Invenciones
Martes 29 de Agosto de 2017

Gualeguaychuense inventó un refugio portátil para personas en situación de calle

La idea del creador es que el gesto se multiplique, por eso hizo un video tutorial en el que detalla el paso a paso y los materiales necesarios.

El gualeguaychuense Beltrán Sobredo es el creador del prototipo de un "refugio portátil con pallets" para personas en situación de calle.


Embed

"Muchas personas ya están presas de las adicciones y del sin sentido de la vida, por lo que no tienen libertad para decidir salir de las calles. Pero son personas dignas y que deben ser miradas", argumentó Sobredo.

Esa realidad fue el motor para comprometerse y pensar "una alternativa para mitigar este dolor".

Así primero en su cabeza, luego en un bosquejo, nació el prototipo de un "refugio portátil con pallets" para personas en situación de calle.

En su pequeño taller, entre varios intentos, contagió a un puñado de entusiastas y materializó ese sueño imparable. "Ya tenemos dos y los vamos a poner a prueba con quienes lo van a utilizar. Pero lo testeamos con lluvia y viento, en veredas y calles rotas y resiste a todo", explica sobre la etapa en la que se encuentran.

El mayor deseo de Sobredo es contagiar a otros para que construyan refugios y así multipliquen la ayuda.

"Nosotros no vamos a construir muchos, sino que queremos que sea tan simple que entre amigos o un grupo de familiares en un fin de semana pongan manos a la obra y hagan el suyo, para esa persona que vieron que duerme en piso de su cuadra", dijo.


Por eso subió un video tutorial en Facebook en el que detalla el paso a paso y los materiales necesarios.

Beltrán es de Gualeguaychú, y está casado con Cecilia Strasser y tiene tres hijos. Es licenciado en Administración y trabaja asesorando empresas.

De Buenos Aires se instaló en Córdoba hace siete años y adoptó la ciudad como propia. Apenas llegó se contactó con Creamos, una ONG solidaria que ayuda a las personas en situación de calle.


Su prototipo no es una casualidad sino una búsqueda de muchos años. "No tengo muchas nociones de diseño pero me doy maña. Sabía que quería algo duradero, pero a los que le contaba no lo entendían", relató.


Este está pensado para ser montado y desmontado con facilidad.

Durante la noche refugia a las personas del clima y durante el día puede ser utilizado para guardar las pertenencias.

"Lo imaginamos movible, desmontable y que sirva para la noche y el día. Las personas en situación de calle no tienen donde guardar sus cosas y acá van a poder dejar algo de ropa y de comida también", explica Beltrán sobre su uso.

Los materiales son muy baratos y reciclables, ya que su estructura está hecha de pallet, paredes y techos de silo bolsa, algunos pocos clavos, herrajes y rueditas.

Su uso también está pensado para el verano, por lo que las paredes son desmontables.



Comentarios