La Provincia
Jueves 14 de Septiembre de 2017

Nueva pista en el caso del joven federaense desaparecido tras viajar a Paraná

Así lo confirmó el padre de Daniel Moretti; quien adelantó a este medio que una paranaense habría aportado datos firmes sobre el paradero del joven.

El padre del joven federaense desaparecido el pasado 22 de agosto y el último dato seguro con el que cuenta su familia -la cual lo busca intensamente desde aquel día- confirma que Daniel se tomó un colectivo interno 8722 desde Federación con destino a la ciudad de Paraná.

"Él es una persona que no está bien, osea uno lo ve y parece un chico normal porque es muy bueno, pero sufre esquizofrenia. Ese día mi señora se me cayó y tuve que llevarla de emergencia al hospital; Daniel quedó en casa y aprovechó la oportunidad para robarme sus documentos y salir; porque andaba medio molesto con nosotros", narró Moretti.

Desde que se confirmó que el joven se fue a la capital provincial, la familia viajó en dos oportunidades a la ciudad de Paraná en busca de algún dato, alguna información; repartieron folletería para ver si alguien había visto algo "pero es como si se lo hubiera tragado la tierra"; enfatizó el padre.

Moretti puntualizó que no ve muchos avances de la Justicia en el caso "pero si hablamos acá con el jefe de policía que me dijo ya averiguaron en todas las dependencias policiales, en los centros de salud, en los hospitales y nada, ningún rastro", señaló.

La familia recibió una cuota de esperanza cuando días atrás un llamado advertía sobre la presencia de Daniel en la zona de la Terminal de Ómnibus en Paraná, pero sus ilusiones fueron destrozadas tras confirmarse que solo se trataba de un joven de similares característica.

Ahora una nueva luz de esperanza vuelve a surgir ya que "este jueves me dijeron que habría una mujer que asegura haberlo visto en la zona de la cancha de Patronato y aparentemente tiene datos firmes. Pero esto siempre hay que ir con mucha cautela, así que esperaremos novedades", adelantó el entrevistado.

Al momento de la desaparición vestía un jeans de color azul y ojotas de color blanco, es de contextura delgada, de 1.75 metros de altura, tes blanca, rubio, de ojos marrón claro, posee barba y en uno de sus brazos en la parte del antebrazo lleva un tatuaje en forma de trigo.

Moretti remarcó que ellos como familia tienen esperanzas, "pero también me da mucho miedo porque se cómo es, que no le gusta pedir nada a nadie y ni siquiera sé si está comiendo".


Fuente Diario Río Uruguay

Comentarios