Solidaridad
Miércoles 31 de Mayo de 2017

La increíble historia de un joven que en tres minutos cumplió su sueño

Tras una campaña solidaria, Juan Bustamante logró hacerse la operación que esperó toda la vida y le permitió ver.

A las 15 del lunes, Juan Bustamante ingresó al quirófano. La operación que esperó durante toda su vida duró no más de tres minutos. Así es la tecnología. Para poder llegar a la intervención, al no tener trabajo lanzó una campaña solidaria, una rifa de 100 pesos que vendió y que sorteará el 3 de junio. A las 21 de ese mismo día pudo ver por primera vez una película subtitulada sin lentes.


Si algo le sobra a Juan Bustamante es iniciativa y esperanza. Sin lentes, prácticamente no podía ver nada por una enfermedad que le detectaron a los 14 años. Este joven hoy tiene 35. La operación que se realizó fue muy costosa y luego de estudios recién el lunes pudo hacerse la intervención. El 2 de mayo UNO dio a conocer su historia, una que encontró eco de manera rápida gracias a la solidaridad de decenas de personas que no dudaron en darle una mano. Ojos para Juan, se llamó la campaña y ahora habrá que decir que Juan consiguió lo suyo.


La cirugía Refractiva (PRK) que se practicó tuvo un costo de 25.800 pesos por ojo; más 2.000 de estudios previos. Esto dio como resultado 53.600 pesos que el paranaense, en su mayoría, logró gracias a la ayuda de todos.


LEER MÁS --> Esperanzado por ver, un joven lanzó su campaña: #OjosParaJuan


Su enfermedad le generaba miopía y astigmatismo; en palabras simples, es una degeneración en el ojo que se lo dejaba como una pelota de rugby. Hasta el lunes, necesitaba 9 grados de aumento en cada cristal de los lentes; desde entonces, ni bien se corran las nubes, podrá mirar hasta la Luna.


La cirugía fue con láser y ayer, ya más tranquilo, Bustamante quiso agradecer a todas las personas que colaboraron con la compra de los bonos y lo ayudaron. Dijo a UNO: "El lunes, después de tanto esfuerzo y la ayuda de tantos, me pude operar con un total éxito gracias a Dios, a mi familia, a los medios, el Centro de Veteranos de Malvinas, a Elda Ortega, Mauro Barzola, Liliana Ozuna, María Laura Paredes, Patricia Piérola Somer, Élida Zapata, Daniela Priffgner, Lorena Muñoz, David Tortul, María Laura Rodríguez, Coly Serrano e infinidad de personas que me ayudaron, y un especial agradecimiento al Pablo Lódolo y su equipo de profesionales por tan buena labor, que ahora me permitirá tener una mejor calidad de vida".


Comentarios