Paraná
Martes 25 de Julio de 2017

Paraná en los ojos de una familia de turistas que vive en Parque Chacabuco

Roxana, Nahuel, Sol y Juan Carlos visitaron el lunes el Pre Delta de Diamante pero estaba cerrado. Un baqueano los llevó de paseo por el río pero el viento frío conspiró contra el paseo.

Roxana (53 años), Nahuel (15), Sol (22) y Juan Carlos (58) recorrieron este martes Paraná y advirtieron que habían levantado la Feria de Artesanos, una de las referencias que tenían en cuanto a los paseos que podían realizar.

El lunes fueron a Diamante para recorrer el Pre Delta pero se encontraron con que estaba cerrado porque sigue alto el río Paraná.

"Por suerte conseguimos que un baqueano nos llevara a recorrer el río y disfrutamos de la naturaleza que es lo que vinimos a buscar", contó Roxana, la mamá de la familia que vive en Parque Chacabuco, en la ciudad de Buenos Aires.

Mira la nota relacionada: Cerraron el Pre Delta de Diamante por la creciente del río Paraná


Los integrantes de la familia porteña recorrieron durante la mañana del martes el Parque Urquiza y quedaron encantados con la arquitectura de una de las mansiones.

Se sorprendieron cuando se enteraron que, la construcción que estaban apreciando era la Casa del Arzobispado de Paraná.

El edifico del hotel Mayorazgo también llamó la atención de los visitantes que recorrieron la zona alta del paseo público.

"La gente de Paraná es muy cálida y cada vez que preguntamos algo se quedan un montón de tiempo explicándonos, en Buenos Aires, no es común", reflexionó Juan Carlos, el padre de la familia.

Apenados porque se encontraron con que habían desarmado el paseo de los artesanos en el Puerto Nuevo decidieron caminar por el centro de la ciudad.

El martes durante todo el día, empleados de la empresa que maneja las carpas, seguían levantando las estructuras. Al mismo tiempo, otro grupo de trabajadores, guardaba las juegos que se instalaron en la rotonda de Las Colectividades.

Esta semana, es la segunda de la temporada invernal en la Ciudad de Buenos Aires y en la capital provincial da la sensación que pasaron por alto el dato porque quedaron muy pocas opciones para recorrer más allá de las tradicionales.

Embed


Espera

Durante el fin de semana en los restaurantes del centro paranaense se observaron filas de clientes que esperaban por una mesa. Sobre todo por las noches cuando, muchos de los turistas que llegaron a Paraná por las diferentes actividades deportivas, salieron a cenar.

Roxana, Nahuel, Sol y Juan Carlos se mostraron interesados en la posibilidad de poder ocupar una de las mesas en Puerto Sánchez donde hay una oferta gastronómica interesante sobre todo teniendo en cuenta que se pueden degustar platos de pescados a la vera del río.

Ahora esperan que el clima los ayude para poder seguir disfrutando de las bondades naturales que tiene la ciudad.



Comentarios