Costumbres y tradiciones
Lunes 31 de Julio de 2017

Mañana es el día en que se bebe caña con ruda en ayunas

La creencia indica que sirve para espantar los males del invierno. Puesteros de la feria de Salta y Nogoyá que comercializan la bebida, contaron a UNO detalles de la preparación.

"Un trago de caña con ruda en ayunas cada 1 de agosto para espantar los males del invierno", reza el milenario ritual de los indios guaraníes que, en la actualidad, se convirtió en una tradicional práctica que ya ni se discute, casi como un "trago" obligatorio que año a año suma cada vez más adeptos. Además, coincide con el día en que se honra a la Pachamama (este vocablo significa: Pacha: Universo, tiempo; y Mama: madre, la madre Tierra).

Don Roberto Yeregui y su esposa, doña Ñata, ya hace siete años que ofrecen las botellitas de caña con ruda a sus clientes de la feria de Salta y Nogoyá, en Paraná. Cuentan con dos versiones, la tradicional y la saborizada de durazno. El precio parte de los 50 pesos y varía según el tamaño y la presentación de la botella.
En diálogo con UNO contaron detalles no sólo de la tradición, también de sus inicios en el emprendimiento y forma de preparación. "La gente venía y nos preguntaba por el brebaje, y entonces entendimos que había una necesidad. En familia decidimos vender caña con ruda y espontáneamente surgió la idea de llamar al microemprendimiento Las dos abuelas", dijo Roberto.

Embed


El nombre rinde homenaje a Cata, abuela del entrevistado, y doña Ana; "una suegra muy querible", tal como la definió. La primera fue enfermera en Concepción del Uruguay y la segunda, madre de 11 hijos, se las arregló para llevar adelante su familia en el monte, en el departamento Villaguay. "Las dos mujeres, valientes y luchadoras", recalcó Roberto.
Respecto de la tradición de los tres tragos en ayunas, Roberto contó que cada adepto le pone su impronta. "Muchos cumplen con el rito cada 1° de agosto, otros la toman todo el año. Muchas veces nos sucede que llegan clientes en enero, con un calor tremendo, a consultarnos si no nos quedó guardada una botellita", relató el entrevistado.
En cuanto al procedimiento, contó que cuentan con una empresa proveedora de Buenos Aires, que les entrega la caña tradicional y saborizada y las botellas de vidrio.
"Hay dos momentos para la elaboración, puede ser en Semana Santa o en San Juan. Una vez terminado, se guardan las botellas y días antes del 1° las preparamos con las etiquetas y con los estuches que nosotros mismos confeccionamos", indicó el puestero. Este año prepararon unas 200 botellas de diferentes tamaños.

Se utiliza por lo general ruda macho. "Para que prenda la ruda hay que tener un poco de suerte. Nosotros hicimos plantas con cabitos y algunas prosperaron. Utilizamos de las nuestras y también de un amigo, doon Garbenza, de San Benito. Él asegura que sólo puede manejar las plantas él, sino se secan, entonces cuando voy es el dueño de casa quien se encarga de cortar las plantas", contó.


Don Roberto confirmó que son las personas mayores quienes más cumplen con el ritual y se acercan al puesto a comprar el brebaje, aún así aseguró que cada vez más jóvenes se suman.


Comentarios