Día del Padre
Sábado 17 de Junio de 2017

El Día del Padre, lo festejará trabajando a 400 kilómetros de su casa

En la Policía no hay feriados ni fechas especiales. Se trabaja todo el año. Y mañana habrá varios uniformados cumpliendo con su deber, es el caso de un paranaense que lo encontrará como padre en el puesto caminero de Brazo Largo.

El Día del Padre no es un día más. Sin embargo hay mucha gente que debe sacrificar el festejo para cumplir con su tarea. Enfermeros, bomberos, policías, médicos, numerosas personas deben escuchar el saludo de sus seres queridos a través del teléfono o la lectura de un mensaje.


En este caso, vamos a reflejar las extrañas sensaciones que debe tener una persona que mañana no estará en su casa. Su día lo encontrará a 400 kilómetros de su ciudad, Paraná. Y si bien en estos tiempos difíciles contar con un trabajo es casi una bendición, cumplir tareas en el Día del Padre, tal vez no es lo más agradable.


El oficial Matías Blanco trabaja en la Dirección de Prevención y Seguridad Vial y está a cargo del puesto caminero de la Policía cercano a Brazo Largo-Zárate. Es el primer control de la fuerza de seguridad en la autovía y de esa manera se cumple con un rol preponderante en la estrategia de atacar el delito a la hora de verificar el paso de ingreso o salida de vehículos de la provincia.

Blanco tiene 30 años y una familia consolidada en la capital provincial. Y fruto del amor a su esposa nació hace 3 años y medio Alma Sofía. "La verdad es que uno extraña a la familia, a la esposa, a mi primer hijita, pero sabemos que en la policía estamos preparados para tratar de superar y entender estas fechas tan importantes", contó a UNO Blanco.

El personal del Puesto Caminero trabaja en turnos extendidos y el oficial a cargo sabe que el fin de semana lo debe cubrir desde el viernes hasta el martes 20. "Es raro trabajar el Día del Padre, Navidad, Semana Santa o en fin de año. Son fechas sensibles y muy vinculadas con la familia, pero el deber del cumplimiento también está primero", explicó el policía.

Blanco y el resto de la guardia, 8 uniformados más, deben cubrir la seguridad en el Puesto Caminero y el control de la ruta, por lo que este domingo habrá un pequeño agasajo en la caminera a modo de homenaje a todos los padres y en especial a los que los encuentra trabajando en el sur de Entre Ríos.

"Seguramente mañana me van a llamar mi señora y mi hija, y voy a esperar las caritas que me escriba, ya que pese a su corta edad, maneja bastante bien el celular", contó con emoción Blanco al hablar telefónicamente con UNO, mientras se escuchaban de fondo pasar vehículos por la ruta.

Confió además que el año pasado, también tuvo que trabajar en el Día del Padre. "Uno no se acostumbra a estar lejos de la familia, de los afectos, del cariño de sus seres queridos, pero en esta profesión, nos vamos formando para asumir la responsabilidad de tener un uniforme y brindar seguridad, tal cual nos reclama la sociedad", referenció el segundo jefe del puesto caminero.

Específicamente sobre su labor sostuvo: "Están ingresando muchísimos autos desde Buenos Aires hacia Entre Ríos y nos dice la gente que es por el feriado de este sábado (por Martín Miguel de Güemes), y además porque numerosa gente pidió el lunes y así poder unir el feriado del martes 20, por el Día de la Bandera", dijo y continuó: "Por eso es que tenemos un intenso control para ordenar el tránsito, brindar recomendaciones, y verificar posibles situaciones irregulares o delictivas", añadió Blanco.

A modo de comparación sobre los turnos rotativos dentro de la policía, contó: "Al menos el 24 de marzo que fue mi cumpleaños tuve franco y lo disfruté al máximo con mi familia".

"Lo bueno de la Policía es que uno puede hablar y solicitar con tiempo y desde ya sabemos que por ejemplo el 25 de diciembre o el 1 de enero, una de las dos fechas nos va a encontrar trabajando, y para ello se programa y coordina con tiempo para que nadie resulte afectado con las tareas", destacó.
Finalmente dijo: "Para mi ser policía, es un orgullo, por eso trabajo con gusto. Hago lo que me gusta, más sabiendo de la responsabilidad que es ser policía en este tiempo. Y también es importante saber que cuando regreso a mi casa, mi familia me espera con los brazos abiertos, por más que sea complejo estar lejos del hogar varios días cada cuatro o cinco días", concluyó.

Comentarios