La Provincia
Domingo 10 de Septiembre de 2017

La provincia incorpora tecnología para intentar mitigar la contaminación

A partir del trabajo articulado con municipios, universidades, cooperativas e instituciones del sistema científico, la provincia trabaja en tres frentes para mitigar y monitorear el impacto de la contaminación ambiental de pulverizaciones agrícolas y la aplicación de agroquímicos, además del tratamiento de residuos orgánicos por biodigestión.

El beneficio alcanza a zonas urbanas y rurales de la región, y habilita la generación de empresas y productos de base tecnológica que absorbe capacidades y recurso humano desarrollados y disponibles localmente.

Cumpliendo el cupo que el Consejo Federal de Ciencia y Tecnología (Cofecyt) otorga a Entre Ríos en la convocatoria de Medio Ambiente y Energías Alternativas, la provincia gestionó, traccionó y avaló tres proyectos por los cuales se inyectarán cerca de tres millones de pesos a la provincia.

Lo hizo a través del trabajo articulado entre la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación; la Secretaría de Ambiente; la Universidad Autónoma de Entre Ríos, la Universidad Nacional de Entre Ríos, el municipio de Crespo, la junta de Gobierno Colonia Ensayo y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, y este viernes se firmaron en Oro Verde, en la sede de la Facultad de Ciencias Agropecuarias, los convenios que se requiere para concretar estas iniciativas.

La posibilidad de que productores, empresas, organismos públicos y universidades vinculados con la temática de las pulverizaciones agrícolas y sus potenciales impacto cuenten con un sistema de monitoreo, gestión y trazabilidad de las mismas, quedó rubricada en un convenio con la firma del director del Centro Regional Entre Ríos INTA, Guillermo Vicente; el director Estación Experimetal Paraná del INTA, Rubén Isaurralde; el decano de la Facultad de Ingeniería de la UNER, Gabriel Gentiletti; la responsable de la unidad de vinculación tecnológica, Norma Cordiviola; el director General Secretaría de Ambiente de Entre Ríos; Roberto Zabala y la secretaria de Ciencia, Tecnología e Innovación, Luisina Pocay.

A esto se suma, la conformación de una empresa de base tecnológica con capacidades y recurso humano desarrollado y disponible localmente para comercializar el sistema; la instalación de cinco prototipos en equipos de cooperativas agrícolas de la región; y la generación de información para la gestión de prácticas agrícolas y para la definición de políticas para el sector.

La inversión total es de 1.100.000 pesos, de los cuales 760.000 los aporta el Estado. La iniciativa resulta del trabajo articulado entre la Estación Experimental Agropecuaria Paraná del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria y la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Entre Ríos.

Comentarios