Paraná
Jueves 03 de Agosto de 2017

Colapsan las cloacas y los nervios de los vecinos que viven alrededor

En la Defensoría del Pueblo se incrementaron este año las denuncias de gente afectada por déficit estructurales y por taponamientos

Desde hace largo tiempo proliferan en Paraná los problemas con las cloacas, en diferentes zonas. Desde la Defensoría del Pueblo admiten que es uno de los principales motivos de consulta, reclamo o denuncia que reciben en el organismo, sobre todo en lo que va de este año. También en la línea 147, de Atención al Vecino, reciben numerosos llamados para pedir soluciones al municipio. Y a pesar de los esfuerzos que realizan las distintas áreas para poder dar una respuesta a una situación que se torna insalubre para quienes viven en cercanías de los lugares donde se suscitan los inconvenientes, las quejas se acrecientan.


Silvia Pidoux, referente del área de Servicios al Ciudadano de la Defensoría del Pueblo de la capital provincial, comentó a UNO que si bien hay problemas recurrentes de larga data en distintos barrios, en los últimos tiempos se sumaron además dificultades con el sistema cloacal de barrios nuevos construidos por el Instituto Autárquico de Planeamiento y Vivienda (IAPV), vinculadas a déficit estructurales de la edificación de estos complejos habitacionales. "Hay diferentes cuestiones. Algunas tienen que ver con problemas de vieja data con temas no resueltos con el IAPV. La Municipalidad incluso le demandó al organismo que presentara los planos antes de habilitar los barrios 199 Viviendas y 101 Viviendas. En su momento no se entregó la factibilidad y hoy tienen graves problemas cloacales porque no tienen salida las redes internas".


Si bien aclaró que finalmente pudo resolverse la situación en el 199 Viviendas, recordó que fue tras recibir el reclamo e intervenir la Justicia. "La Municipalidad se está haciendo cargo del mantenimiento de las estaciones elevadoras y está funcionando. No así el 101 que todavía sigue acusando problemas, ya que hay que ver cómo responde al municipio el IAPV y las empresas que trabajaron la construcción de estos dos barrios", indicó.


Pidoux comentó que el martes recibieron un extenso informe sobre la situación actual del complejo sobre el que todavía no se logró resolver el déficit, donde se da cuenta qué se realizó hasta ahora por parte de la comuna. Si bien lo están revisando, adelantó: "Las medidas que están tomando son solo paliativas. La estación elevadora de las 199 Viviendas tendría que estar descargando en el barrio 101 Viviendas, pero no ocurre porque ahí no funciona el sistema como debería para poder recibirlo".


Raúl Rousseaux es uno de los habitantes de este barrio, que fue construido a partir de la firma de un convenio de complementariedad entre la Cooperativa de Vivienda, Consumo, Servicios Sociales y Crédito Limitado (Vicoer) y el IAPV. Él, como la totalidad de los integrantes de las 101 familias que con esfuerzo accedieron a la casa propia y con mucha ilusión se mudaron a este complejo, están en riesgo constante de contraer alguna enfermedad por estar expuestos al contacto con las aguas servidas.


Desde la Municipalidad anunciaron hace poco más de un mes que "la construcción de la red colectora cloacal con descarga a la Planta de Tratamiento 101 Viviendas Vicoer en su primera etapa fue adjudicada a la empresa MLD de Enrique Ruiz Díaz, aún sin inicio de obra, por 1.693.149,16 pesos". Sobre este punto, rebatió: "La Municipalidad anunció el llamado a licitación de pliegos, pero no se avanzó en nada para resolver esta situación. Lo único que avanza es la contaminación y sentimos un vacío absoluto. El responsable es el municipio. Nos mudamos hace seis años y cuando se empezó a romper el digestor nunca hicieron mantenimiento".


"Es insoportable el olor y vivir entre las napas contaminadas", confió Rousseaux, viablemente angustiado por esta situación, mientras dejó en claro que quienes viven en el lugar no se resignan a convivir con los olores nauseabundos y con una situación de insalubridad permanente.


La mayoría de quienes viven en la zona son matrimonios jóvenes con niños pequeños y la preocupación se acrecienta cuando ellos salen a jugar a los espacios al aire libre.


A su vez, comentó que trataron de generar una mesa de trabajo con la Defensoría del Pueblo y que elevaron informes al Concejo Deliberante, con nulos resultados, por lo que se sienten decepcionados.


Consultado sobre el tema Roberto Sabbioni, titular del Centro de Integraciones de los Servicios Públicos de la Municipalidad, señaló a UNO: "Estamos trabajando bastante bien con el tema de cloacas, aunque seguimos teniendo algunos inconvenientes en lugares puntuales. No obstante ya hemos hecho las licitaciones correspondientes a los efectos de resolver estos problemas".


"Hemos tratado de evitar confrontaciones con el IAPV y la Provincia, y de no judicializar la situación para no afectar más a los vecinos. Entendemos que al problema hay que solucionarlo de alguna forma, y tomamos la posta para hacerlo de la mejor manera posible", afirmó, a la vez que subrayó: "Con estas últimas licitaciones a las que se llamó se van a hacer ramales nuevos y reparaciones".


Cloacas (2).jpg
Desborde. Aguas servidas. 
Desborde. Aguas servidas.



Usuarios con falta de conciencia



Además de los serios inconvenientes que sufren en los barrios con problemas estructurales en el sistema cloacal, se multiplican las presentaciones en la Defensoría del Pueblo debido a situaciones que se generan por obstrucciones que hacen rebalsar las conexiones. En este marco, Silvia Pidoux comentó: "Hay problemas puntuales de todos los días por desbordes cloacales. Lugares reincidentes son Lomas del Mirador 1 y barrio El Sol, por ejemplo, que tienen obstrucciones en sus desagües. En el primer caso tienen dificultades porque se conectaron mal las piletas decantadoras y hay algunos problemas internos para desaguar, por eso rebalsan".


También mencionó otras zonas y señaló que en muchos casos hay un mal uso de parte de los vecinos, que tiran desechos en el sistema cloacal, los que provocan los taponamientos. "Los problemas de cloacas se han incrementado en relación a otros años, o por lo menos se sienten más", sostuvo. No obstante, aclaró: "Hay que mencionar que tenemos contestación de manera automática de algunas áreas del municipio, por lo menos de Saneamiento por la parte de desobstrucción, donde el personal recurre a brindar una solución, pero de los cientos de ciudadanos que reclaman por cloacas a nosotros nos llega un 10%".


Roberto Sabbioni explicó: "El mal uso genera cuestiones críticas. Cuando hacemos un operativo sacamos cualquier cosa de las cloacas. Además hay muchos problemas por la gente que se cuelga; en Paraná hay muchísimas conexiones clandestinas, y hasta tenemos caños pluviales conectados a la cloacas".


Comentarios