La Provincia
Viernes 05 de Mayo de 2017

Hace un año que el río Paraná está bajo el nivel de alerta

Frente a las costas entrerrianas, el río Paraná atraviesa un largo período con aguas calmas

Luego de una crecida que había comenzado en los últimos meses de 2015 y que se extendió hasta el quinto mes de 2016, el río Paraná comenzó a disminuir su caudal y desde hace casi un año se mantiene por debajo de los niveles de alerta.


Sobre el Puerto de Paraná, el 15 de mayo de 2016 registró una altura de 4,77 metros, y desde entonces no volvió a superar los 4,75 metros, que fijan las condiciones de alerta, marcando un extenso período sin grandes fluctuaciones, lo que no es habitual. La altura ayer fue de 3,84 metros, con un repunte de un metro que se viene observando desde abril.


Según las estimaciones del Instituto Nacional del Agua (INA), el comportamiento del río Paraná hasta junio no mostrará variaciones significativas, a partir incluso de un régimen de precipitaciones que tendrá valores apenas por encima de los valores normales. Incluso las intensas lluvias de semanas atrás resultaron menos problemáticas debido al bajo nivel del río, que permitió que los distintos arroyos y cursos de agua que atraviesan a la mayoría de las localidades entrerrianas pudieron actuar como verdaderos drenajes pluviales naturales.


En ese marco, los estudios del instituto dan cuenta de que existe una alta probabilidad de la continuidad del fenómeno climático El Niño, pero con carácter neutro, al menos hasta el invierno inclusive. Y distintas estimaciones meteorológicas especializadas dan cuenta de que a partir de la primavera podría darse un mayor régimen de lluvias, con el fenómeno del Niño.


***
Escenario actual


No se han registrado eventos intensos ni lluvias importantes en las últimas semanas, en las altas cuencas o en los afluentes del Paraná, como los ríos Iguazú o Paraguay. Por ejemplo, el caudal en Cataratas promedió 1.400 metros cúbicos por segundo, mientras que en abril fueron 1.200 metros cúbicos, un 30% por debajo del promedio mensual de los últimos 25 años.


Un comportamiento similar –refleja el informe del INA– tuvo el río Paraguay en distintos tramos de su cuenca, mientras que el Paraná, en sus tramos misionero y correntino solo ha tenido fluctuaciones circunstanciales debido a lluvias locales particularmente intensas.



Comentarios