Tránsito
Lunes 19 de Junio de 2017

Cuando el carril se transforma en exclusivo para los infractores

Un colectivero de Paraná envió fotos a UNO sobre la falta de control en el tránsito. Aseguró: "Después quieren que andemos a horario"

En julio de 2016 comenzó a regir el cambio de circulación en las calles céntricas de Paraná y el hecho había generado debates previos, opiniones de apoyo y de rechazo, dudas y desconfianzas. El objetivo era –y lo sigue siendo– mejorar la circulación, dar fluidez, lograr en pocos minutos ingresar y salir del centro, y permitirle al transporte público mayor eficiencia. Una de las claves, y esto se dijo desde siempre, fue el carril exclusivo para los colectivos, taxis y remises solo con pasajeros, patrulleros, bomberos y ambulancias. Un chofer de la Línea 8, cansado de los infractores, les tomó un conjunto de fotografías con su celular y aseguró: "Y después quieren que andemos a horario".

En la web de UNO (www.unoentrerios.com.ar) la galería de imágenes y el mensaje del colectivero fue una de las notas más leídas y así se mantuvo en lo alto del podio, al menos por varias horas del domingo.

En las imágenes se ve aquello que molesta para quienes cumplen con las normas viales: un auto estacionado en la parada de un colectivo por calle Andrés Pazos; vehículos que pararon dentro del carril exclusivo; una ambulancia que debió parar en la senda peatonal de una esquina por no poder seguir y ante el verde del semáforo la imposibilidad de poder avanzar del resto; y un utilitario –y en otra foto una camioneta– a la espera del verde del semáforo y parado en el carril exclusivo adelante de un colectivo. Son instantáneas de la vida urbana cotidiana de una capital provincial que al parecer, aún no tiene resuelta su educación vial.


Infractores (3).jpg


Una de las principales quejas sobre el transporte público es la demora en llegar, ese tiempo que se pierde en las garitas o a cielo abierto. Según la línea y el día de la semana, se sabe que aveces hay más de 20, 30 y hasta 45 minutos hasta que llegue el colectivo. Pero el conjunto de imágenes llegó a la Redacción con un mensaje claro: "Siga la joda señor Varisco. Y después quieren que andemos a horario los choferes de colectivos. Acá está unos de los motivos de porqué no podemos cumplir con lo que los usuarios reclaman. Ponga a trabajar a la gente inoperante que dicen llamarse inspectores de Tránsito". Una de las fotografías también fue publicada ayer en el Buzón de Mensajes.

Desde que se promovió esta iniciativa del cambio de circulación de las calles hace un año, las autoridades municipales explicaron como objetivos mejorar la organización del tránsito en la vía pública, lograr una mayor eficiencia del transporte de pasajeros, disminuir los tiempos de viaje y de espera para los usuarios de colectivos, garantizar una mayor seguridad vial y optimizar los recursos en el funcionamiento del sistema vehicular. Sin embargo, todos los días, y de esto conocen también los que sí cumplen con las reglas, se ven automovilistas que movidos por cierto apuro u oportunismo se suben al carril exclusivo y por allí transitan y en Gualeguaychú, por ejemplo, utilizan el semáforo particular de la mano derecha según la conveniencia; se trata de toda una maniobra que no solo retrasa al transporte público sino que pone en peligro al que circula de manera correcta y desea doblar en dirección a Alem. Por lo general no hay inspectores de Tránsito que controlen este aspecto. Sí los hubo al principio de la medida, se los vio hace un año ubicados cada tantas esquinas dando órdenes precisas que ordenaron de manera efectiva el tránsito: casi no hay conductor paranaense que no conozca cómo funcionan los carriles exclusivos. Sin embargo, con el paso del tiempo el control se dejó de lado, al menos ya no se ven. Incluso para quienes visitan Paraná les es difícil conocer dónde ubicarse o a qué semáforo darle importancia.


Infractores (1).jpg
En falta. Carlos, chofer de la Línea 8 tomó las imágenes el viernes cansado de los infractores. 
En falta. Carlos, chofer de la Línea 8 tomó las imágenes el viernes cansado de los infractores.


En la redes sociales las imágenes del colectivero tuvieron gran repercusión.


Embed


Cuando se puso en funcionamiento el cambio de circulación, UNO salió con un cronómetro a la calle. En auto particular, desde Cinco Esquinas al centro por Gualeguaychú no se demora más de 14 minutos y para salir por 25 de Mayo el tiempo que se pierde de suerte alcanza los ocho minutos. En colectivo, si todo funcionara como corresponde, llegar al centro demanda no más de 10 minutos y casi 13 para salir.

Con esos marcadores, nada justifica la infracción.



Comentarios