GNC
Sábado 18 de Marzo de 2017

La suba de tarifas afecta al GNC y vaticinan otro golpe al bolsillo

El incremento en el gas de abril, aumentará el costo en las estaciones. Advierten que entre enero y febrero bajaron las ventas un 20%

El aumento de las tarifas van a provocar, otra vez, un incremento en el costo del Gas Natural Comprimido (GCN). Referentes del sector de la capital provincial advirtieron que entre enero y febrero bajaron las cargas en las estaciones un 20% y hay preocupación. No saben aún cuánto va a subir el valor del metro cúbico al público, aunque ya calculan que por lo menos será entre 40 y 50 centavos.
En los números concretos se advierten enseguida las condiciones en la que se encuentran las estaciones de GNC en la provincia. Según las estadísticas precisas del Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas), en febrero hubo en Entre Ríos solo 146 conversiones de autos, contra 595 en Santa Fe y 1.155 en Córdoba. Se puede decir que aquellas provincias tienen un universo vehicular mucho mayor acorde a la densidad demográfica. De todos modos, si se compara el mismo mes con 2016, en Entre Ríos se convirtieron 264 autos por lo que la baja fue del 80,8% en igual período. Habrá que agregar que en 2015, los cambios de nafta a GNC fueron de 263 y en 2014 de 349 para el mismo mes, por lo que las diferencias dan cuenta de los problemas por los que atraviesa el sector.
Influye el precio. En febrero, en promedio en la provincia, el valor por metro cúbico se ubicó en los 11,676 pesos, cuando el promedio en el país es de 10,645. Así, el GNC entrerriano está por ejemplo, debajo del de Jujuy (11,706) y del que se vende en La Rioja (12,29), pero por encima del de Santa Fe (10,731) y Córdoba (11,343). En otras palabras, en general y en promedio, se paga en la provincia el GNC más caro de la región centro y uno de los precios más elevados del país, al menos así lo testifica la estadística de Enargas. Solo en un año aumentó el 84% ya que en febrero de 2016 costaba en Entre Ríos 6,347 pesos el metro cúbico. Estos precios son en promedio, en Paraná, en algunas estaciones, cuesta 11 pesos. En febrero de 2015 se pagaba por el GNC 5,241 pesos.
Días atrás se realizó la audiencia pública del gas a nivel nacional donde se determinaron incrementos que todavía no se sabe cómo y cuándo se harán efectivos. Todo indica que la tarifa subirá en abril un 11% para los usuarios residenciales y esto repercutirá en el precio del combustible.
Para el empresario del sector, Alejandro Di Palma, faltan políticas que mejoren la situación. "Lo que vemos es una retracción tremenda. Las ventas cayeron en términos nacionales un 20% durante los primeros dos meses del año", dijo a UNO. Frente a los nuevos incrementos que se vislumbran, sostuvo: "Tenemos que decidir, como empresarios, cómo transferir ese aumento del gas. Nosotros tenemos un costo para llegar al producto terminado y la realidad nos demuestra que hay una incapacidad del mercado para hacer frente a la suba descomunal como la que propina el Gobierno. Es un delirio. De manera tal, con franqueza, estamos en permanente discusión y lo que vemos es que no hay posibilidad de transferir totalmente el impuesto hacia el consumidor del GNC", señaló Di Palma, y agregó que solo como estimación, calcula que el aumento rondará entre 40 y 50 centavos por metro cúbico. "Con eso solo alcanzaría para empatar con la suba de la materia prima de abril", sostuvo. Cierto es que el gobierno nacional estima nuevas subas en la tarifa del gas en octubre y a principios de 2018. Di Palma habló de desinterés por el GNC de parte de la administración del presidente Mauricio Macri y agregó que incluso hay un impuesto a las empresas que depositan en efectivo que comenzó a regir, por 60 días, desde el 1° de marzo y que afecta a las estaciones de servicio.
Los incrementos salariales también juegan un papel, ya que sostienen que por el tipo de clientes, cuanto más poder adquisitivo tiene la gente, más crecen las ventas. Habrá que ver cómo se dan las subas, pero, al parecer, son casi un hecho.
El salario, en el medio de la discusión

El gas es la materia prima para las estaciones del GNC, pero también lo es la electricidad ya que dependen ese suministro para poder comprimir el primero. Por lo tanto, el aumento de la luz también afecta al costo.
A eso hay que agregarle el componente salarial. El empresario del sector, Alejandro Di Palma, sostuvo: "Celebramos que haya paritarias y esperamos que los sueldos empiecen a tener aumentos que le permitan a la gente consumir".
Di Palma dijo que es un costo laboral importante como empresario, pero agregó que es necesario reactivar las ventas: "No estamos de acuerdo con un aumento del 18% porque esto solo sigue manteniendo una posición de recesión. Creemos que la evolución del sector vendrá de la mano de una reactivación y consideramos que no puede revertirse con aumentos tarifarios y costos tremendos".

Comentarios