La Provincia
Miércoles 12 de Julio de 2017

Citroneros coparon las calles de ciudades y pueblos entrerrianos

El primer Citro Tour del país fue organizado en la provincia por un grupo de fanáticos de los vehículos que son una leyenda nacional

El Citro Tour Entre Ríos 2017 causó sensación en cada una de las localidades que recorrieron quienes participaron en esta travesía inédita en Argentina y que se realizó por primera vez desde el sábado y extraoficialmente culminó ayer: si bien en un principio el itinerario contemplaba tres días de viaje, sumaron uno más para visitar otras localidades de la provincia.


Fueron unos 20 autos Citroën fabricados entre la década del 1970 y mediados de 1980 los que se sumaron a una caravana que arrancó en Paraná y pasó por Villa Urquiza, Piedras Blancas, Santa Elena, San José de Feliciano, Federación, General Campos y Concepción del Uruguay. En cada lugar, los esperaba la gente, para compartir la experiencia de transitar por las rutas comandando un automóvil que ya es leyenda nacional. Cada Municipio que los esperó, organizó algún programa especial y algunos hasta incluyeron la visita como atractivo turístico.


Los mentores de esta iniciativa fueron los integrantes del grupo Citroneros de Entre Ríos, quienes se juntaron hace dos años, unidos por una pasión común por este vehículo, que fue un ícono de la clase media nacional, algunas décadas atrás. Javier Robledo, uno de los representantes de la agrupación, contó a UNO: "Tengo un 3CV modelo 72 y hace dos años que venimos generando movidas. Los dos primeros años realizamos encuentros en Valle María y fueron muy exitosos. Pero este año nos planteamos hacer algo diferente, no quedarnos quietos, y propusimos un viaje de tres días". Mientras aún estaba transitando la ruta camino a su casa, en Diamante, comentó: "Nos propusimos reunir 20 vehículos como mínimo por la logística, porque fue un viaje de más de 1.000 kilómetros con autos modelo 70 en adelante, el más nuevo era modelo 85. Contratamos una grúa, tres mecánicos y llevamos una serie de repuestos para hacer frente a cualquier dificultad que pudiésemos tener en el camino".


citro foto 1.jpg



Robledo, quien además es un referente del turismo en la provincia, destacó: "El propósito del Tour fue mostrar ciudades y pueblos que son destinos turísticos incipientes, con su cultura, con la gente que habita cada una de estas comunidades, y proponer además una alternativa inédita en Argentina que es recorrer lugares de Entre Ríos en autos clásicos de esta categoría, mostrando los encantos que tenemos en la provincia".


Robledo adelantó que el año que viene se va a renovar esta propuesta y se van a recorrer otros destinos turísticos diferentes a los que ya se visitaron este año y expresó: "La idea es hacer de esto una propuesta turística integral, con una forma muy cuidada. De esta forma procuramos generar impacto turístico, tal como se vio ahora en hotelería, gastronomía y en estaciones de servicio. Aparte de ser una opción que promueva los atractivos de la provincia, procuramos que esto contribuya a generar más empleo y trabajo, que es algo que tanto necesitan las localidades entrerrianas".



***
Una gran familia



El grupo Citroneros de Entre Ríos está integrado por gente de Oro Verde, Victoria, Diamante, Gualeguaychú, Federación, General Campos y de otras localidades de la provincia. Se autoconvocan por la página de Facebook que lleva su nombre y no cuentan con una comisión ni tiene autoridades: "Somos un grupo de aficionados y apasionados por estos vehículos. Periódicamente organizamos distintas escapadas y salidas, como un día de campo, otro de capotas abiertas, algún encuentro en Villaguay o donde se pueda; hacemos una cena o un almuerzo y sumamos alguna propuesta cultural del lugar adonde vamos, promoviendo obviamente que la historia no se muera y que un auto que ha sido un ícono de la clase media, sobre todo en la década del 70, siga vigente y no se pierda", sostuvo Javier Robledo.


A su vez, rememoró con nostalgia y emoción la presencia de los autos Citroën en su vida: "El primer auto que tuvo mi papá fue un Citroën, aprendí a manejar y me iba a estudiar en un Citroën, también me casé y me fui de luna de miel en un Citroën. Hay mucha historia en torno a este auto que te roba una sonrisa y te arranca una lágrima y eso es lo que nosotros perseguimos. Lo lindo que hay atrás de esto es la gente, con sus historias".


Citroen (3).jpg



En este marco, resaltó: "En realidad el auto es una excusa, un enlace y un puente para que nos vinculemos en forma humana nosotros. Si hay algo significativo en todo esto es la solidaridad y fraternidad que se forja. Acá no necesitás tener autos de salón, sino que puede participar cualquier auto, en las condiciones en las que esté. Lo que buscamos es sumar adeptos que compartan esta pasión que nosotros sentimos".


"Formamos una familia hermosa de personas a las que les gusta este tipo de autos y a través de los fierros compartimos el conocimiento y la amistad, además de fomentar que esta leyenda tenga vida", concluyó.


***
Disfrutar y compartir, en cuatro ruedas


Desde que salieron de Paraná, el jueves pasado bien temprano, fueron visitando los principales atractivos de las localidades incluidas en el itinerario, como costaneras, campings, museos, playas y miradores. En cada lugar fueron muy bien recibidos y hubo Municipios que les organizaron un desayuno de bienvenida, un almuerzo o una cena. Generaron tanta expectativa que en Feliciano, por ejemplo, la Municipalidad los incluyó en los festejos del Día de la Independencia Argentina. En Federación la Secretaría de Turismo los agasajó con exquisiteces de la región y luego flamantes conductores visitaron las termas y el parque acuático de la ciudad; y ayer estuvieron en el Palacio San José en Concepción del Uruguay y las termas de Basavilbaso.



Citroen (2).jpg



Durante la travesía, exhibieron sus vehículos en la plaza del pueblo o la ciudad en la que hicieron escala, para que los vecinos pudieran sacar fotos y charlar con ellos e intercambiar vivencias; y seguramente habrá habido más de uno que en ese ida y vuelta de palabras y emociones pudo recordar hazañas a bordo de algún Citroën. "Nos acompañó un fotógrafo de aventura y además la gente del programa El Garage, que seguramente mostrará al país lo que significó esta travesía", comentó Javier Robledo.


Pero además del esparcimiento, como una suerte de embajadores viales, en conjunto con la Policía de Entre Ríos realizaron charlas de concientización para fomentar el manejo responsable en las rutas y zonas urbanas, con el fin de incentivar la prevención de accidentes. Fue un emprendimiento loable que contribuye al bien común y vale destacar.


Comentarios