Religión
Viernes 13 de Octubre de 2017

Dan el primer paso de una demostración de fe sin medidas

La peregrinación Hasenkamp-Paraná comienza en la tarde de este viernes y llegará el sábado a las 18 al santuario de La Loma.

Entre amigos, grupos parroquiales, familias y también de forma individual, los peregrinos se unirán hoy en Hasenkamp, desde las 17, para partir hacia Paraná en el marco de la 35° edición de la Peregrinación de los Pueblos.

Detrás de la imagen de Nuestra Señora de Schöenstatt y con el lema "Madre, danos la alegría del amor" surgido de la Exhortación Apostólica Amoris Laetitia (La alegría del amor) del Papa Francisco, se recorrerán 90 kilómetros de fe. En esta oportunidad, los últimos caminantes también serán acompañados por una imagen de la Mater que dispondrá el Movimiento de Schöenstatt de Villaguay.

Desde la organización estimaron que se espera llegar mañana, a las 18, al santuario de La Loma para celebrar la Santa Misa a las 19. Con sus habituales descansos en el cruce de las ruta 126 y 127, en las primeras horas de la noche; la segunda será en Cerrito, cerca de la medianoche, donde se realiza la tradicional Marcha de las Antorchas. Más adelante siguen las paradas en El Palenque, La Picada, Sauce Montrull y en el ingreso a la capital provincial, pasando por el Parque Industrial General Belgrano y calle Miguel David. La peregrinación finalizará en el santuario de la Virgen de Schöenstatt (La Loma).

Solidaridad
Además de los peregrinos, los voluntarios son factor determinante para que la peregrinación tenga una logística aceitada año tras año. Hay que destacar a los que acompañan al costado de la ruta, a los aguateros que kilómetro a kilómetro disponen de sus tanques para que los caminantes llenen sus botellitas de agua, a los animadores que rezan y cantan durante todo el recorrido y a los voluntarios que comienzan a encender el fuego el viernes por la tarde en el descanso de "El Palenque" para ir preparando el café o el mate cocido que servirán a los peregrinos en la madrugada del sábado, junto a un trozo de pan, para reponer fuerzas y sobrellevar el frío de la noche.
Muchos ofrecen su tiempo y su trabajo para trasladar todo hasta el lugar de descanso y preparar, con mucha alegría y espíritu de servicio, el desayuno que al día siguiente repartirán a los peregrinos. Este desayuno gratuito a los peregrinos se puede lograr gracias a la colaboración de mucha gente que hace su aporte (café, azúcar, yerba). Una verdadera muestra de amor, solidaridad y fe a lo largo de todo el camino hacia María.

Detalle

El Movimiento Apostólico de Schoenstatt, de profunda devoción mariana, fue fundado por el padre José Kentenich (1885–1968) el 18 de octubre de 1914, en una simple capillita abandonada en el valle de Schöenstatt, cerca de la ciudad de Vallendar (Alemania). Ese día, reunido junto con unos jóvenes, se consagraron a María Santísima sellando con Ella una alianza de amor. A cambio ellos lo ofrecían sus oraciones y sus sacrificios, sus éxitos y sus fracasos. La devoción no surge de una Aparición de la Virgen dejando un mensaje sino de una Alianza de Amor que se establece entre María y sus devotos ante una pintura de origen italiano que es la que preside el Altar de cada Santuario en el mundo. El Santuario de Schöenstatt (la palabra "Schöenstatt" significa hermoso lugar) cuenta en la actualidad con mas de 180 santuarios repartidos por todo el mundo y que son replicas del santuario original. En ellos los peregrinos reciben tres gracias principales: el cobijamiento espiritual, la transformación interior y la fecundidad apostólica.

Comentarios