Inflación
Jueves 11 de Mayo de 2017

En Entre Ríos la suba promedio de precios alcanzó el 2,3% en abril

En lo que va de 2017, el aumento promedio acumulado es de un 7,3% en los artículos de consumo, y alcanza el 29,2% en el último año

En Entre Ríos los precios aumentaron en promedio el 2,3% en abril, según anunciaron desde la Dirección de Seguimiento de Precios de la Provincia, en base a un relevamiento hecho sobre 126 productos y servicios y al monitoreo de 500 artículos más. En tanto, informaron que en los cuatro primeros meses del este año, la evolución de los precios acumula una suba de 7,3% y la medición interanual revela un incremento del 29,2%.

El director del organismo Javier Schnitman, sostuvo que los mayores incrementos se dieron a nivel provincial en los lácteos, en consonancia con lo que ocurre a nivel nacional, donde subieron un 40% en el último año en medio de la crisis lechera: "A principios de marzo nosotros ya habíamos planteado que los lácteos iban a tener un aumento de precios bastante fuerte, generado por distintos inconvenientes que afectan al sector productivo, como las grandes lluvias que ha habido y las inundaciones. Existe un problema serio en el sector, que recién podría empezar a equilibrarse", señaló a UNO.

A su vez, sostuvo que también hay verduras que ostentan altas subas. En algunos tipos la cuestión estacional condiciona los valores de manera ciclotímica, pero en otros casos, como el del morrón, se cultiva principalmente en Corrientes y es una provincia que también se vio afectada por intensas precipitaciones. En una recorrida por verdulerías y supermercados, UNO pudo sondear que el morrón rojo, por ejemplo, pasó de costar 60 pesos a valer 100 pesos o más; también el importe que hay que pagar por el morrón amarillo trepó notoriamente y se estima que este valor se va a mantener durante algunas semanas más.

Sin embargo, el funcionario advirtió que "lo que preocupa es que el incremento mensual se sigue manteniendo elevado en alimentos y productos de consumo". Al respecto, expresó: "Es llamativo, sobre todo si uno pone el énfasis en los productos envasados. Al ser industrializados se debería poder tener una previsión de los valores, pero igual están teniendo aumentos importantes de precios".

"También ocurre que hay varios productos que empiezan a cambiar la cantidad del contenido para tratar de sostener un precio", aseguró.

Consultado acerca de si hubo productos que registraron alguna baja, comentó: "Hay algunos valores más estables en artículos como determinados dulces, o el precio del té y de la carne, que ha tenido un comportamiento muy tranquilo en estos meses. Además se da con algunos fiambres, el pollo y ciertas gaseosas en el caso de bebidas".

Sobre la evolución de los precios, Schnitman explicó: "Enero fue el mes en que las subas fueron más leves; ya en febrero empezó a haber un incremento llamativo, y en marzo y abril el aumento se sostiene alto", dijo el funcionario, y agregó: "Veremos este mes en curso qué es lo que va a suceder. Supongo que va a ser más elevado todavía, porque en mayo hay incrementos programados para algunos servicios y combustibles, que cuando se efectúen seguramente van a impactar en los precios".

Por último, afirmó que se sigue danto una gran dispersión de precios y refirió: "Hablamos de una misma marca, un mismo producto, pero simplemente tiene desigualdad importante en el precio si uno lo compra en cadenas de supermercados o en almacenes. Son artículos como azúcar, fideos, harina, arroz y otras cosas básicas, y entre un comercio y otro llegan a tener diferencias son muy notorias, que alcanzan entre un 30% y un 35%". Entre los motivos por los que se da esta situación, analizó: "Sabemos que la cantidad en la compra hace a la posibilidad de discutir precios y esto beneficia a las grandes cadenas, pero por otro lado desde mediados del año pasado hay un síntoma, que no era un elemento incorporado por el supermercadista y el almacenero, que es el de no saber cuánto van a valer esos productos el año que viene. Esto provoca una gran erosión en el resultado final del precio del consumidor, porque cada uno le pone el precio que imagina", concluyó.



***
Según el ICP del Indec, a nivel país el incremento es del 2,6%



El Índice de Precios al Consumidor (IPC-Costo de Vida) aumentó durante abril el 2,6%, con alzas que alcanzaron el 2,2% en alimentos y bebidas; 4,6% en vivienda y servicios básicos, y 3,2% en educación, entre otros productos y servicios relevados, según informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El organismo retomó la difusión de la comparación interanual, luego de un año en el que se restableciera la medición de precios, y en este marco informó que en el primer cuatrimestre del año la inflación ascendió al 9,1%, y en los últimos 12 meses acumuló un 27,5%.

La suba del 2,6% registrada por el Indec superó a todos los cálculos privados, que la colocaban entre el 2% y 2,1%, incluso por sobre la medición del 2,4% sindicada por el Instituto Estadístico de los Trabajadores integrado por gremios de la Confederación General del Trabajo (CGT) y la Central de Trabajadores Argentinos (CTA).

El martes, antes de que se conociera esta cifra, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, manifestó que "un éxito para este 2017 es seguir bajando la inflación" y aseguró que "es un proceso arduo que al principio tiene costos pero una vez que el esquema funciona genera muchísimos beneficios".

"Argentina está sentando las bases para tener un sistema monetario muy eficiente, para tener en dos años tasas de inflación muy parecidas a las del resto del mundo", concluyó el funcionario.

Cabe recordar que la inflación de marzo, según el organismo, fue del 2,4%, y al febrero 2,5%. Salvo enero, en los demás meses de lo que va del 2017 el índice del costo de vida se ubica encima del 2%.


Comentarios