La Provincia
Miércoles 04 de Julio de 2012

Hoy son los alegatos en el juicio por el incendio del estudio de Caccioppoli

Hoy tendrán lugar los alegatos de los dos únicos acusados, Ivana Gauna y Claudio Miño; de la fiscalía, y de la querella, que sostiene que el incendio tenía como fin atentar contra expedientes vinculados a la causa Harguindeguy, en la que Caccioppoli es querellante.

Hoy continúa el juicio en la Cámara de Apelaciones de Concepción del Uruguay, donde se investiga el robo y quema de expedientes en el estudio jurídico de María Isabel Caccioppoli, la abogada que integra la querella en la causa Harguindeguy.

Rubén Pagliotto, el abogado que representa en este juicio a Cacciopoli, hoy tendrán lugar los alegatos de los dos únicos acusados, Ivana Gauna y Claudio Miño ; de la fiscalía y querella.


Según señaló Pagliotto a Diario Junio, todo indicaría que el robo solo fue para despistar y que lo principal era atentar contra expedientes vinculados a la causa Harguindeguy, en rigor, algo que aún no fue probado.


El letrado aseguró que es imposible no señalar que en este supuesto robo, de las más de 25 cajas que había en el estudio, solo incendiaron las vinculadas a la causa de Derechos Humanos. “Para nosotros está claro que la quema fue con ese único objetivo, el robo solo fue para disimular”, apuntó.


En otro orden aseguró que Miño (36 años) fue a vivir a ese departamento solo dos o tres días antes del hecho y que, su pareja Ivana Gauna había alquilado ese departamento dos meses antes. Vale destacar que ambos acusados están siendo juzgados en libertad.


Agregó además que es muy raro que de las 4 computadoras no solo hayan robado las más viejas sino las que tenían archivado y digitalizado todo lo referido a la causa Román y Área Concordia, las dos que integran la causa Harguindeguy.


La Cámara de Apelaciones juzga a Ivana Gauna y Claudio Miño, ya terminaron las declaraciones de los 16 testigos del juicio oral y público en el que se sustancia la causa por el robo y quema de expedientes en el estudio jurídico de María Isabel Caccioppoli de Concepción del Uruguay ocurrido en el mes de abril de 2010.


La abogada denunció que ese hecho formaba parte de un intento por “intimidarla para que no continúe adelante con la querella en las causas por delitos de lesa humanidad cometidos en la última dictadura”.

Comentarios