Sobre la importancia de estas acciones, añadió: "Estas tareas son necesarias para obtener la declaración de fondo limpio, ya que la obra civil está finalizada".

"Los trabajos que desarrollará la grúa llevarán entre 12 y 15 días. Luego de la finalización de la remoción de los macizos pesados, la limpieza del fondo, se hace con otro tipo de draga. Con lo cual estamos muy próximos a que el puerto quede operativo, afirmó Cabrera.

El funcionario destacó también que "paralelamente se están llevando adelante las gestiones para obtener las habilitaciones en los distintos organismos nacionales que intervienen para autorizar el funcionamiento del puerto, como lo son Senasa, Aduana, Prefectura y la Subsecretaría de Puertos. Uno de los requisitos justamente es la certificación del fondo limpio para tener la seguridad de que cuando los buques se amarren en el puerto, no le ocasionen ningún tipo de inconvenientes".

Con esta obra el calado del puerto Ibicuy alcanzará el mismo calado que tiene el río Paraná y vamos a estar en las mismas condiciones que en el cauce principal del río.

Importancia

La operatividad del puerto Ibicuy permitirá atender la demanda de los sectores productivos de la región, que están necesitando un puerto de ultramar en la provincia. "Nosotros pretendemos quedar operativos lo antes posible para brindar soluciones a los sectores arroceros, forestal, citrícola, no sólo de Entre Ríos, sino también de la Mesopotamia y de países vecinos" aseveró el presidente del Instituto Portuario.

"Esto se suma a trabajos que se vienen haciendo por pedido del gobernador Gustavo Bordet en otros puertos de la provincia como Diamante y Concepción del Uruguay. Cada uno tiene sus características distintas, pero vamos dejando los puertos operativos y en funcionamiento, tendientes en primer lugar a exportar los productos de la región" concluyó.