Salud
Lunes 22 de Mayo de 2017

En la Semana del Parto Respetado, reivindicaron los derechos al nacer

Hubo distintas actividades a nivel mundial. En Paraná, realizaron una charla para informar qué aspectos pueden hacer valer las madres

Con el lema "¿40 semanas? El nacimiento tiene el momento correcto, no el programado", culminó ayer la Semana Mundial del Parto Respetado –que se desarrolló en diferentes países a partir del 14 de mayo– en la que se llevaron a cabo distintas actividades con el fin de promover y difundir cuáles son los derechos que tienen las madres y los bebés al momento de nacer.


Entre las acciones de sensibilización, en Paraná se realizó el fin de semana una charla a cargo de un grupo de doulas, con el objetivo de informar sobre los derechos que promueve la ley 25.929 sobre Derechos de Padres e Hijos Durante el Proceso de Nacimiento, que según informó el Ministerio de Salud de la Provincia, fue sancionada el 25 de agosto de 2004, promulgada el 17 de septiembre de ese año y reglamentada 11 años después mediante el Decreto 2035/2015.


Esta normativa establece, entre otros puntos, una serie de premisas que tanto la salud pública como privada deben tener en cuenta a la hora del parto. Entre ellas, evitar prácticas invasivas así como el suministro de medicación innecesaria e informar sobre las diferentes intervenciones médicas y, ante todo, la posibilidad de que la parturienta pueda participar en la toma de decisiones. El texto legal promueve además que se respete a la familia en sus particularidades, como sus costumbres, religión y nacionalidad, y que se la acompañe en la toma de decisiones seguras e informadas.


Belén Schuvastz, doula y asesora en lactancia, fue una de las mentoras de la actividad para difundir los alcances de esta norma y comentó a UNO: "Hace 14 años que se celebra a nivel mundial la Semana del Parto Respetado y existe la ley 25.929, que dice que toda mamá al momento de parir y todo bebé al nacer tienen derechos que deben cumplirse. Más que nada habla de los deseos que esta madre tenga durante el alumbramiento y que esté al tanto de que puede elegir libremente sobre un montón de cosas que se realizan de rutina. Por ejemplo, no se la puede obligar a parir en posición horizontal, o a ponerse suero si no quiere". A su vez, mencionó: "También se promueve el respeto a sus deseos y necesidades: no impedirle que coma o beba, o que esté acompañada por quien ella considere oportuno en cada momento. Y fundamentalmente debe saber que tiene derecho a la información sobre la existencia de complicaciones, ventajas e inconvenientes de los posibles tratamientos".


En cuanto a los derechos del bebé en la instancia del parto, sostuvo: "Principalmente hay que respetar que pueda estar en contacto con su madre desde el primer momento y disfrutar de la lactancia materna sin interferencias".


Belén explicó que si bien en las instituciones privadas y públicas hay una mayor tendencia a respetar estas opciones y se advierten cambios positivos, señaló que en muchos casos existe una notable falta de conocimiento por parte de las mamás y expresó: "Por eso se trata de promover esta ley y la Semana del Parto Respetado tiene este fin".


Por otra parte, hizo alusión a las cesáreas, una práctica que desde hace años genera polémica porque se realiza "a menudo sin que existan indicaciones clínicas, lo cual pone a las madres y a los niños en riesgo de sufrir problemas de salud a corto y a largo plazo", según advierte la Organización Mundial de la Salud (OMS)". Al respecto, aseguró: "Estamos teniendo entre un 87% y un 90% de cesáreas, la mayoría programadas". En este aspecto, la OMS indica que la tasa "ideal" sería de entre el 10% y el 15%.


"Como mensaje, instamos a las madres a que se informen y que tengan en claro que es su cuerpo, su bebé, y que se trata de no entregar el poder al médico u otra persona de afuera. Que escuchen su propia voz interior, ya que las madres sabemos si algo malo está sucediendo o no", dijo a modo de conclusión.


***
Adhesión del Ministerio de Salud


El Ministerio de Salud de Entre Ríos adhirió a la Semana Mundial del Parto Respetado. En este marco, sus referentes destacaron que en la provincia "trabajan en la regionalización de la atención del componente perinatal y familiar, con el objeto de establecer la complejidad de los servicios y organizar la red de derivación en función de garantizar la atención en maternidades seguras y adecuadas a la implementación de las Condiciones Obstétricas y Neonatales Esenciales definidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS)".


En este marco, brindaron una serie de premisas sobre los derechos que tienen las madres y sus bebés en el momento del nacimiento, entre las que señalan que la madre tiene derecho a ser informada sobre las distintas intervenciones médicas que pueden tener lugar durante el parto y postparto y participar activamente en las decisiones acerca de las alternativas distintas, si es que existen; también a ser considerada como persona sana, de modo que se facilite su participación como protagonista de su propio parto.


Además, la madre tiene derecho a un parto respetuoso de los tiempos biológico y psicológico, evitando prácticas invasivas y suministro de medicación que no estén justificados; a ser informada sobre la evolución de su parto, el estado de su hijo o hija y, en general, a que se la haga partícipe de las diferentes actuaciones de los profesionales que la acompañan; a no ser sometida a ningún examen o intervención cuyo propósito sea de investigación; a elegir quién la acompañe durante el trabajo de preparto, parto y postparto; a tener a su lado a su hijo o hija durante la permanencia en el establecimiento sanitario, siempre que el recién nacido no requiera de cuidados especiales; a ser informada, desde el embarazo, sobre los beneficios de la lactancia materna y recibir apoyo para amamantar; a recibir asesoramiento e información sobre los cuidados de sí misma y del niño o niña; a ser informada específicamente sobre los efectos adversos del tabaco, el alcohol y las drogas sobre el niño o niña y ella misma.


Asimismo, el recién nacido tiene derecho a ser tratado en forma respetuosa y digna; a su inequívoca identificación; a no ser sometido a ningún examen o intervención cuyo propósito sea de investigación o docencia; a la internación conjunta con su madre en sala; a que sus padres reciban adecuado asesoramiento e información sobre los cuidados para su crecimiento y desarrollo, así como de su plan de vacunación.


Comentarios