Redes Sociales
Lunes 18 de Septiembre de 2017

Grupo de Whatsapp de padres: ¿Beneficiosos o perniciosos?

Es muy difusa la línea entre el buen uso y el abuso de estos grupos. Profesional plantea la necesidad de que se establezcan pautas para lograr una relación armónica y se le pueda dar a la plataforma un buen uso.

Los grupos de Whatsapp de padres pueden ser tan útiles como extenuantes. Si se utilizan para comparar trabajos, aportar datos u organizar cumpleaños se presentan como una buena alternativa para solucionar diferentes situaciones, ahora si lo que predominan son mensajes verborrágicos, repletos de contenidos insignificantes y de apreciaciones innecesarias pueden volverse directamente una "tortura". Termina siendo una vía ineficaz o incluso una fuente de conflictos.


Hace muy pocos días se viralizó una conversación por Whatsapp de un grupo de madres de un colegio privado religioso de San Antonio de Padua (en Buenos Aires). Las mujeres celebraron que cambiaran de grado a un compañerito de sus hijos, el cual padece síndrome de Asperger, los escritos se hicieron públicos y llovieron las críticas en las redes sociales por la crueldad de los comentarios.


El tema puso en el tapete los problemas que generan estos grupos. Con peores o mejores consecuencias. La realidad es que hoy es muy común que los padres compartan un grupo y lo que alarma a los referentes de la educación es que ese intercambio termine siendo contraproducente.


Susana Valentinuz es profesora en Ciencias de la Educación y magíster en Educación, en diálogo con UNO brindó apreciaciones sobre una temática instalada y puso énfasis en la necesidad de que se establezcan pautas.


¿Son un problema o no los grupos de Whatsapp de padres?: "En parte sí. Son un problema si son usados irresponsablemente. Toda red social es una herramienta, una plataforma que da cuenta de la nueva cultura de la conectividad. Se está gestando una nueva sociabilidad online y a lo que se debe apuntar es la responsabilidad adulta, no en los jóvenes y niños", indicó la magister en Educación.


MIRÁ EL VIDEO


Embed


Violencia, discriminación y competencia
Si de por sí la comunicación pierde muchos sentidos cuando no es cara a cara, cuando en el grupo no conoce a muchos de los participantes no demoran en aparecer los malentendidos, presuposiciones y los mensajes inoportunos.
Hay un alto grado de agresividad, no hay filtro y tampoco se toma conciencia de lo que se genera en el otro.
En ocasiones, el progenitor pierde de vista que es el espejo en que su niño o adolescente se mira. Si tanto en el grupo de Whatsapp como en el diálogo cotidiano con sus hijos el adulto introduce conceptos violentos, discriminatorios o establece reiteradamente comparaciones entre su hijo y los demás, es más que probable que el hijo repita estas valoraciones.

MIRÁ EL VIDEO


Embed

Comentarios