Consumo
Jueves 18 de Mayo de 2017

Los alimentos aptos para celíacos llegan a costar hasta 15 veces más

El paquete de fideos con harina común más barato vale 6,90 en las góndolas. Un producto similar pero libre de gluten cuesta 108 pesos

En una recorrida por las góndolas de una de las cadenas de supermercados de Paraná se puede observar que el precio de un paquete de fideos de 500 gramos de una segunda marca arranca en 6,90; un valor que incluso es más bajo que las opciones que ostentan el cartel de Precios Cuidados, que se consiguen a 10,92 o a 12,29 pesos, según la marca. En cambio, en el sector exclusivo donde se exhiben productos para celíacos los números cambian sensiblemente, y un paquete del mismo tipo de mercadería y mismo peso, pero libre de cualquier componente que incluya trigo, avena, cebada y centeno (TACC), los cuatro cereales que afectan la salud de quien tiene esta condición, llega a costar 108 pesos, o sea, unas 15 veces más.


En esta góndola precisamente no hay ninguna mercadería incluida en el programa Precios Cuidados, y los importes de cada uno de los artículos aptos para celíacos son marcadamente superiores: un paquete de galletitas crackers vale 45 pesos, un pan tipo campo de 190 gramos sale 80 pesos; o una caja con mezcla para preparar bizcochuelos, 67 pesos, por citar algunos ejemplos.


Para poder hacer frente a los altos costos de los productos que deben consumir estrictamente sin otra alternativa, ya que el único tratamiento que tienen para sostener su calidad de vida se basa en una correcta alimentación, las personas con celiaquía hacen malabares. "Voy comprando lo que necesito y siempre en distintos lugares. Hay negocios donde rebajan la mercadería cuando se les acerca la fecha de vencimiento y hay mucha diferencia. Por eso compro día a día", contó a UNO Alejandro, que es celíaco, al igual que una de sus hijas.


Cecilia Pautaso, presidenta de la Asociación de Celíacos de Entre Ríos (ACER) coincidió en este dato y detalló: "Vemos en algún supermercado que cuando se acerca la fecha de vencimiento de un producto es abismal la rebaja que hacen. Por ejemplo, a un paquete de fideos que está 105 pesos lo bajan a 30". Asimismo, relató que van buscando ofertas o descuentos en la segunda unidad, que es una modalidad que implementaron varios comercios.


Pautaso comentó que muchas veces existen importantes diferencias de los valores en productos para celíacos según el comercio: "De un supermercado a una dietética, que a lo mejor está a tres cuadras, el precio cambia. Y no entendemos porqué, ya que seguramente lo distribuye el mismo camión y el mayorista se los vende a ambos al mismo importe. Lo que falla acá son los organismos de control que deberían verificar que se cumplan los convenios que en alguna oportunidad se hacen con los supermercados o los negocios".


Acto seguido, opinó: "Al no haber contralor, se dan estas prácticas abusivas en los precios de los alimentos aptos para celíacos, que son indispensables para llevar adelante un tratamiento, ya que es lo que nos garantiza no padecer enfermedades inmunes provocadas por la celiaquía".


En cuanto a la brecha de precios entre mercaderías sin TACC y las comunes, la dirigente de ACER aclaró: "Depende del rubro. Donde hay mayor desigualdad es en los derivados de las harinas, donde se usa una premezcla específica que reemplaza a la harina común. En muchos de estos productos, que constituyen la cultura alimentaria de gran parte de la población, como es el caso de los fideos o una premezcla para hacer una pizza, ya estamos hablando de precios absolutamente desfasados. Después en las mermeladas, la salsa de tomate, los jugos, la mayonesa y otros artículos, no existen mayores diferencias".


***
Una ayuda económica que no alcanza



Cecilia Pautaso recordó que las personas celíacas reciben una ayuda económica para "comprar los productos a su elección", pero aclaró que hace tiempo los montos están estancados.


"Los que tienen obra social, a través de Iosper, perciben 600 pesos para la compra de alimentos. Esta misma cifra es un monto mayor a lo que otorgan otras obras sociales nacionales", comentó.


"Los que no tienen obra social reciben un importe de 500 pesos a través de la tarjeta Sidecreer, pero solo los que están empadronados, porque también hay una demora en el empadronamiento, producto de que la Sidecreer está con complicaciones financieras", agregó, y recordó que la Municipalidad de Paraná también entrega un refuerzo alimentario a las personas sin obra social.




***
Impulso de productos regionales sin TACC


Sobre la situación actual de los precios de los productos sin TACC, Cecilia Pautaso, presidenta de ACER, opinó: "Si bien las empresas para producir tienen un costo mayor porque tienen mano de obra y maquinarias que no pueden compartir con otros productos, y hay una reglamentación, una certificación y controles más estrictos que en el resto de los alimentos, eso de alguna manera no da lugar a que luego se potencien 10 veces más de un producto común".


En referencia a la posibilidad de reducir costos, sostuvo que lo que sería de gran ayuda es que la provincia tenga un polo de producción regional para alimentos libres de gluten. "Debemos potenciarnos como microrregión para abaratar todo lo que tiene que ver con transporte, ya que si estamos comprado productos que provienen del exterior, como Uruguay y otros lugares, siempre vamos a estar pagando más caro", expresó la titular de la organización no gubernamental.


En este marco, destacó que hay iniciativas que están proliferando y manifestó: "Con alegría podemos decir que de hecho ya hay varios emprendimientos que lo están haciendo con una gran responsabilidad social, y se han logrado equiparar los precios, y por ser aptos para celíacos no son más caros. En breve esperamos reunirnos con el ministro de Producción de la Provincia (Carlos Schepens) para que cualquier línea crediticia que haya la puedan disponer emprendedores abocados a preparar productos libres de gluten y que se contemple una exención impositiva para los productores".


Sobre los alimentos de producción regional, contó que hay dulces, premezclas, panificados, productos lácteos, snack y galletitas, arroz y artículos derivados, nuez pecan y además se está probando una cerveza a base de arroz sin TACC, entre otras disponibles.



Comentarios