Salud
Viernes 21 de Julio de 2017

Médicos comunitarios no cobran sus becas y denuncian precariedad laboral

El Programa Nacional Médicos Comunitarios depende del Ministerio de Salud de la Nación. No tienen recibo de sueldo, ni obra social.No le descuentan para la jubilación y, a pesar del trabajo de riego, tampoco tienen seguro.

Trabajadores de la salud incluidos en el programa Médicos Comunitarios denuncian atrasos en el pago de los sueldos-becas y denuncian situaciones de precariedad laboral. "Llevamos 20 días de atraso en el cobro de nuestras becas y no es la primera vez que pasa", advirtieron a UNO.


El Programa Nacional Médicos Comunitarios depende del Ministerio de Salud de la Nación pero, en la provincia cuenta con una oficina de enlace que opera en la cartera provincial.


Son aproximadamente 25 enfermeros y promotores de Salud que actúan en distintos puntos de la provincia. En tanto hay médicos comprendidos en el programa, que también atraviesan la misma situación.


Los trabajadores de la salud se vinculan con el programa a través de contratos precarios, ya que no tienen recibo de sueldo, no les descuentan jubilación y no tienen obra social. Tampoco tienen seguro, a pesar de que realizan tareas de riesgo y para trabajar, muchas veces deben trasladarse.


"Decidimos contar nuestra realidad porque trabajamos para el bien de la comunidad todos los días, pasando muchas veces por situaciones de riesgo y no contamos con un seguro que nos proteja. Tampoco nos pagan aportes jubilatorios porque somos contratadas o becadas. No tenemos recibo de sueldo, ni mutual", afirmó a UNO Mara Echegoyemberri.


Si bien esta situación quedo clara a la hora de firmar el contrato, es injusto por donde se lo mire y también ilegal. "No podemos dejar de difundir esta situación que estamos viviendo ya que lo que nos pagan ($ 5.900 en el caso de un promotor de salud), la mitad queda en el traslado, todos los días. Encima no nos dan respuesta y llevan 20 días de atraso sin pagarnos y ya ha pasado otras veces", explicó.


Mara desempeña su tarea, de lunes a viernes, en el Centro Integrador Comunitario (CIC) de Las Cuevas, a 40 kilómetros de Diamante. Se levanta a las 5.30 para tomar el colectivo que la deja a horario.


"Trabajamos en terreno una jornada de seis horas, con mucho sacrificio. En nuestras casas debemos tener el pan de cada día, pagar nuestros alquileres, nuestras cuentas, luz, gas. Muchos trabajadores tienen hijos. Cómo le explicás a un niño que no hay para el pan porque no alcanza?", se pregunta.



Problemas en todo el país

La trabajadora advirtió que el Programa nacional está teniendo inconvenientes en otros sitios del país lo que los pone en estado de alerta. Señaló que en Salud de la Provincia la oficina, que actualmente está a cargo de Norma Hernández, no les brinda respuestas.


"Queremos una solución y que este programa mejore ya que no nos beneficia en nada a quienes verdaderamente ponemos el lomo todos los días para todos los que trabajamos en Médicos Comunitarios y los que posiblemente sigan entrando a este programa. Queremos que nuestros derechos se cumplan", afirmó.

Comentarios