Transporte público
Miércoles 02 de Agosto de 2017

Este mes se firmará el contrato con empresas para el nuevo servicio de transporte público

La Municipalidad de Paraná informó que será a fines de agosto. Propusieron cambios sensibles, como el aumento de la espera en días y horarios particulares

El 11 de noviembre venció la concesión del servicio de colectivos actual. Desde entonces hubo todo un proceso con marchas y contramarchas, que todavía no llegó a su fin. Pasaron sesiones extraordinarias del Concejo Deliberante, una audiencia pública, manifestaciones, reuniones vecinales, definiciones del marco regulatorio y hasta la presentación de pliegos de licitación que todavía no fueron aprobados. El martes 8 habrá una instancia en donde esperan aprobar la propuesta presentada por las empresas actuales y a fin de agosto poder firmar los contratos, nueve meses después, para el nuevo servicio.

“Estamos en la etapa final. Falta que el órgano de monitoreo y control creado por ordenanza se expida finalmente sobre si los aspectos de la licitación están cumplimentados. La evaluación realizada por cinco integrantes del Ejecutivo municipal ya se hizo con dos observaciones y ahora ese órgano se tienen que expedir”, dijo a UNO María Marta Zuiani, concejala por Cambiemos y una de la que más de cerca siguió el proceso. Fue quien confirmó que esperan poder avanzar en los próximos días a fin de ya no extender más los tiempos. La última mención al tema fue en mayo, y entonces parecía que el advenimiento de un nuevo servicio era cuestión de días.

“Esperamos el dictamen final”, dio Zuiani, y explicó que se les entregó a cada una de las partes cuatro biblioratos que son los que conforman la licitación y ante las diferencias que pudieran existir en ese órgano, se vota por mayoría simple.

La demora en el nuevo servicio es perjudicial para quienes utilizan el colectivo a diario, los usuarios que lo necesitan, que requieren todos los días una mejor prestación, sobre todo con frecuencias más cortas, que no haya que esperar tanto.

Zuiani dijo: “Hay dos observaciones a estudiar. Una tiene que ver con la forma en que se da la financiación del terreno que se propuso en el pliego para la venta e instalación propia de la empresa. Y la otra con una alternativa que la empresa presentó”.

Esta última se trata de un mayor lapso de espera en las frecuencias entre coche y coche en determinados días y horarios.

En los pliegos para el servicio, las empresas que querían presentarse debían garantizar una espera no mayor de entre 10 y 15 minutos. Pero hicieron una presentación alternativa para días hábiles –de noche y de madrugada– y sábados, domingos y feriados –de manera similar–, en que la espera sea de 20 minutos.

“Eso cambiaría mucho el costo final del pasaje, porque se toman en cuenta los horarios que los colectivos van vacíos. Se estudió la propuesta que hizo la empresa”, dijo Zuiani y agregó: “La propuesta es interesante y documentada en los cortes de boleto. En determinados horarios son muy pocos y propusieron espaciar el servicio, pero se lo dejó a consideración del órgano”. Este está conformado por el defensor del Pueblo, el titular de Defensa del Consumidor, tres concejales, cuatro especialistas en costos: uno por la empresa, uno por el Ejecutivo y dos por el Concejo Deliberante, el secretario de Servicios Públicos y un representante de los trabajadores entre otros.

Por ejemplo desde la Unión Tranviarios Automotor se puso especial énfasis en que todos los trabajadores actuales se mantengan ante la nueva concesión y que en las cabeceras de las líneas haya sanitarios para los choferes. Zuiani sostuvo que eso está cumplimentado en el pliego presentado.

“Quisiéramos llegar al fin de este proceso a fin de mes y firmar el contrato. Así puede iniciar el nuevo servicio con los boletos combinados, las mejores frecuencias, y los controles; todo esto implica más exigencias para las empresas y el nuevo contrato nos dará esas pautas”.


Comentarios