Importación
Martes 22 de Agosto de 2017

Preocupación en los productores de cerdo por las importaciones

Luis Etchevehere, presidente de la SRA, se mostró a favor del ingreso de cortes porcinos de EE.UU. La Cámara entrerriana salió al cruce de la medida. La entrada de carne de chancho aumenta cada mes y el 90% proviene de Brasil

La noticia de que Estados Unidos podrá importar carne de cerdo a la Argentina llenó de preocupación a los productores del país y también a los entrerrianos. El hecho se profundizó tras la postura pública del presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Luis Etchevehere, que se manifestó a favor. En la actualidad, del total de toneladas que ingresan, el 90% proviene de Brasil (unas 2.500 mensuales). Desde la cámara provincial emitieron un comunicado donde expresaron la inquietud.




Ocurre que desde 2016 los productores ven cómo fue en aumento las importaciones de carne de cerdo, principalmente de Brasil y Dinamarca. Esto se profundizó en los primeros seis meses de este año. Ahora se conoció que Estados Unidos y Argentina llegaron a un acuerdo, tras una reunión entre el vicepresidente del país del norte, Mike Pence, y el presidente, Mauricio Macri.
Al parecer, Argentina podrá ingresar sus limones a cambio de que las autoridades sanitarias locales viajen para inspeccionar el sistema de producción porcina de Estados Unidos y así ellos colocarán sus productos en las heladeras nacionales.
Echó leña al fuego la posición de la SRA cuando el presidente de la entidad se mostró a favor de esa posibilidad y entre otras apreciaciones sostuvo: "Los productores porcinos tienen excelentes condiciones para competir con cualquiera", y expresó: "Aún sigue el daño por haber cerrado mercados, por lo que, partiendo de esa base, hay que hacer comercio de ida y vuelta".
La Cámara de Productores Porcinos de Entre Ríos (Capper), emitió un comunicado con tres advertencias sobre las importaciones de cortes desde Estados Unidos y así dieron respuestas a la medida y a la posición de la Sociedad Rural Argentina. "La Capper pone de manifiesto su preocupación ante el anuncio oficial de que la Argentina importará carne de cerdo de los Estados Unidos. Sin dudas, de concretarse, la medida afectará a la producción local no solo en términos comerciales, sino sanitarios. En este sentido, el sector en su conjunto realizará acciones ante los ministerios de Producción y Agroindustria, a los fines de anticipar las consecuencias de esta política".

Por un lado señalaron que hay riesgos que se corren desde el punto de vista sanitario y a los que quedan expuestos los productores. "Hay que hacer cumplir a los Estados Unidos todos los protocolos sanitarios necesarios para evitar el ingreso de PRRS (Síndrome Respiratorio Reproductivo Porcino)", manifestaron. Habrá que recordar que la alarma sobre esta enfermedad sonó hace ya más de un mes cuando desde Uruguay, una investigación dio cuenta de granjas infectadas. Se trata de una enfermedad que afecta directamente a la producción.

"En segundo lugar, exigimos las mismas herramientas de competitividad que tienen los productores en los Estados Unidos, principal potencia productora de carne porcina en el mundo. Además de la falta de promotores de crecimiento, el costo argentino es una barrera que imposibilita competir en igualdad de condiciones y llegar a las góndolas con los mismos precios", destacaron.
Por último consideraron que el Estado debe garantizar mayor información a los consumidores.
"Se debe exigir a los importadores que los cortes que vendan estén congelados y no sean descongelados y ofrecidos al público como frescos. Además, los organismos de contralor deben requerir la fecha de elaboración, cuya antigüedad sabemos que es mayor a dos meses al momento de venta", y con esto, de cumplirse, tendrán mejores herramientas de competitividad.

Las toneladas que llegan desde el país vecino
El país importó en junio más del doble de los cortes porcinos que ingresaron en el mismo mes de 2016. La suba interanual fue del 115%, según un análisis y datos de la Asociación Argentina de Productores Porcinos (AAPP), tomado en base a la información del Sistema Informático de la Aduana.
En junio de 2016 habían ingresado al país 1.299 toneladas y en el sexto mes de este año fueron 2.795. Según los datos, dos países son los importadores: Brasil y Dinamarca, aunque el vecino representa el 90% de los cortes que ingresaron.
Los últimos datos oficiales son de junio. Entonces, la tendencia aumentó en ese camino aunque faltan precisiones de julio y llevará otro tiempo más conocer el comportamiento del mercado durante agosto.
Desde 2016, las importaciones avanzan. La Cámara entrerriana apuntó que según los datos históricos, ya en junio de 2016 la importación porcina había trepado un 37,5% interanual, teniendo en cuenta que en 2015 se compraron poco más de 945 toneladas.

En la provincia se estima que son 200 los productores de carne de cerdo con establecimientos de diferentes tamaños. Además hay análisis que sostienen que son unas 20.000 cerdas madres en la provincia y es lo que define la magnitud de cada granja. Un establecimiento mediano tiene 250 madres en producción. Cada madre tiene 30 animales por año.
Estos números, junto a otros, ubican a Entre Rios entre las principales del país en la producción de carne porcina y en los últimos años ha dado un salto importante en la cantidad de cabezas y toneladas generadas, como así también en el aumento del consumo.

Que Entre Ríos sea la cuarta productora de carne porcina lo dice la Subsecretaría de Ganadería del Ministerio de Agroindustria de la Nación.
Según el informe, la producción de cabezas de Entre Ríos en 2016 representó el 7,81% de las que hubo en todo el país, con 271.741. Santa Fe (con el 20,61%), Córdoba (con el 26,72%) y Buenos Aires (con el 29,64%) son las provincias que se encontraron por encima.
También aumentó el consumo de carne de cerdo, por lo menos un 10% entre 2015 y 2016, y analistas manifestaron que esto se debió gracias a la suba del precio de la carne vacuna, entre otros factores. También habrá que decir que la Argentina superó la barrera de los 15 kilos por habitante por año y esa marca fue registrada en mayo, según datos el Ministerio.
Entre junio y diciembre de 2016 se produjeron , en Entre Ríos, 23.710 toneladas de carne de cerdo. En cuanto a la faena, en 2015 se contabilizaron 150.188 cabezas contra 216.146 de 2016, con lo cual en un solo año aumentó un 43,92% en la provincia.

Comentarios