Solidaridad
Viernes 21 de Julio de 2017

La solidaridad los une y dedican sus días de vacaciones a ayudar

Unos 130 chicos de distintas provincias se reunieron en Paraná para realizar acciones en los barrios. Son de la Iglesia Visión de Futuro

Mientras en las vacaciones de invierno muchos dedican su tiempo a descansar, irse de viaje o hacer otras actividades vinculadas con el ocio, un numeroso grupo de jóvenes de diferentes provincias se juntaron en Paraná para ayudar a personas de zonas vulnerables. Son 130 los chicos que participan en esta iniciativa de la Iglesia Visión de Futuro, que por quinto año consecutivo lanzó la campaña Impacto Total, cuyo objetivo es colaborar con alimentos en los hogares de bajos recursos de distintos barrios y realizar donaciones a instituciones sociales que contribuyen al bienestar común.

Las acciones se llevan a cabo en distintas provincias cada año. Mientras en 2016 fueron a Córdoba y Tucumán y en ediciones anteriores a otros puntos del país, en 2017 definieron efectuarlas en Paraná, porque en la capital entrerriana nació esta iglesia, hace 45 años.

En este marco, ayer estuvieron en las inmediaciones de calles El Resero y República de Siria, en barrio Balbi, y entre actividades como charlas sobre salud, juegos con los chicos de la zona y otros emprendimientos, salieron a las calles del lugar vestidos con remeras naranjas y grandes bolsones de comida para entregarles a los vecinos.

"Al principio la gente piensa que somos de algún partido político o algo similar, y luego entienden que se trata de una campaña solidaria. Nos encontramos con personas que tienen muchas necesidades y que precisan ser escuchadas. Una de la señoras que nos atendió nos contaba que tres veces se le quemó la casa y tuvo que volver a empezar, aún sin fuerzas; o hay muchas abuelas cuidando de los nietos y es gente que por ahí no tiene ayuda de ningún lado y sobre todo necesita apoyo, que alguien los escuche y les diga que sí se puede salir adelante", contó a UNO Jaqueline Cabrera, de 27 años y oriunda de Buenos Aires.

La joven comentó que además de haber participantes de su provincia, hay de San Juan, Tucumán, Mendoza, Córdoba y otros puntos del país: "Nos tomamos nuestras vacaciones de invierno para ayudar a la gente que tiene necesidad y nuestra excusa para el encuentro con la gente es un bolsón con alimentos, pero la idea es también charlar con los vecinos, ver qué necesidades tienen y poder orar por ellos", señaló.

Por otra parte, aclaró que si bien es el quinto año que se lleva adelante esta labor, en la Iglesia Visión de Futuro realizan tareas solidarias desde siempre: "Desde que tengo uso de razón, recuerdo que a los 9 años iba a ayudar al comedor comunitario a servir la comida", rememoró.

Si bien ella lleva tiempo formando parte de esta campaña, reflexionó sobre la participación de los adolescentes que hace menos tiempo que se incorporaron: "Los primeros que salen impactados con esto son los chicos. Escuchan historias y esto ayuda a salir un poco de la burbuja en la que uno vive y ponernos en el lugar de la gente, de lo que le está pasando. Esto nos ayuda a nosotros a cambiar la perspectiva y la forma de ver a la sociedad", aseguró.

Asimismo, la joven hizo referencia a la respuesta de quienes los reciben en sus hogares cuando van a llevarles una ayuda: "La gente nos brinda mucho cariño. Cuando vas a la casa, lo poco y nada que tienen te lo ofrecen y eso es lo que más impacta; si tienen el último pedacito de pan te lo ofrecen simplemente por haberlos visitado".
Además de Jaqueline, hubo otros jóvenes que compartieron su testimonio, como Gabriel César, que es de Paraná y tiene 14 años. Ayer recorría con entusiasmo una de las calles lindantes al polideportivo del barrio junto a sus compañeros y comentó a UNO: "Es la primera vez que participo en Impacto y la experiencia es muy buena. Uno se queda sin palabras cuando ve a las personas que nos reciben en sus casas, a donde vamos a prestarles colaboración".
Nicolás Fiore y Carolina Arce, también oriundos de la capital provincial, reflejaron su satisfacción por participar en esta cruzada. En el caso de Nicolás, contó que a sus 20 años participa por quinta vez y destacó: "Siempre me voy impactado y muy contento. Hemos visitado otras provincias en años anteriores y la gente nos abre su corazón en cada lugar al que vamos a entregar alimentos". Por su parte, Carolina resaltó, además, que a través de esta iniciativa pregonan la fe: "Repartimos bolsones de alimentos pero sobre todo queremos compartir el amor de Dios en cada encuentro con los demás".
Así, esto jóvenes, en el medio de sus vacaciones de invierno, eligieron un camino solidario para ayudar a quienes lo necesitan.


Otras actividades

Iván Fontana es uno de los referentes adultos de la Iglesia Visión de Futuro, que desde el miércoles viene realizando distintas acciones solidarias en Paraná. Entre ellas, donaron al Centro Integrador Comunitario (CIC) del barrio Humito, dos oxímetros de pulso, dos armarios, 12 sillas de ruedas, tres tensiómetros, tres termómetros Citizen, una impresora, una computadora, un Monitor de 19'', dos camillas elásticas, un negatoscopio y un frigobar para vacunaciones. También hicieron donaciones al hospital San Martín, y concretaron charlas de salud y demás acciones en barrio Balbi. "En las vacaciones la Iglesia Visión de Futuro se dedica a acercar una mano a las personas con necesidades y con ese propósito, grupos de jóvenes de diferentes provincias se pagan su viaje y su estadía para viajar al lugar donde se hace la campaña y brindar su tiempo y su ayuda", dijo.
"Así como Jesucristo estuvo siempre al lado de los más necesitados, la Iglesia también trasmite ese amor de Cristo y compartimos el tiempo, acercamos un bolsón preparado con comidas, se hacen donaciones a distintas instituciones, y por las noches esta semana realizamos reuniones a las 20.30 en la Escuela Hogar", dijo, e invitó a quien quiera asistir a las mismas o a acercarse a la Iglesia, situada en Pascual Palma 357, en Paraná.

Comentarios