La Provincia
Lunes 25 de Septiembre de 2017

Cumplieron la meta de pedalear desde Bernardi hasta San Nicolás

Hace 15 años que Miguel Ramos recorre 430 kilómetros en bicicleta para venerar a la virgen. En cada edición se suma más gente

Desde ayer cientos de fieles formaban extensas filas en torno a la basílica de la Virgen del Rosario en la ciudad bonaerense de San Nicolás, para participar de misas en el marco de la vigilia por el 34° aniversario de la aparición mariana que se celebra hoy.

Miles de personas llegaron desde distintas localidades del país e incluso de Uruguay, Paraguay y Chile, aprovecharon el fin de semana para acercarse al templo y aguardar la tradicional vigilia. Esta ceremonia, como es habitual cada año, inició a las 0, cuando estallaron los fuegos artificiales y se entonaron los cantos en honor de la virgen. En este marco, desde Conscripto Bernardi había llegado Miguel Ramos junto a sus seis compañeros de travesía que emprendieron la marcha el miércoles montados a sus bicicletas, pedaleando los 430 kilómetros que separan ambas ciudades.

Arribaron contentos ayer cerca de las 17, con la satisfacción de la meta cumplida. En el caso de Ramos hace 15 años realiza este trayecto a partir de una promesa que se fue renovando cada mes de setiembre. Desde 2003 a 2005 fue solo, y en las ediciones posteriores se fue sumando más gente. En esta oportunidad lo acompañaron Rubén Gausto, también oriundo de Conscripto Bernardi, quien fue por primera vez, al igual que Beto Fonseca y Pablo Ortega; además formaron parte del grupo Lautaro Berales y Santiago Romero, quienes ya participaron en ediciones anteriores, del mismo modo que Osvaldo Moreno, de Federal. En tanto, se unió en Crespo el paranaense Nano López para llegar en conjunto a la ciudad bonaerense que cada año en esa fecha congrega a una multitud de fieles.

"Llegamos más temprano que otros años, porque en el puente Rosario-Victoria nos cruza Gendarmería, ya que no se puede pasar pedaleando, y lo hicieron a primera hora porque más tarde se cortaba por un evento", contó Ramos visiblemente emocionado y feliz de estar en San Nicolás y haber llegado sano y salvo, al igual que sus pares. A su vez manifestó: "Estamos muy contentos, en cada tramo del camino donde había una virgen nos detuvimos para encomendarnos y agradecer. Es una tradición".

Por su parte, Nano López, quien fue por primera vez, también para cumplir una promesa, afirmó: "Me lloré todo cuando llegué. No pensé que iba a ser de este modo arribar y ver a la Virgen, pero me invadió una emoción muy grande".

Al trayecto lo hicieron por tramos, y durante la primera jornada llegaron a María Grande, recorriendo un trayecto de 115 kilómetros. La segunda parada fue en Crespo, y después le siguieron Nogoyá, Victoria, y finalmente San Nicolás.

Dentro del itinerario estaban incluidas un par de paradas para saludar a gente amiga. Una de ellas es una mujer mayor que vive cerca de Pavón, que desde 2003 le brinda algún refrigerio al ciclista que por su fe inquebrantable transita, a sus 60 años y prácticamente sin entrenamiento previo, semejante distancia a puro pedal. Esta vez incluso les preparó una picada para el almuerzo. "Se trata de doña Dora, quien me recibe desde la primera vez que hice esta travesía. Lamentablemente hace unos cuatro años falleció el esposo. Era un matrimonio de abuelos, ahora quedó ella sola. Es adorable y me trata como un hijo, al igual que a todos los peregrinos que vienen conmigo, y me pone muy contento encontrarla cada año", destacó, y agregó que en Villa Constitución, de camino, también pasan a saludar a Olga, otra señora que les manifiesta su apoyo desde hace 15 años. "Pasamos un rato y tomamos unos mates con ella", expresó.

Hoy los peregrinos entrerrianos participarán de los festejos y las celebraciones religiosas, harán la fila habitual para poder saludar la figura de la Virgen, pedir por los más necesitados y porque haya paz en el mundo, y agradecer los favores concedidos, sobre todo la salud.
Ramos, sostuvo que tanta es su fe en la Virgen que cada año confía que llegarán sin problemas a destino y una vez más ocurrió así. Además, contó que reza todos los días por su salud y por el bienestar de su familia y sus conocidos: "Hace 24 años que no tengo que ir a un médico, porque le rezo a la Virgen de San Nicolás y cada mañana tomo agua bendita para sentirme protegido", aseguró.

En el marco de la celebración de la Virgen de San Nicolás, llegaron miles de jóvenes que salieron a pie desde distintas provincias y se realizó anoche una peregrinación de antorchas desde la catedral de San Nicolás.

Cabe destacar que la celebración nicoleña se convirtió con los años en una de las más numerosas manifestaciones de fe del país, dado que suele reunir a más de 1 millón de personas para esta fecha. La Virgen, según testimonios y estudios del Vaticano, se manifestó por primera vez el 25 de setiembre de 1983, ante Gladys Quiroga de Motta, quien vive aún a 50 metros del santuario.



Comentarios