La Provincia
Martes 23 de Mayo de 2017

Piden que convoquen a la elección del defensor de Adultos Mayores

El concurso quedó desierto en 2016 por no lograr el consenso entre los concejales. Un Foro local pide que lancen un nuevo llamado

Pasaron siete meses desde que se realizó la votación para elegir al defensor de Adultos Mayores en Paraná, cuyo concurso en ese entonces se declaró desierto al no lograrse la mayoría especial de dos tercios que establece la ordenanza que impulsa esta figura, promulgada en mayo de 2016. En esa instancia, los ediles manifestaron el compromiso de llamar a una nueva convocatoria este año, pero hasta el momento el tema no está en agenda.


Frente a esta situación, integrantes del Foro por los Derechos de las Personas Mayores hizo entrega de un petitorio al Concejo Deliberante solicitando que se llame a un nuevo concurso y además plantean otros puntos que estiman que son necesarios modificar para que se presenten personas idóneas para desempeñar este importante rol, en especial respecto de la remuneración que va a percibir quien quede al frente de este cargo. "Es imprescindible optimizar la remuneración de un profesional de sólida capacitación, quien no tendrá una tarea fácil dado que será quien inaugure la función, la organización, los contactos y equilibrios entre las organizaciones de nuestra comunidad donde se juega la existencia de nuestros mayores", expresa el comunicado.


Consultada sobre el tema, Norma Alonso, gerontóloga y coordinadora del Foro –integrado por distintas organizaciones e individuos que desde hace años impulsan que haya un Defensor de los Derechos de los Adultos Mayores–, comentó a UNO: "Agradecemos profundamente que haya salido el cargo y que haya sido considerado por unanimidad como una necesidad, pero después no se han arbitrado los mecanismos para que eso llegue a resolverse. Al defensor del Pueblo de Adultos Mayores le van a pagar unos 12.000 pesos. Y alguien con una experiencia ya probada, acreditada, como un abogado o un gerontólogo, tiene que dejar todas sus ocupaciones para dedicarse a ser defensor, y no lo puede hacer por ese sueldo".


En este marco, recalcó: "Es una figura que deberá negociar con una organización o una empresa del Estado, afrontar las quejas de la gente, tendrá que buscar salidas de negociación a situaciones nuevas. Por eso es necesario que sea alguien que tenga experiencia y apelamos a la sensibilidad, y sobre todo a la responsabilidad de los concejales, para que arbitren los medios para poder plantear un sentido posible al nombramiento. Necesitamos que genuinamente se articulen las voluntades para garantizar e interesar a profesionales que se presenten con probada vocación y formación en el área". Acto seguido, expresó: "El año pasado se anotaron alrededor de 30 personas, pero algunas tenían 21 años y en esa edad es difícil que tengan experiencia para un cargo tan importante".


En la nota presentada en Mesa de Entradas del Concejo Deliberante, el Foro aclara que se trata resguardar "los derechos de una enorme masa de personas que aumentan día a día de forma exponencial" y en el texto sus integrantes advierten: "Se considera a la longevidad el mayor logro del siglo XXI, pero de no acomodarnos al ritmo de los requerimientos que este fenómeno poblacional exige, podremos encontrarnos con múltiples situaciones siniestras".


Asimismo, hacen hincapié en que la figura del defensor de los Derechos de los Adultos Mayores en Paraná será "una figura imprescindible por lo menos por unos 50 años, hasta tanto se regularicen, supervisen, reglamenten y controlen las diferentes maneras de organizar servicios, artefactos, viviendas, profesiones, elementos de apoyo y otros numerosos temas que se irán creando frente a esta inédita revolución demográfica".


Alonso remarcó que hasta el momento los ediles no han organizado una nueva convocatoria tras la frustrada elección del 19 de octubre de 2016 y confió en que desde el Foro que coordina esperan una pronta respuesta. "Dejaron stand by al tema, por eso presentamos la nota", dijo, y concluyó: "El 15 de junio es el Día Mundial de la Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez y en el marco de esta fecha queremos recordar que las situaciones violentas son por acción y también por omisión. Estamos reclamado que un tema de derechos tenga valor y para que eso ocurra la persona que sea electa como defensor de los Derechos de los Adultos Mayores debe estar debidamente capacitada y ser idónea para el cargo".



***
Solicitan ser veedores a lo largo del proceso


En torno a la convocatoria de candidatos a ocupar el cargo de defensor de los Derechos de los Adultos Mayores, el Foro por los Derechos de las Personas Mayores manifestó en la nota dirigida a la presidenta del Concejo Deliberante, Josefina Etienot, en representación de los demás ediles, la posibilidad de "ser veedores en el análisis de los antecedentes de los concursantes para impedir que se jueguen intereses partidarios sobre la acreditación específica".


"Lo solicitamos en el concurso anterior, pero no obtuvimos respuesta alguna", reclamaron sus referentes y en la misiva explicaron: "Estamos ofreciendo nuestra sincera y desinteresada colaboración".


Norma Alonso, coordinadora del Foro, expresó que esperan ser considerados en este proceso, para que quien resulte electo cumpla con los requerimientos del cargo. Asimismo, cuestionó que el período en funciones del defensor sea solamente de dos años: "Dos años es poco tiempo. La persona que represente esa figura va a inaugurar una función y tiene que armar los equipos de consulta, los formularios de denuncia; y tiene que inaugurar todo lo que van a ser los elementos prácticos de funcionamiento, además de dar algunas charlas para acercar la Defensoría del Adulto Mayor a los barrios".


Por otra parte, comentó que desde el Foro habitualmente realizan una encuesta para conocer cuáles son las principales preocupaciones de las personas de edad, la cual reveló que entre las problemáticas que más las afectan se destacan las esperas excesivas en comercios, en los consultorios, en oficinas o en obras sociales. También la falta de adecuación de los medios de transporte, sobre todo de los colectivos, y al respecto, Alonso expresó: "Los jubilados por lo general no pueden pagar un taxi para trasladarse y limitan su vida social".


Otra inquietud que aflige a los adultos mayores en Paraná es el estado en la que se encuentran las veredas, las rampas, los desniveles, los pozos, y la falta de baldosas. "Mucha gente se cae y esto atrasa todas las actividades de su vida, y tiene gastos, dolores, molestias, atenciones médicas y kinesiológicas. La persona termina asustada y no quiere volver a salir para no reiterar un accidente de ese tipo", concluyó.


Comentarios