Paraná
Miércoles 26 de Julio de 2017

Operan entre 15 y 20 vuelos por día en el aeropuerto de Paraná

Sauce Viejo estará cerrado hasta mediados de setiembre y los vuelos que derivan generan una actividad inusitada en la capital provincial

Desde hace poco más de un mes se incrementó de manera notoria el movimiento del aeropuerto de Paraná Justo José de Urquiza, al derivarse los vuelos desde Santa Fe para refaccionar Sauce Viejo. Autoridades de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) en la capital entrerriana aseguran que en la actualidad operan a nivel local entre 15 y 20 vuelos diarios, incluyendo las líneas comerciales y las privadas.


Los trabajos en la vecina provincia, que se realizan con el objetivo de aumentar la capacidad operativa y demandan una inversión de 210 millones de pesos, empezaron el 19 de junio y estarían terminados en la segunda semana de setiembre, según estimaciones del secretario de Transporte de Santa Fe, Pablo Jukic. Hasta entonces, Paraná seguirá registrando una intensa actividad. Ricardo Coiz, jefe del Aeropuerto de Paraná, dependiente de la ANAC, señaló a UNO: "El balance es positivo. Hasta el día de la fecha se está trabajando normalmente con el incremento sustancial que ha habido de tránsito aéreo y de pasajeros en el Aeropuerto y todo ha salido excelente". A su vez, destacó: "El servicio que se brinda al pasajero desde Aeropuertos Argentina 2000, la empresa de navegación aérea, y de la misma ANAC, es muy bueno. Nos hemos puesto todos de acuerdo para trabajar mancomunadamente con la Policía de Seguridad Aeroportuaria, para que cada servicio sea muy eficiente y que todo salga bien".


Si bien aclaró que durante el receso invernal mermó la afluencia de pasajeros, y por ende la actividad de los vuelos comerciales, esperan que la próxima semana se reanude un movimiento más asiduo. En este marco, la compañía aérea Austral definió modificar una de sus frecuencias y en lugar de tres diarias, operara momentáneamente con dos: "Está suspendido por 15 o 20 días el servicio que llegaba pasado el mediodía desde Aeroparque Jorge Newbery, pero desde el jueves de la semana que viene empieza a operar en el primer vuelo una aeronave Boeing 737 800, que es mucho mas grande que el Embraer 737 que está viniendo", dijo.


De este modo, según aclaró, la aeronave que sale desde Buenos Aires a las 8.35, llega a Paraná una hora más tarde y retorna a su punto de partida a las 10.15, tiene una capacidad que supera los 150 pasajeros y en algunos casos promedia los 170, de acuerdo a la disposición de los asientos. "Estaba viniendo primero un Embraer pero tengo entendido que por la venta de pasaje empezó a venir un Boeing 737", indicó, sobre una nave que es más chica aún que el Embraer, que admite alrededor de 100 plazas.



Particulares


Además de los vuelos regulares de Aerolíneas Argentinas y Austral, también son numerosos los privados que llegan y se van desde Paraná en la actualidad, como por ejemplo los de una agencia que organiza viajes de egresados a Bariloche, cuyos pasajeros llegan incluso en micro de provincias como Corrientes y Misiones para volar a la ciudad rionegrina. Ya fueron tres vuelos los que partieron hacia esta localidad patagónica en estos 40 días, transportando a unos 160 estudiantes en cada viaje. Como la capacidad de la sala de espera del aeropuerto local es relativamente chica para recibir no solo a los chicos que viajan sino además a los familiares y allegados que van a despedirlos, al igual que la sala de embarque, Coiz señaló que realizaron un trabajo de organización con la Policía Aeroportuaria y lograron óptimos resultados: "Con estos vuelos se ve incrementada la cantidad de gente en el aeropuerto. La semana pasada había un vuelo que llegaba de Bariloche con 160 chicos y había para embarcar 160 más que se iban a ese destino en el mismo avión, por lo que había familiares que vinieron a esperar a los chicos que llegaban y quienes iban a acompañar a los que partían en su viaje de fin de curso", comentó. En este sentido, detalló: "Se hizo un trabajo previo muy prolijo junto con la compañías de turismo para unificar criterios y resguardar la seguridad de los pasajeros de cada empresa y en este caso, para mantener un orden, se hacía entrar a la sala de preembarque a 40 o 50 chicos y una vez que pasaban a la plataforma para subir al avión ingresaba otro grupo. En la sala siempre hubo gente, pero nunca estuvo repleta y no tuvieron que aguardar más de 30 o 40 minutos".


"Cuando arribaron de vuelta más de 150 chicos, cansados y con kilos de equipaje, se dispuso también gente de la Policía de Seguridad Aeroportuaria y de la ANAC para acompañarlos. Hay que resaltar que no tuvimos ningún tipo de inconveniente. Los estudiantes vinieron muy contentos y fueron siempre muy respetuosos", subrayó.


Por último, contó que recientemente arribó un vuelo privado de Dallas, Estados Unidos, con un numeroso grupo de turistas, y que están previstos dos más para agosto, entre otros servicios turísticos que llevan y parten de la capital entrerriana en la actualidad.


Hay nuevas frecuencias que están en estudio


Previo a que el aeropuerto de Paraná operara con más vuelos debido a la remodelación de Sauce Viejo, hubo diversas iniciativas para que en la capital entrerriana se cuente con más frecuencias a Buenos Aires, debido a una demanda y una necesidad de pasajeros que habitualmente se trasladan utilizando este medio.


Consultado sobre esta posibilidad, tras la experiencia en estas últimas semanas, Ricardo Coiz, jefe del Aeropuerto Justo José de Urquiza, comentó a UNO: "Hemos recibido la planilla de una empresa donde tienen previsto realizar vuelos a Paraná desde distintos lugares, por ejemplo hacer la ruta Aeroparque- Paraná- Concordia- Aeroparque. Hay otra que puede ser Aeroparque- Paraná- Iguazú- Paraná- Aeroparque. También está pensado hacer Santa Cruz de la Sierra (Bolivia)- Tucumán- Córdoba- Paraná. Eso está en estudio".


Sobre la factibilidad de estas trazas, opinó: "Son empresas que hacen sus evaluaciones y ven cómo pueden progresar los vuelos".


Claro está que Paraná está preparada para más frecuencias comerciales que la habitual que llega de Buenos Aires a las 18.40 y regresa desde Paraná a las 19.25. Que la iniciativa prospere traerá mayores progresos a los sectores vinculados, como a la empresa de taxis que trabaja en el lugar debidamente identificada y a quienes tienen la concesión del bar. En este punto, uno de sus referentes, señaló: "Desde que se derivan los vuelos de Santa Fe, el movimiento es muy superior, incluso se podría decir que se triplicó. Aunque la semana pasada se redujo el tráfico por las vacaciones de invierno".



Comentarios