Tevez
Jueves 24 de Agosto de 2017

Honran su vocación combinando el trabajo con las tareas solidarias

Hoy es el Día del peluquero y quienes abrazaron esta profesión reivindican la posibilidad de ayudar a otros a verse y sobre todo sentirse bien. En este marco, muchos brindan su tiempo y sus saberes para fomentar la inclusión social

Hoy es el Día del Peluquero, y quienes se dedican a esta profesión lo celebran. A la fecha la instituyó hace ocho siglos el rey Luis XV, decidido a homenajear a quien le arreglaba sus cabellos y adornos.

Se trata de una actividad que tiene un crecimiento exponencial y gran relevancia en la actualidad, sobre todo en una sociedad que le rinde culto a la imagen, donde numerosas personas invierten tiempo y dinero en verse cada vez más bellas. Pero además, según afirman quienes realizan esta tarea, también su labor abarca de algún modo un servicio que ayuda a sentirse bien.

Además de significar una salida laboral, la peluquería ofrece además la posibilidad de realizar un servicio social en el caso de quienes sienten que su vocación se completa ayudando a otros. En este marco, Patricio Herrera, quien tiene su local en San Martín y Mitre en la capital provincial, honra su profesión con tareas solidarias que junto a 25 estilistas más realizan en distintos barrios e instituciones de Paraná, adonde asisten los lunes, que históricamente es el día de descanso para quienes se dedican a esta actividad.

El grupo se llama Peluqueros Solidarios, y además de cortarle el pelo a los chicos de las zonas más vulnerables hacen colectas de juguetes, alimentos, ropa, colchones, frazadas y otras cosas que necesitan las familias a las que visitan, y brindan una merienda con chocolatada, facturas y bizcochuelos que personas generosas les donan, procurando pasar una linda tarde con quienes transitan su infancia.

A veces consiguen una casa de alguien del barrio adonde van para poder hacer su trabajo, otras cortan el pelo en algún descampado o incluso les ha tocado hacerlo en El Volcadero, al lado de una quema de basura. Si advierten que algún chico tiene pediculosis o alguna infección también se ocupan, asegurándose que reciban atención médica. "Tratamos de interactuar con la gente, más allá del corte de pelo, que se hace como higiene. Le cortamos el cabello a personas grandes también, a los padres o madres, para que las criaturas tengan un referente. Es impresionante cómo juega la autoestima, cómo las nenas se van felices con su flequillo, y los nenes contentos porque vienen y piden el corte de Messi o de Tevez y se lo hacemos. Por ahí para uno es tan común ir a cortarse el pelo, pero para muchos de ellos es lo mejor que les pasa en el día", recalcó.

Patricio recordó que la primera vez que se sumó a una cruzada solidaria fue de la mano de una agrupación que llevaba ayuda y contención a los barrios, hace más de dos años. "Me invitó una amiga. Era un domingo y fuimos a Mosconi III. Ese día le corté el pelo a más de 80 chicos. Junto a Maximiliano Villagra seguimos yendo un año y medio a ese y otro barrio más. Luego se formó Peluqueros Solidarios", indicó, y dejó sus números de teléfono invitando a más gente a colaborar con donaciones de cosas para seguir adelante con tan loable tarea, o para quien requiera su trabajo solidario: (0343) 154670211 y 4219676.

Nota completa en edición impresa de Diario UNO de Entre Ríos

Comentarios