La Provincia
Lunes 18 de Septiembre de 2017

Gestionarán subsidios para los trabajadores del frigorífico gualeyo

El intendente Bodgan acordó con el sindicato y los trabajadores solicitar al gobernador una ayuda de 3.000 pesos. Lo hará hoy en una audiencia en Paraná. Envuelta en una disputa familiar, la empresa Feersa tiene en vilo a 130 familias

Son 130 las familias que en Gualeguay vienen resistiendo como pueden la crisis del sector cárnico. La paralización de la faena del Frigorífico Equino de Entre Ríos SA (FeersaSon), con un conflicto familiar como telón de fondo, agravó aún más los problemas financieros de la empresa y el inmediato impacto se sintió en el bolsillo de los trabajadores. Desde abril los salarios se dejaron de abonar con regularidad, incluso los propios empleados reconocieron a UNO que se les adeuda el medio aguinaldo, las cargas sociales y otros conceptos, un panorama desesperante para quienes viven de un frigorífico que pasó de exportar al extranjero a caer en desgracia por una pelea entre hermanos.


Mientras avanza en un Juzgado de Familia de Gualeguaychú la demanda por divorcio que desplazó del directorio a Javier Veronesi, en Buenos Aires los accionistas designados en forma interina convocaron a una asamblea que no deparó las respuestas esperadas.



"Siguen en terapia intensiva"



Así las cosas, el viernes en una reunión a la que asistieron el intendente de Gualeguay, Federico Bodgan, representantes del Sindicato de la Carne y un grupo de trabajadores, consensuaron en que se gestionará un subsidio no reintegrable ante el gobierno provincial. Lo confirmó en comunicación con este medio el jefe comunal gualeyo: "Hoy a las 11 tendré una entrevista con el gobernador Gustavo Bordet en la cual le voy a comentar la necesidad que tienen los empleados de gestionar un subsidio. Hay que ver si el gobierno está en condiciones de otorgar una ayuda a estas familias que no cobran desde hace varios meses. Les van dando plata como para que respiren, pero nada más; siguen en terapia intensiva, con 2.000 pesos por mes no es mucho lo que pueden hacer".


Según adelantó serán 3.000 pesos por única vez en carácter de asistencia a los operarios damnificados por el cierre de la planta, aunque todos íntimamente confían en que el conflicto tenga una resolución favorable.


"El gobierno provincial tiene la obligación de acompañar este reclamo, por lo menos para paliar esta situación", planteó el presidente municipal. El dirigente de Cambiemos reconoció que en Gualeguay son más de 3.000 las personas desocupadas que atribuyó "a la falta de un Parque Industrial; hay tres empresas, y la que da más trabajo es el hipódromo, el Jockey Club a través de los cuidadores de caballos, los vareadores y los jockeys".


A su vez, sostuvo que hubo contactos entre el Sindicato de la Carne y el Ministerio de Producción.



Una empresa que fue modelo


El frigorífico Feersa impuso un modelo empresario a seguir en el sector cárnico y dejó de faenar en forma sostenida a partir de 2016. De 3.000 cabezas que se faenaban pasó a un promedio de 200, lo que impactó directamente en la fuente laboral. En este contexto, se dejaron de pagar con regularidad las quincenas y todo el esquema de funcionamiento se resintió. En diferentes publicaciones que realizó UNO sobre el tema quedó en evidencia las diferencias personales entre los hermanos con participación accionaria en la firma. En cuanto a las últimas novedades, el juez que lleva adelante el juicio por divorcio iniciado por Corina Rivas contra Javier Veronesi, removió del cargo de administrador judicial al contador Luis Dalcol y se designó en su lugar al Juan Cruz Veronesi, hijo mayor de Javier Veronesi. La demandante había solicitado que se resguardaran sus bienes, por lo que el empresario y expareja perdió toda la potestad en el manejo de la sociedad, al igual que su hermano Martín.


Comentarios