Discapacidad
Martes 03 de Octubre de 2017

La Uader y el Iprodi trabajar en el desarrollo de silla de ruedas anfibias

Es para equipar a los centros turísticos públicos, de manera que en esos ámbitos se pueda promover el acceso pleno a personas con discapacidad motriz.

En un trabajo articulado con el Instituto Provincial de Discapacidad de Entre Ríos (Iprodi), la Universidad Autónoma de Entre Ríos (Uader) se encuentra desarrollando un modelo de silla de ruedas anfibias, para equipar a los centros turísticos públicos, de manera que en esos ámbitos se pueda promover el acceso pleno a las playas y el río, de personas con discapacidad motriz.

Esta iniciativa surgió como parte de una convocatoria del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación, lanzada en 2015, de Tecnologías para la Inclusión Social, del Programa Consejo de las Demandas de Actores Sociales. Allí la Uader presentó el proyecto denominado Playas Inclusivas, a cargo del Departamento Tecnologías para la Salud de la Facultad de Ciencias de la Vida y la Salud, en coordinación con la Unidad de Vinculación Tecnológica (UVT) de la universidad.

Según la institución, la provincia es uno de los lugares del país más visitados en los últimos años. Y en ese marco, debe seguir promoviendo la accesibilidad, posibilitando que personas con discapacidad motriz inferior puedan hacer goce pleno de la playa y el río. Así, con este desarrollo se persigue el objetivo de equipar a los centros turísticos públicos con sillas de ruedas anfibias, entre otras acciones de carácter inclusivo.

Desde la Uader se estuvo trabajando en el diseño, con la idea de lograr un producto de bajo costo, con materia prima de origen nacional y mejorando las prestaciones de productos similares ofrecidos actualmente en el mercado.

Al respecto se destacó que el mes pasado, el director del proyecto Alberto Canavelli, probó la primera unidad en pileta, para verificar su funcionamiento y realizar los ajustes necesarios. También se prevén pruebas en la playa. Luego de ello, entregarán cinco unidades en comodato al Iprodi, como cierre de la iniciativa.

Desde ese organismo provincial se podrá coordinar con los municipios para la instalación, buen uso y conservación de las sillas, con el asesoramiento de la unidad ejecutora de la Universidad.

Comentarios