La Provincia
Jueves 22 de Junio de 2017

Diputados nacionales entrerrianos también se negaron a revisar la suba de sus dietas

La Cámara de Diputados de la Nación rechazó la posibilidad de debatir la derogación del aumento de los "gastos de representación" y de los montos que perciben los diputados por el canje de los pasajes que no usan. Una sola legisladora entrerriana avaló la posibilidad de debatir el tema, cuatro la rechazaron, un diputado se abstuvo y tres estuvieron ausentes.

A pedido de varios bloques, el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, dispuso semanas atrás la duplicación de los "gastos de representación" y de los montos que perciben los diputados por el canje de los pasajes que no usan. El primer ítem, que cobran todos los diputados de manera automática, pasa de 10 mil a 20 mil pesos, mientras que el segundo se incrementa de 19.300 a 40 mil pesos, pero sólo se percibe de acuerdo con los pasajes que se devuelven.

Este miércoles el diputado salteño Pablo López (Frente de Izquierda) reclamó que se derogue el aumento, pero su pedido no tuvo eco suficiente: el oficialismo y el Frente para la Victoria, con 141 votos, negaron el debate, contra 54 legisladores que sí votaron la posibilidad de que se debata.

La única entrerriana que, con su voto, dio luz verde al debate fue Cristina Cremer de Busti (Unión por Entre Ríos). En tanto, fueron cuatro los legisladores que rechazaron la posibilidad de revisar el aumento: se trata de Jorge D'Agostino (UCR), Yanina Gayol (PRO), Juan Manuel Huss (Frente Para la Victoria) y Marcelo Monfort (UCR).

Julio Solanas (FpV) se abstuvo y Jorge Barreto, Carolina Gaillard y Lautaro Gervasoni, los tres del FpV, estaban ausentes al momento de la votación, se desprende la información a la que accedió esta Agencia.


Radiografía de la dieta


Con la suba ya acordada, el sueldo bruto de los diputados pasó de 127.616 a 137.616 pesos. De ese total, 117.616 corresponden a la dieta y 20 mil pesos, a gastos de representación. El incremento es del ocho por ciento por encima de la paritaria legislativa, parámetro que se usa para actualizar de manera automática la dieta, que en el primer semestre fue del 10 por ciento.

Con los descuentos (el más importante, el del impuesto a las ganancias), el sueldo de bolsillo de un diputado pasa de 88 mil a 95 mil pesos. A eso debe sumarse el dinero que reciben por los pasajes que no usan. En total les dan 20 tramos aéreos y 20 terrestres. Si los devuelven todos, perciben 40 mil pesos extras, a razón de 1.350 por tramo aéreo y 650 por tramo terrestre. Para determinar esa cifra se tuvo en cuenta el costo de los pasajes a Córdoba.

Para evitar polémicas en el futuro, Monzó dispuso que a partir de ahora los gastos de representación se actualicen de acuerdo con la inflación del Indec, en tanto que los pasajes permanecerán atados a la cotización del viaje a Córdoba, publicó La Nación.

La decisión del Frente Renovador de desmarcarse del cobro del aumento de dietas provocó recelos y críticas en el oficialismo y en el Frente para la Victoria.

El presidente de bloque PRO, Nicolás Massot, afirmó en LN+ que Massa canjeó pasajes por 500.000 pesos durante su mandato y le reprochó que quiera llamar a sesión especial cuando faltó "en 12 de las 15 sesiones que se celebraron" desde el inicio del período extraordinario. "Sergio está sobreactuando", acicateó Massot.

En el massismo no se quedaron callados. "En los últimos cuatro años, el bloque Cambiemos canjeó pasajes por casi 25 millones de pesos", respondieron.




Fuente: APFDigital

Comentarios