La Provincia
Sábado 03 de Junio de 2017

Cumplen 7 años las trillizas gemelas de Chajarí

Son un caso cada 200 millones de embarazos. La historia.

Valentina, Delfina y Solange llegaron a este mundo el 5 de junio de 2010. Apenas dos meses antes, Verónica, la mamá, se hizo una ecografía y recibió la noticia: "Es un embarazo trigemelar". La confirmación que en un principio pudo haber confundido y provocado temor a la familia Cardozo y Duarte, de a poco se fue asimilando como una bendición. Y las pequeñas llegaron para ser las hermanas menores de otros tres hijos del matrimonio de Verónica y Guillermo.

Nacieron en el Sanatorio Concordia y pesaron menos de dos kilos cada una, motivo por el cual debieron permanecer internadas durante un mes en neonatología. Las "trilli", como las llaman, son muy simpáticas y todo el tiempo están riendo. Cursan el primer grado en el Colegio San José, cada una en una división distinta. La similitud física no se traslada a las características personales. No obstante, son muy compinches y cómplices. Al punto tal que ellas mismas reconocieron que confunden a sus compañeros al momento de identificarse, ya que ellos no pueden diferenciarlas y eso les causa mucha gracia.

"Ella es la más chiquita" dice Valentina, presentándose como la líder del trío y señalando a la "más pequeña" -por su peso-, Solange, quien busca resguardarse en sus dos hermanitas. En tanto, Delfina, quien nació segunda, se caracteriza por su coquetería. "Cada mañana pasa tiempo con el peine y frente al espejo", refirió su mamá.

Cuando eran bebes, desde la comunidad llegó la ayuda con ropas, pañales y leche. Y si bien tuvieron algunos altibajos en la estabilidad económica, la fe que profesan los mantuvo unidos, fortalecidos y encontraron el camino para salir adelante, sosteniendo a la familia con la elaboración y venta de comidas. Asimismo, en esa organización contribuyen los hermanos mayores, que tuvieron y tienen un rol importante en el cuidado de las niñas y en el trabajo diario.

"Hay momentos que no los recuerdo", expresó Verónica al preguntarle cómo se organizaba con las tareas que demandaron en su momento las tres bebas: mamaderas, pañales, baños y una atención especial que una sola persona no la puede dar. Además, hasta los dos años, también las amamantó. "Gracias a Dios nunca tuvieron un problema de salud", enfatizaron los papas, quienes durante toda la entrevista trataron de mantener quietas y calladas a las simpáticas trillizas.

Oportunidad en que se dio el nacimiento por cesárea en el sanatorio Concordia, el doctor Pablo Sandri, integrante del equipo que recibió a las trilli, había declarado que "son contados con los dedos" los casos de trillizas gemelas.

Según las estadísticas, embarazos de estas características se da uno cada 200 millones. "Y justo me tuvo que tocar a mi" bromeó Guillermo, quien tiene un hermano mellizo.

Los Cardozo y Duarte no tiene más que palabras de agradecimiento para los vecinos, la comunidad en general que siete años atrás los proveyó con lo que necesitaban las pequeñas y, fundamentalmente a Dios "a quienes estamos muy agradecidos, porque siempre buscamos salir adelante", resaltaron.

Por tres: ¡Feliz cumpleaños! ¡Feliz cumpleaños! ¡Feliz cumpleaños!

Comentarios