Mascotas
Viernes 19 de Mayo de 2017

Paraná se suma a la tendencia de adoptar erizos como mascotas

Su elección ilustra cabalmente los nuevos hábitos urbanos: antes las familias preferían perros y gatos, ahora el auge pasa por las mascotas exóticas.

Son tímidos y dóciles. Confundido muchas veces con un puercoespín, el erizo es un híbrido de dos especies salvajes criado en cautiverio para su domesticación, no superan los 20 centímetros y alcanzan un peso de 300 gramos, promedio. En Argentina la venta de erizos como mascota se disparó hace 15 años y Paraná hace tiempo se sumó a la tendencia. Patricia Díaz Caro, propietaria de un criadero de animales en la capital entrerriana contó a UNO hábitos de vida, cuidados, alimentación y demás detalles de estos animalitos noctámbulos que caben en la palma de una mano.


Su elección ilustra cabalmente los nuevos hábitos urbanos: antes las familias preferían perros y gatos, ahora el auge pasa por las mascotas exóticas, además de los erizos son muy buscados los hurones, iguanas, tortugas de tierra y de agua, geckos y loros habladores.
En Paraná la venta de erizos va en aumento sostenido. Las hembras cuestan 1.500 pesos y los machos 1.200 pesos.

Embed

"Las erizas entran en celo cada diez días y el tiempo de gestación es un mes, pero lo recomendable es que descansen. Nuestras erizas tienen sólo dos crías por año. Tienen en promedio entre tres y seis crías por parición", contó Díaz Caro.
Comen alimento de gato de alta calidad, son muy friolentos por lo que necesitan muchos cuidados en invierno y lo ideal es tenerlos en una pecera o una jaula con bandeja, y colocar en la base viruta u otros sustratos de madera.
"Siempre que desde pequeños se los acaricie y el erizo pueda reconocer a su dueño, no se sentirá atacado. Su defensa es el pelo adaptado a espina. A diferencia del puercoespín, el erizo sólo se defiende si se asusta, ahí se hace una bolita y presenta sus espinas", especificó Díaz Caro.

El erizo no es una especie autóctona de Argentina, no está protegida ni en peligro de extinción y tampoco representa un peligro para las personas.




Comentarios