Educación
Lunes 17 de Abril de 2017

Comienza la Diplomatura en Formación en Género en la UTN

La propuesta académica, con más de 100 inscriptos, apunta a una reconstrucción que permita modificar estereotipos culturales

En el marco de un convenio con la organización santafesina Acción Educativa, la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) Regional Paraná iniciará este fin de semana una Diplomatura en Formación de Género. La propuesta consta de ocho módulos de cursado y un equipo docente especializado, con experiencia y trayectoria en la temática.

A poco de iniciarse el sábado el primer módulo –cada uno aborda un tema, una bibliografía y tiene un docente específico–, hay más de 100 inscriptos, según confirmó a UNO Mónica Rivero, una de las integrantes de la comisión organizadora.

"Acción Educativa será el sexto año que implementa este tipo de Diplomado. Uno que realizamos es de Género y Derechos Humanos; y el otro es sobre Trata y Tráfico de Personas. Lo hemos estado haciendo con la Universidad de Villa María (Córdoba), y este año, a partir de una inquietud de la UTN Paraná, llevados por el contexto actual, se vio la importancia de poder generar un espacio educativo sobre este tema allí", fundamentó la profesional.

Acerca de la propuesta académica, contó que apunta a generar espacios de reflexión sobre la temática de género, el rol de la mujer en la sociedad actual, cuáles son las principales dificultades, y cuáles son los problemas emergentes que se están dando, cómo se van dando los femicidios, cada vez más crueles, en gente más joven, qué características tienen, y cuáles son los dispositivos culturales que funcionan en un varón, para que termine con la muerte de una mujer. "Es decir –remarcó–, hay toda una serie de dispositivos culturales que nos cruzan a toda la ciudadanía, también a los jueces cuando toman determinadas resoluciones. Ningún ámbito de la sociedad está libre de ideología o posicionamiento, por lo cual hay como un soporte cultural común en Occidente que tiene que ver con esto del patriarcado, que tendrá diferencias, que va adoptando diferentes características, pero que tiene como un patrón común, una concepción que funciona como un patrón cultural común".

Es por ello que, a criterio de Rivero, hay que empezar a reflexionar sobre esa construcción cultural. "¿Desde qué lugar se toma una decisión, desde que lugar se elaboró un Código Penal, una ley? Porque el patriarcado no es algo abstracto, sino que va aterrizando en estructuras institucionales de las sociedad. No solamente la Justicia es patriarcal, lo son las escuelas, y muchas otras instituciones. El patriarcado se fue consolidando a lo largo de los tiempos en instituciones que lo sostienen: la ciencia, el derecho, la escuela, la familia. Entonces es necesario revisar el interior de esas construcciones, para reconstruir estas visiones o miradas injustas o inequitativas, para empezar a construir nuevos paradigmas de relación, más justa, más equitativos y democráticos".


***
Detalles


El diplomado que arrancará el sábado tiene la modalidad de un encuentro mensual de carácter intensivo, de 9 a 17. Luego de la instancia teórica, hay espacio para las lecturas y la realización de trabajos prácticos, que permiten la reflexión. Se han inscriptos personas integrantes de programas de gobierno de las áreas sociales o de la Mujer, tanto municipal como provincial; integrantes de las fuerzas de seguridad, profesionales de centros de salud como psicólogos, trabajadoras sociales, de organizaciones sociales que trabajan con mujeres; estudiantes y trabajadores de medios de comunicación.

La instancia fue creada a partir de una inquietud de la UTN Paraná, en un contexto en que Entre Ríos se vio sacudido –lamentablemente, en forma repetida en los últimos meses– por una serie de femicidios consecutivos a fin del año pasado, en pocos días, en Paraná, Concordia y Concepción.

"No es para nada un tema académica de la UTN, que se dedica a la transmisión de contenidos específicos. Por lo cual es bueno y un desafío para la UTN poner estos temas, porque los científicos y las ciencias no están exentos de las relaciones patriarcales. Por ejemplo uno ve que en estas facultades, tal vez en un año hay una sola mujer, y hay 40 varones cursando en una división, eso también es una relación patriarcal: cómo el acceso al mundo de la ciencia es dificultoso para las mujeres, tanto que pueden ingresar o después sostenerse, o las resistencias en el mundo laboral", remarcó Rivero.

La profesora y coordinadora de Acción Educativa se refirió a los distintos ejes temáticos que se abordarán en el diplomado, y al señalar el módulo Mujer y Trabajo, hizo hincapié en los estereotipos para la mujer, en la docencia o en ámbitos de la salud. "Son espacios de cuidados y de contención, entonces socialmente, la mujer está estereotipada como quien contiene, quien tiene capacidad de establecer ese vínculo pedagógico, ese diálogo de cuidado que es necesario para la salud. Ahora, si se analizan como hicimos el año pasado las estructuras institucionales del gobierno de Santa Fe, hay solo una ministra Mujer, que es la de Educación. En todos los demás son varones".

"Por eso decimos –reflexionó– que el patriarcado no es una cosa abstracta: se sienta hasta en nuestra mesa cuando almorzamos y entra en nuestra cama para ver qué tipo de sexualidad desarrollamos o construimos las mujeres y los varones. El diplomado permite generar espacios de conocimiento, acercarnos a ese corpus de conocimiento que ya está escrito, tiene muchos años y se va modificando y actualizando. Con esas lecturas, podemos ver cómo nos cruza a nosotros en nuestras familias, en la institución donde trabajamos, en el barrio, en el club. Hay construcciones culturales que regulan las relaciones sociales y que van estableciendo situaciones desigualdad, injusticia, no solo entre varones y mujeres, sino en toda la diversidad sexual".



***
La responsabilidad de los medios



Otro de los módulos de la Diplomatura se refiere a los medios de comunicación. Al respecto, la coordinadora de la ONG sostuvo que no solo tiene que ver con la aplicación de un lenguaje no sexista, sino que analizando cualquier caso de femicidio se puede observar qué cosas aparecen y dónde se pone el énfasis.

"Hay referencias como si la víctima caminaba sola por la calle, si era una hora apropiada para que vaya sola por la calle, como si hubiera que distinguir entre un varón y una mujer para ir sola por la calle; debería poder ir sola y no ser víctima de un acto de violencia. Incluso, hasta qué cosas se muestran de la víctima, porque muchas veces se muestran cosas de su Facebook, y son chicas jóvenes que en esa red hacen una muestra de su físico o ropa, y pareciera que ésa es la persona", planteó.

Por tal razón, marcó la importancia de los medios de comunicación como constructores de sentidos comunes. "Son un buen vehículo para poder reflexionar sobre nuevos paradigmas, que podamos pensar y mirar de otra manera, las cosas, a las jóvenes, a las mujeres. Muchas veces el medio de comunicación va reforzando ese estereotipo de qué está permitido y qué está vedado para la mujer", insistió.



***
Últimos cupos


Con últimos cupos disponibles, sigue abierta la inscripción para el Diplomado con certificación universitaria de Formación en Género desde la perspectiva de los Derechos Humanos. La propuesta inicia este sábado y se realizará de manera presencial en la Facultad Regional Paraná de la UTN, en ocho encuentros (uno por mes), los días sábado.

Por consultas e inscripciones, escribir a capacitacionesaesantafe@gmail.com; o a capacitacion@frp.utn.edu.ar.



***
"El violento no es un enfermo"


A criterio de Rivero, el violento "no es un enfermo, como el violador, que tampoco lo es. Construyen un modo de relación que tiene que ver con la violencia; en lugar de la mediación de la palabra, van directamente al acto. Entonces la persona violenta se construye en círculos violentos, familiares, de amigos, donde va circulando una violencia, que a veces al interior del círculo no se observa ni se detecta, pero desde afuera sí. Entonces sus respuestas van a ser así. El violador es alguien que goza del acto sexual con la dominación del otro, sin importar nada, es solo la consumación de su propio deseo. Con lo cual somete a la otra persona en situación de objeto, no de sujeto", sostuvo la profesional y coordinadora de la ONG Acción Educativa de Santa Fe.


Comentarios