La Provincia
Domingo 30 de Julio de 2017

Preocupa a los trabajadores de la carne la crisis que hay en el sector

A la par de que el consumo interno registra una caída sostenida en el rubro, la falta de exportación agudiza los problemas existentes

El consumo de carne vacuna por habitante registra un marcado descenso desde 2014 a la fecha. El mes pasado bajó 2,8% respecto a junio del año pasado, lo que se traduce en una baja de hasta los 55,8 kilos por persona en el último año, según un informe de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra), difundido hace dos semanas.

En este marco, el secretario General del Sindicato de la Carne Filial Diamante–Crespo, que interviene la filial de la capital provincial y tiene representación en toda la costa del Paraná, Elbio Schaab, consideró: "Hoy el sector está complicado. La situación se agrava en la zona porque tenemos mucho mercado interno antes que exportador y son muchas empresas chicas las que funcionan. A los trabajadores les subieron los impuestos, a las empresas también y no la están pasando bien".

Asimismo, comentó: "Es un año complicado y la situación es difícil para todos, tanto para las empresas como para los empleados, pero siempre el que más sufre es el trabajador. Estamos al frente como dirigentes y defendemos al máximo los derechos de los trabajadores, dando tranquilidad y respaldo".

En este marco, sostuvo: "Venimos en contacto permanente con autoridades provinciales y nacionales, haciendo reuniones, buscando respaldo político para que no pase nada raro y sigamos trabajando con tranquilidad todas las partes, para salir entre todos de esta situación. En Entre Ríos la situación más compleja está en la Costa del Uruguay, allí se nota mucho más. Son muchos frigoríficos que trabajan mercado interno, tienen congelados los cajones de pollos y no los pueden vender. Esa es una realidad que no se puede esconder"

El dirigente recordó que para encontrar una salida a esta situación vienen realizando una serie de reuniones con el gobernador Gustavo Bordet: "Cuando vimos que las cosas empezaban a complicarse inmediatamente empezamos a plantear la situación, sabiendo que la situación no era óptima. Diagramamos reuniones, llegamos al Ministerio de Trabajo y hasta con Bordet, planteándole el problema de la actividad y de los trabajadores, que pierden horas, cobran menos y la inflación entonces duele aún más", dijo.

A su vez, aclaró que las empresas también están movilizándose a través de la Cámara Empresarial y sostuvo que la preocupación es conjunta. "Por eso en estos días tendremos una reunión a nivel nacional, para llevar tranquilidad a todas las partes. Nuestro planteo es claro, que el trabajador no la está pasando bien, la inflación avanza y el dinero que les llega no alcanza, más allá de la paritaria alcanzada. Si recortan horas, es menos dinero que los trabajadores cobran a fin de mes y esa es la realidad de los muchachos que queremos defender. No hay trabajadores que estén en la calle, pero sí está la preocupación de no tener un escenario concreto de cómo seguirá esto en los próximos meses".


Comentarios