UPCN
Viernes 04 de Agosto de 2017

Pidieron que revoquen el sobreseimiento a dos sindicalistas de UPCN

El juez consideró que no había pruebas de la participación de Carina Domínguez y Zunilda Suárez en uno de los hechos. Para la fiscalía, las pericias telefónicas demostraron lo contrario. El exministro De la Rosa pidió su absolución

Los fiscales Gamal Taleb y Laureano Dato apelaron la decisión del juez de Garantías de Diamante, Julián Vergara, de sobreseer a las dirigentes sindicales de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) Carina Domínguez y Zunilda Suárez por uno de los hechos de coacción en coautoría denunciados por la directora de la Colonia de Salud Mental de la Ciudad blanca, Noelia Trossero. En la audiencia conclusiva de la instrucción sumaria llevada a cabo el 26 de julio, el magistrado había resuelto la elevación a juicio del resonante caso. Por el mismo caso fueron imputados y serán enjuiciados el secretario adjunto del gremio y uno de los siete directores del gremio, Fabián Monzón; los vocales suplentes en el sindicato, José Zarza y Guillermo Barreira, además de la vocal titular del gremio, Noemí Santamaría.


De acuerdo a la hipótesis de la acusación, el lunes 5 de junio un grupo de sindicalistas concurrió hasta la antesala de la oficina de la directora para exigirle la reincorporación de la enfermera y delegada gremial, Yanina Migueles. Tanto Domínguez como Suárez negaron haber formado parte ese día de la delegación, aunque para los fiscales se les puede atribuir la coautoría. "Del análisis de los teléfonos celulares secuestrados surgía que ellas habían organizado y planificado el viaje del lunes. Se había puesto en acuerdo con Zarza y le había provisto todos los recursos económicos y logísticos para que hagan el viaje a Diamante. Esa concertación con Zarza le permitía seguir el hecho a ellas en carácter de coautora", describió a UNO el fiscal de Victoria, Gamal Taleb.


Cabe recordar que entre las pruebas solicitadas por la Fiscalía se había efectuado una rueda de reconocimiento para tratar de corroborar o no la presencia de Domínguez durante la manifestación sindical. Finalmente los testigos convocados no la pudieron ubicar en el lugar de los hechos.


El juez, al defender su decisión, argumentó que ni Domínguez ni Suárez participaron de los hechos, aunque la interpretación de los fiscales discrepa con esta visión. Para Taleb "es discutible desde el punto de vista de la teoría del delito, pero en todo caso se le podría haber atribuido cualquier otro tipo de participación criminal. Sobreseerlas así sin más impide continuar con ese hecho cualquier tipo de investigación, mientras que para nosotros se le pude atribuir la coautoría por el delito de coacción, a pesar de que ella no estuvo en persona".



De la Rosa va por la absolución


Los abogados del exministro Ariel de la Rosa, presentaron un recurso de apelación para que se dicte su absolución en la causa en la que se lo investiga por el delito de coacción. Los letrados Leopoldo Lambruschini y Julio Federik interpusieron un recurso de excepción de falta de acción, con el argumento de que el exfuncionario no había participado de los hechos. "La remisión de una causa a juicio es inapelable, en cambio la decisión de dictar un sobreseimiento sí es apelable. Nuestro recurso va a ser tratado, en cambio el recurso de la defensa no puede ser tratado porque es inobjetable, se debe tratar en el juicio oral", dijo Taleb.


El Tribunal de Juicio y Apelaciones de Paraná deberá resolver el recurso para determinar, en caso de hacer lugar al planteo, la fecha del juicio oral y público. Se presume que el debate demandará varios días, atento a la cantidad de testigos y porque se tratarán de esclarecer varios hechos. "Nosotros consideramos que existe prueba contundente respecto de la intervención delictiva de cada una de las personas acusadas. Es un caso sólido", enfatizó Taleb durante su intervención.



Un caso que provocó un temblor


El caso judicial por amenazas y presiones a la directora Noelia Trossero desató un escándalo mayúsculo en la conducción de UPCN y en forma directa rozó al secretario general del sindicato, José Allende. En medio del conflicto el diputado provincial cruzó a la máxima autoridad política por la detención de varios sindicalistas.

Por otro lado, en el Ministerio de Salud Ariel de la Rosa quedó mal parado por la judicialización del caso y su posterior imputación. No le quedó otra alternativa que presentar su renuncia al cargo, y se fue de la cartera con varios de sus hombres de confianza. Así las cosas, el juicio está a la vuelta de la esquina.


Comentarios