Delitos de Lesa Humanidad
Martes 06 de Junio de 2017

Organismos de DD.HH. piden anular la ordenanza que bautizó con el nombre de un cura una plaza

Sostienen que el Padre Emilio Senger fue colaborador de la última dictadura cívico militar clerical

La Asociación de Familiares y Amigos de Desaparecidos Entrerrianos y en Entre Ríos (Afader), la Asociación de Ex Presos, Presas y Exiliados Políticos La Solapa, Hijos e Hijas por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio (Hijos- Regional Paraná) y La Liga Argentina por los Derechos del Hombre realizaron una presentación formal ante la Presidencia del Concejo Deliberante de Paraná, a cargo de Josefina Etienot, solicitando que se anule la ordenanza que bautizó con el nombre de Padre Emilio Senger a la plaza de los barrios Aatra III y IV. Sostienen que el religioso fue colaborador de la última dictadura cívico militar clerical y adjuntaron declaraciones de detenidos por razones políticas surgidas en el marco de las causas Área Paraná I y II, que ubican a Senger como conocedor de la situación y parte del aparato represivo.

"En esa época en que Adolfo Servando Tortolo era vicario general castrense de las Fuerzas Armadas y visitaba las cárceles del país pregonando las bondades del genocida Videla, Andrés Senger visitaba a los presos políticos en las unidades penales alegando darles la misa para en ese momento comenzar con interrogatorios e incluso manoseos y abusos en el caso de las mujeres", afirman las organizaciones de Derechos Humanos en el texto.

La polémica comenzó el martes 16 de mayo, día en que sería inaugurada la plaza de los barrios Aatra III y IV, ubicada entre las calles Bruno Alarcón, Departamento Federal, Isla Soledad e Isla Gran Malvina, y que llevaría el nombre de Padre Emilio Senger, fallecido en 2011. El acto oficial, al que convocó incluso la página del Arzobispado de Paraná, sería presidido por la autoridad del Concejo Deliberante y viceintendenta de Paraná, Josefina Etienot, acompañada por el secretario del cuerpo legislativo, Rodrigo Devinar, pero se suspendió a último momento, publicó Agenda Abierta.

En la mañana de ese mismo día los integrantes de la comisión vecinal del barrio fueron citados a la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Provincia para ser informados de la presentación de un grupo de mujeres que se oponía a que la plaza llevase el nombre del cura por su participación durante la última dictadura cívico militar, plantearon las organizaciones de DD.HH.

Comentarios