los afiliados de PAMI, entre otras cuestiones puntuales vinculadas a las prestaciones de la obra social de los jubilados y pensionados nacionales, fue uno de los temas que expusieron en una reunión que mantuvieron la semana pasada los defensores del Pueblo en Vicente López, provincia de Buenos Aires. "Nos juntamos todas las Defensorías y a nivel nacional ha sido un denominador común el tema del PAMI, los medicamentos y el nuevo sistema que implementaron, al igual que la queja de los ciudadanos de cuestiones puntuales, no generales, sobre la falta de prestaciones", señaló a UNO Luis Garay, el titular de la Defensoría del Pueblo de Paraná, quien además es vicepresidente de la Asociación de Defensores del Pueblo de la República Argentina (Adpra).


En este marco, comentó que desde Adpra definieron "a nivel nacional pedir una audiencia con los nuevos interventores del PAMI para aclarar situaciones que tienen que ver con los general y poder aclarar un poco a la ciudadanía de cuál es al situación real del PAMI".


Comentarios