La Provincia
Jueves 28 de Mayo de 2015

Los árboles frutales crecen hasta en las macetas del patio

Cada vez más en los hogares se vuelve a producir frutas.

Los árboles frutales pueden crecer hasta en una maceta de 50 centímetros de diámetro. Claro que siempre es mejor si tienen más espacio, como puede ser un tacho de 500 litros o en un cantero en el patio de la casa familiar.

El ingeniero agrónomo Hugo Tabares, que es el jefe de trabajos prácticos de la cátedra Fruticultura de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de UNER que funciona en Oro Verde,  consultado por UNO aseguró que en esta época del año hay que podar los árboles “que están establecidos”, los que ya dieron frutos.

Una de sus discípulas y colega Carolina Kaul que trabaja en el Senasa  y además tiene un gran interés en la fruticultura adelantó a este diario que ahora también es un buen momento para plantar. “Lo ideal es comprar el árbol en un vivero y traspasarlo porque en esta época del año no sentirá, tanto, el cambio”, aseguró la profesional por teléfono desde  Concordia.

Los ingenieros destacaron que en esta zona del país, los cítricos prenden muy bien y recordaron que el manzano o el duraznero también son muy buenas opciones.

En la región la producción de árboles está muy “atrasada” y sería una muy buena oportunidad de negocios. Algunos reclaman mayor compromiso de los viveros que, muchas veces, se desentienden luego de realizar la venta.

Si la idea es plantar árboles frutales en casa, desde la semilla, lo ideal es acercarse al INTA y contactarse con los encargados del programa Pro Huerta.

También está la posibilidad de hacer “injertos” pero igual se necesita del acompañamiento de un profesional. Teniendo la Facultad de Ciencias Agropecuarias en Oro Verde, la región puede convertirse  en un polo de producción intensiva.

Los interesados en la plantación hogareña deberán tener en cuenta algunas cuestiones puntuales: el riego, el abono de la tierra y el cuidado  por los insectos y las enfermedades.

Luego hay que tener en cuenta la poda, que es muy importante: “Hay que dejar que la copa del árbol tenga buenas circulación de aire y una importante entrada de luz. Sacar las ramas enfermas y las  viejas”, advirtió la ingeniera Kaul.

Por otra parte, el que plante en esta época del año tiene que prestarle mucha atención al “agua de inicio” y luego regar la tierra todos los días. Lo ideal es que la tierra tome una consistencia “como la de la plastilina”, aseguró Kaul. Los días de mucho viento hay que regar un poco más y obviamente bajar la intensidad en los tiempos de lluvias.

Los árboles tienen que estar plantados antes de que llegue la primavera para que puedan realizar todo el proceso necesario.

Volver al monte y cosechar los alimentos

El ingeniero agrónomo Hugo Tabares creó el Monte frutal de la facultas de Ciencias Agropecuarias de Oro Verde en donde se practican técnicas que luego son llevadas a la práctica. La idea es potenciar la fruticultura, como alternativa productiva para pequeños emprendedores de la región, que puedan realizar mermeladas, licores o conservas. Con la higuera se pueden  producir higos macerados en vinagre balsámico y con la vid todo lo que ya se conoce de las uvas.

La idea es volver a la plantación urbana como se hacía algunas décadas atrás. “Se olvidaron las tradiciones, en gran parte por la falta de tiempo y porque cambiaron las costumbres. En un momento fue mucho más fácil ir a comprar al supermercado frutas que venían de lugares muy lejanos”, explicó la ingeniera Kaul que reconoció una vuelta a los orígenes de muchas familias.  
 

Comentarios